Archivo diario: julio 27, 2011

El tren más antiguo del metro de Madrid se despide de las vías españolas y realiza su último recorrido

Adiós a un histórico. Ayer se realizó el último viaje de un tren de la serie 5000 primer modelo, una joya ferroviaria del suburbano cuyas primeras unidades entraron en funcionamiento en 1974. Este último tren modelo 5.000 primera serie llevaba más de 31 años circulando por la Línea 9 y realizó su último trayecto entre las estaciones de Plaza Castilla a Mirasierra.

Ras unidades fueron construidas por CAF(parte mecánica) y Westinghouse Española, S.A. (parte eléctrica). En total se construyeron 130 coches, formando unidades de dos coches en composición motor-motor, pudiéndose formar trenes de dos, cuatro ó seis coches.

Durante el viaje de despedida, el consejero de Transportes, Antonio Beteta, destacó lo importante que fue la incorporación de estos trenes a la flota ferroviaria del Metro de Madrid, ya que fueron los primeros de gálibo ancho (más anchos que los anteriores), y los primeros en estar dotados con electrónica de control, protección de tren, conducción automática y radiotelefonía entre el tren y el puesto de mando.

Estos trenes han sido sustituidos por otros de este modelo pero de segunda y cuarta serie, y otros del modelo 6.000, dentro del plan de renovación de la flota ferroviaria de la Comunidad en el que ya se han introducido, en la línea 6, 17 unidades del último modelo 8.400 que son lo que fueron los 5.000 1º en su día, vanguardia y tecnología punta.

Algunos de los trenes 5000-1ª serie van a tener una segunda vida, pues se encuentra muy avanzado el proceso de venta de un total de 24 coches (cuatro trenes de seis coches cada uno) al Subte de Buenos Aires (Argentina), para ser utilizados en su línea B. De hecho, hace unos meses se envió una unidad de la serie a Buenos Aires para pruebas de validación, que resultaron totalmente satisfactorias.

Según la historia del metro madrileño, las unidades de esta serie formaron parte del Plan de Ampliación de la red de Metro de Madrid de 1967 y se pusieron en servicio entre los años 1974 y 1976.