Archivo de la etiqueta: subterráneo

Treinta años de metro en Valencia

El metro de València cumple 30 años en servicio con cerca de 1.400 millones de viajeros transportados. El 8 de octubre de 1988, Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ponía en servicio el primer tramo subterráneo que permitía que València se convirtiera en la tercera ciudad española con metro, tras Madrid y Barcelona. Tras tres décadas de servicio la red alcanza los 156 kilómetros (26,5 kilómetros en subterráneo), 138 estaciones (35 soterradas) y 63.843.233 usuarios acumulados en 2017.

FGV inició su servicio comercial el 1 de enero de 1987, una vez completado el proceso de transferencia de las líneas de Feve (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) a la Generalitat, pero no fue hasta el 8 de octubre de 1988 cuando entró en servicio el primer tramo subterráneo. La red de Metrovalencia ha ido creciendo hasta consolidarse como una explotación que combina metro, tranvía y servicio de cercanías. En 1988 contaba con 123,7 kilómetros de red (de los cuales únicamente siete eran subterráneos), con 79 estaciones (ocho soterradas) y 18.324.124 viajeros.

Tras la apertura del primer tramo subterráneo, se unía las líneas de ferrocarril de vía estrecha del norte de la ciudad en dirección a Llíria y Bétera, con la del sur hacia Villanueva de Castellón, a través de un túnel de siete kilómetros de longitud, con ocho estaciones: Beniferri, Campanar-La Fe, Túria, Ángel Guimerà, Plaça Espanya, Jesús, Patraix y Hospital (hoy Safranar). El túnel descendía al subsuelo desde la estación en superficie de Ademuz (hoy Empalme) y salía de nuevo a cielo abierto en València Sud. Posteriormente, se abrió, también en superficie, la estación de Sant Isidre, recuerda la entidad pública a través de un comunicado. El 21 de mayo de 1994 se puso en servicio la Línea 4 de tranvía, con 9,7 kilómetros y 21 paradas. Esta actuación permitió que la ciudad de València fuese pionera en España en la reimplantación de este sistema de transporte.

Casi siete años después de la apertura de las primeras estaciones de metro, el 5 de mayo de 1995, entró en funcionamiento un nuevo tramo entre las estaciones de Palmaret y la estación de Alameda, obra del arquitecto Santiago Calatrava. El 16 de septiembre de 1998 se prolongó la Línea 3 desde la estación de Alameda hasta la de Avinguda del Cid y se puso en servicio el ramal entre Colón y Jesús, llegando así el metro al centro de la ciudad. Además, se conseguía la conexión con Renfe, gracias a la estación de Xàtiva. En 1999, se completó la llegada del tranvía hasta Televisión Valenciana (TVV) y Feria Valencia y del metro hasta Mislata-Almassil. En 2001 se inauguró la nueva estación de Empalme, que se convierte en un importante eje intermodal de València y su área metropolitana.

En abril de 2003 se puso en servicio el primer tramo de la nueva Línea 5, con tres nuevas estaciones (Aragón, Amistat y Ayora) y 2,3 kilómetros de recorrido, que proporcionaría en el futuro un enlace entre la fachada marítima de València y el Aeropuerto de Manises. El 22 de septiembre de 2004 se inaugura la estación subterránea de Torrent Avinguda que se suma a la antigua estación de este municipio de l’Horta Sud. Un año después, el 3 de octubre de 2005 se abre la estación de Bailén. Concebida como núcleo intermodal de la red de Metrovalencia, conectada con la estación central. Este mismo año el tranvía llega hasta LLoma Llarga y Mas del Rosari.

En 2007 se consiguió completar la conexión entre puerto y aeropuerto. En abril se puso en servicio la nueva estación de intercambio de la Línea 5 Marítim Serrería y la prolongación en superficie, hasta la dársena del puerto (parada de Neptú, denominada hoy en día Marina Reial Joan Carles I). En el otro extremo de la Línea 5, el mismo mes de abril se abrió el tramo de prolongación entre Mislata-Almassil y el Aeropuerto de Manises. Con la apertura de estos nuevos tramos se configura un importante eje de transporte público que conecta los tres grandes centros generadores de movilidad del área metropolitana: puerto, aeropuerto y estación central de Renfe.

En octubre de ese mismo año entraba en servicio la línea 6 entre la plaza Tossal del Rei y la estación de Marítim-Serrería, a través de un recorrido de 9,2 kilómetros. En diciembre de 2010 abren las estaciones subterráneas de Alboraya (Palmaret y Peris Aragó) y en mayo de 2011 las de Benimámet y Les Carolinas-Fira que sustituyeron a las antiguas estaciones en superficie. Y el 6 de marzo de 2015 metro llega hasta Riba-roja de Túria, tras años de espera, coincidiendo con la reestructuración de la red de Metrovalencia y el cambio de nomenclatura de las líneas.

