Archivo diario: julio 3, 2011

Los comerciantes del centro de Zaragoza piden una moratoria de dos años para las obras del tranvía

Los comerciantes zaragozanos han pedido al Ayuntamiento una “moratoria” de dos años en las obras del tranvía por el centro histórico de la ciudad, la búsqueda de alternativas al trazado ante los graves perjuicios económicos y al empleo que prevén, y que se exima de pagar tributos a las empresas afectadas. Una petición sobre la segunda fase de la línea 1 del tranvía que ha hecho llegar la Federación de Empresarios de Comercio y Servicio de Zaragoza y Provincia (ECOS) al Consistorio, en un documento que trasladarán también a todos los grupos políticos municipales.

Los comerciantes de la zona centro aseguran que con las obras se prevé una disminución en la facturación, también de los hoteles, de entre el 40% y el 50%, con las consiguientes dificultades para mantener el empleo, según el secretario general de la organización, Vicente Gracia. Según Gracia, el valor comercial de los establecimientos se reduce el 50% durante las obras de dicha infraestructura, al tiempo que precisa que el trazado perjudica a las pequeñas empresas y beneficia a las grandes distribuidoras de la periferia.

El escrito plantea un aplazamiento de las obras del tramo Puente de Santiago-Plaza Paraíso, por un plazo no inferior a dos años, una vez finalizado el tramo Parque Goya-Puente de Santiago, y que mientras tanto se realice un estudio de las afecciones económicas de las empresas y el empleo que contemple la posibilidad de no atravesar el centro histórico.

El Ayuntamiento, “sin previo aviso, sin información y con estiaje” va a comenzar la segunda fase de las obras del tranvía “, ha destacado el presidente de ECOS, quien se ha referido a la falta de “sensibilidad” del equipo de Gobierno ante la destrucción del empleo, que ascendió a 147 puestos de trabajo en la primera fase y el cierre de 30 establecimientos.

Asimismo, ha subrayado que no quieren que se repitan las pérdidas de las obras entre Valdepastera y Plaza Paraíso, que cifraron en 24 millones de euros, en la principal fuerza laboral de la ciudad, y ha recordado que todos los partidos, sin excepción, centraron su campaña para las elecciones del 22 de mayo en la creación y el mantenimiento del empleo.

El tranvía se puso en marcha en Zaragoza el pasado 19 de abril. Inicialmente se ha abierto el servicio en una línea con trece estaciones desde el barrio de Valdespartera hasta la Gran Vía. El nuevo medio de transporte plantea amplias marquesinas con cubiertas sembradas de sedums para aislar térmica y acústicamente a quienes esperan y rescata aceras anchas y jardines para los ciudadanos. Silencioso, ecológico y puntual, el segundo tramo llegará al parque de Goya, en la margen izquierda del Ebro, en el primer trimestre de 2013 .

Zaragoza fue la última ciudad española en perder el tranvía en 1976. La capital aragonesa ya disponía de una red de tranvías en 1885, en un principio de tracción animal. La primera línea electrificada se inauguró en 1902, cuando la ciudad ya contaba con cinco líneas principales y una secundaria. La red, que se expandía rápidamente, tenía una distribución radial con centro en la actual Plaza de España. Esta red alcanzó su máximo esplendor en los años 50, mientras que en los años 60 comenzó a decaer con la aparición de las primeras líneas de autobuses. El último tranvía circuló por las calles zaragozanas el 23 de enero de 1976, cuando desapareció la última línea de los tranvías de Zaragoza (Parque-San José).

(Imagen Robot8A)