Al maquinista del tren de Cercanías accidentado en Madrid le traicionaron los nervios al aporrear pasajeros la puerta


Los nervios juegan malas pasadas. Y eso es algo qque nadie puede negar. Al maquinista del tren de Cercanías que chocó con otro en la estación de Aluche, en Madrid, el pasado 6 de junio “le traicionaron los nervios” al aporrear la puerta los pasajeros y tirar del sistema de alarma. Aunque aún no se han publicado los resultados finales de la investigación, la secuencia de los hechos fue la siguiente: el tren paró en la estación de Aluche, pero no abrió las puertas. Paró en Aluche un minuto y medio, como es reglamentario, pero el maquinista no activó el sistema de desbloqueo de puertas, que permite a los pasajeros abrirlas, según se ve el vídeo de Adif y relatan desde el colectivo de maquinistas. Al retomar la marcha, los pasajeros empezaron a aporrear violentamente la puerta que les separa del maquinista y, además, uno de ellos accionó el sistema de alarma.

El accidente era inevitable, dadas las circunstancias. Sobre las siete y media de la mañana -hora en que sucedió el accidente- no viajan muchas personas en la línea C5 en el trayecto de Aluche a Móstoles, aunque sí es hora punta en dirección contraria, es decir hacia Madrid. Por ello sólo fueron atendidas por los servicios sanitarios unas sesenta personas entre los dos trenes, “seguramente casi todos los pasajeros que iban en ellos. Por las indemnizaciones”, explican desde el coletivo de maquinistas.

El tren se paró automáticamente y el maquinista “perdió los nervios”, a consecuencia de lo cual, retrocedió para regresar a la estación de Aluche, donde ya se encontraba otro tren, con el que finalmente chocó “a muy baja velocidad”. Se da la circunstancia de que el maquinista, que dio negativo en la prueba de alcoholemia que le realizaron después del accidente, lleva “unos 25 años trabajando, de los cuales, cerca de 20 precisamente en la línea C5, que conoce como la palma de su mano” y no había tenido problemas de ningún tipo anteriormente. Las mismas fuentes señalan también que “no cabe en cabeza de maquinista dar marcha atrás y menos en un túnel y con pasajeros”, ya que significa actuar en contra del reglamento.

Al arrancar en la estación de Aluche para proseguir hacia la de Fanjul, el tren rebasó la señal que automáticamente da luz verde al siguiente tren para entrar en Aluche, que se encontraba en esos momentos a unos 500 metros de esta estación en el túnel entre Laguna y Aluche. Al llegar el segundo tren a la estación de Aluche hizo su parada reglamentaria, abrió las puertas para que subieran y bajaran los pasajeros y entonces recibió el impacto del tren que retrocedía y que desplazó al tren parado “unos tres metros hacia atrás”.

Según las fuentes, descarrilaron los tres primeros vagones -del total de seis- del tren y el accidente no causó heridos graves porque en los vagones delanteros habitualmente no entran ni salen pasajeros en Aluche, ya que las puertas de acceso al andén están situadas a la cola del tren. Esa sucesión de hechos coincide con la versión que dieron en su día los testigos y con los datos que ofreció Juan Javier Pérez Sanz, director general de Servicios de Cercanías y Media Distancia de Renfe, recordaron fuentes de esta compañía. Indicaron que la investigación interna no ha concluido y manifestaron que cuando se produce una investigación judicial de este estilo, Renfe “se limita a colaborar, como es su obligación, y a aportar toda la información que le solicita el juzgado”

(Fuente ABC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .