“Tenemos miedo, pero tenemos que comer”


Miedo, pero son obreros. Necesitan ir al tajo para poder comer. Y por eso aguantan. No les queda más remedio. Las amenazas de ETA a las obras del TAV -el tren de alta velocidad, sus ingenieros, los gestores y las empresas que se ocupan de los tajos son objetivos de la banda terrorista- llevan la inquietud  y el temor hasta la base que sostiene toda la pirámide. “Nosotros solo somos obreros”, afriman en sus puestos de trabajo los operarios del TAV sorprendidos por la campaña de acoso terrorista.

Reproduzco el reportaje de Lino Mondragón que publica hoy El Correo y en el que se hace eco de lo que sucede en los tajos a los que se ha podido acceder.
Operarios trabajan en una de las zonas por donde discurrirá el TAV

«Tenemos miedo tras el asesinato de Uria y las amenazas ahora de ETA, pero también tenemos que trabajar, ganarnos el sustento para nuestras familias», explicaba ayer por la tarde un operario en las inmediaciones de la pequeña localidad alavesa de Retana, junto a los trabajos en marcha para tender el trazado del TAV, el Tren de Alta Velocidad. El tajo corresponde al subtramo II, con una extensión de 5,4 kilómetros entre Ubarrundia y Legutiano.

En esta zona, guardas jurados impiden el acceso de los periodistas y cualquier otro desconocido a un pequeño poblado de casetas de obra, desde donde ingenieros, técnicos y encargados coordinan la marcha de las labores. «No pueden entrar dentro, ni aparcar junto al acceso», explica el responsable del control, que añade que «tampoco puedo hablar con ustedes». Sin embargo, un poco más lejos, al dejar la zona, un operario se atreve a confesar que la gente «tiene mucho miedo». Lo dice, eso sí, cauteloso, sin dar su nombre ni cualquier pista que pueda identificarle. «Estas amenazas me parecen horribles, y qué decir del asesinato de Uria: espantoso», añade.

El personal de seguridad sigue a cualquier coche desconocido e invita a los periodistas a no hacer fotos. «Son peligrosas aunque no aparezcan personas, porque pueden dar pistas sobre dónde o cómo colocar una carga explosiva», explican.

El primer día
Cien metros más allá de este tajo, sin embargo, la situación parece ya más relajada. Una quincena de trabajadores se afana en la construcción del puente de Miñano. Algunos de ellos acaban de llegar de otras provincias y no notan tanto la presión. «Es mi primer día de trabajo. Nosotros cuatro venimos de Aranda de Duero. Hemos oído hablar de las amenazas, pero tenemos que ganarnos nuestras alubias y las de nuestras familias», se limitan a decir. Y tratan de convencerse y quitar dramatismo a la situación: «¿Miedo? ¿Por qué? Si nosotros somos obreros y sólo estamos haciendo un puente». Mientras unos se encargan de andamios y encofrados, otros trabajan para montar las cimbras.

Con ellos se encuentra un eibarrés, Fernando, con dos hijos en la villa guipuzcoana, desde donde se traslada a la obra cada día. «Llevo dos años. Claro que he oído las amenazas y estaba aquí cuando mataron a Uria. ¿Qué sentí? Rabia e impotencia», cuenta. «No creo que a nosotros puedan hacernos algo. ¡Somos obreros! Sería increíble», asegura otro compañero más joven, aunque con un año de experiencia ya en este tramo.

7 Respuestas a ““Tenemos miedo, pero tenemos que comer”

  1. Que alguien nos explique en que perjudica el TAV a los etarras, porque esto ya es increible. Destruir su propia patria ¿estan borrachos o es que ya perdieron completamente la olla?
    Acabaran poniendose bombas a si mismos para reclamar la independencia vasca. Yo no entiendo NADA.

  2. En cierto sentido ideológicome imagino que verán el TAV como un elemento de unión del estado español, lo cual (como todo medio globalizante) haria entrar más facilmente idealismos, productos, personas, etc contrarios a los suyos propios, y por eso lo ven como una amenaza.

  3. Es más fácil controlar a la población geográficamente aislada. Siempre se han amparado en las montañitas vascas y el TAV es un medio de transporte/comunicación amenazante.

  4. Decia Pio Baroja que el nacionalismo se cura viajando. El ave, es progreso, ver gente nueva, salir del aldeanismo, sucunbir ante el progreso venido del estado opresor y además gratis. Hay que tener a los vascos como borregos incultos, sin contacto con el exterior. Vivan los movientos liberadores de la opresión que matan sin dudar a sus propios compatriotas por….nada.
    Que pena de vascongadas, que imagen ante europa occidental. Lo penoso es que acabaran aburriendo a españa y a europa y como consecuencia los mandarán fuera de españa y por ende fuera de europa, con fronteras, aduanas, fuera del euro, aislamiento, una nueva Albania, pobre y miserable. Como podran luego aguantar su hoy por hoy excelente nivel de vida? hambre y miseria. Ya lo dijo De Gaulle, nacionalismo igual a guerra, en los balcanes se ha confirmado, en alemania antes, en españa está por llegar por segunda vez despues de franco.

  5. Un provenzano

    Ya veo que inteligencia la vuestra, al relacionar la modernizacion con un puto tren que te lleva a otro pais, madrizz, si creeis q

  6. Un provenzano

    por viajar a madrid uno ya se convierte en metropolitano para dejar de ser un provenzano. Sois un atajo de fanaticos

  7. Un provenzano

    En otras cosas mas importantes deberia gastarse el dinero este estado. Además de la destruccion q hace allá por donde pasa. Derrumbamientos, cortes al paso del agua natural, total para q cuatro buitres acorbatados, se sientan más cerca de SU ESPAÑA,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.