Anuncios

La reina Isabel II da nombre a una nueva línea ferroviaria de Londres que se abrirá en 2018

linea-IsabelII-londres-crossrail

Una nueva línea ferroviaria que cruzará Londres bajo tierra ha sido bautizada con el nombre de la reina Isabel II. El proyecto Crossrail, considerado el mayor en infraestructuras de Europa, conectará zonas de los condados ingleses de Berkshire y Buckinghamshire con el de Essex y se inaugurará en diciembre de 2018 con el nombre de la soberana.

El alcalde de la capital británica, el conservador Boris Johnson, fue el encargado de realizar el anuncio, en un evento al que acudió la reina británica, de 89 años, y que se celebró en la estación, aún en construcción, en el céntrico barrio londinense de Bond Street. Isabel II, que para la ocasión lució un atuendo firmado por la diseñadora Angela Kelly en color lila, a juego con un abrigo y un sombrero, descubrió el logotipo morado con su nombre de la ‘Elizabeth Line’. La reina fue llevada en un ascensor industrial hasta esa ubicación, donde contempló parte del túnel, en el que se encontraban los obreros que trabajan actualmente en el proyecto.

“El Crossrail ya está demostrando ser un enorme éxito para la economía británica, al acercarnos cada vez más a este nuevo ferrocarril y creo que es realmente maravilloso que una línea tan importante para nuestra capital lleve un nombre tan significativo”, indicó Johnson en el acto de inauguración. El alcalde agregó que la línea Elizabeth “mejorará radicalmente el transporte a través de la ciudad, proporcionará un tributo duradero a la soberana que más años lleva sirviéndonos”, pues está en el trono desde 1952.

sabel II fue la primera reina que viajó en el metro de Londres en 1969 cuando se inauguró la línea Victoria, mientras que en 1979 fue el príncipe Carlos de Inglaterra quien hizo lo propio con la línea Jubilee. El ministro británico del Transporte, Patrick McLoughlin, consideró el nombramiento de esa línea con el nombre de la soberana “muy apropiado”, dada la larga asociación de la soberana con el transporte de esta ciudad.

Crossrail se empezó a construir en 2009 y tiene un coste de 14.800 millones de libras (18.900 millones de euros). La nueva línea, que cubrirá 118 kilómetros en su mayor parte bajo tierra, implica levantar ocho nuevas estaciones, mejorar 28 ya existentes y excavar 21 kilómetros de vías subterráneas. Varias empresas españolas participan en la construcción de túneles o estaciones, como Ferrovial; ACS a través de Dragados; FCC a través de la filial ALPINE y la compañía Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF).

ACS y FCC se adjudican el megacontrato del Metro de Lima, una de las obras más relevantes del mundo

infografia-larepublica-metro-linea2-llima

Las constructoras españolas ACS y FCC, junto con las italianas Impregilo y AnsaldoBreda y la peruana Cosapi, se han adjudicado el megacontrato para la construcción y explotación de la línea 2 del Metro de Lima por 3.900 millones de euros, la mayor obra de Perú y una de las más relevantes del mundo. Al cambio actual, el contrato está valorado en unos 5.370 millones de dólares, por encima de los 3.118 millones de dólares de la licitación que el consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC,) que lideran la española Sacyr e Impregilo, se adjudicó en junio de 2009 para construir el tercer juego de esclusas del Canal de Panamá.

El ministro peruano de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes, ha asegurado que constituye hasta la fecha el proyecto de infraestructuras más importante que ha llevado a cabo el Gobierno peruano en un solo momento.

El plazo para la fase de construcción es de cinco años y la fase de explotación será de 30 años. Está previsto que en ese periodo la facturación ascienda a 2.400 millones, cifra que podrá verse incrementada, según han señalado fuentes del consorcio, participado al 25 % por el grupo ACS y al 19 % por FCC, el mismo porcentaje que Impregilo. La compañía Metro de Madrid también participa como asesor. Los trabajos emplearán a más de 3.000 personas y, una vez que entre en funcionamiento, la línea dará servicio a más de 600.000 personas cada día, que ahorrarán hasta 90 minutos en su recorrido.

Tras conocerse la adjudicación del contrato, el consejero delegado de FCC, Juan Béjar, ha señalado que este proyecto, que se suma a los logrados en Qatar y Riad, capital de Arabia Saudí, es un ejemplo de la nueva política de contratación que aplica la compañía, enfocada a proyectos singulares licitados en consorcios internacionales. Béjar ha explicado que el grupo sigue enfocado en lograr una cartera de proyectos con un criterio de rentabilidad y generación de caja.

La agencia de promoción de la inversión privada en Perú, Proinversión, dijo que el consorcio ha ofertado una aportación del Estado de 3.695 millones de dólares para la inversión en obras y material rodante, lo que significa un ahorro de 170 millones sobre el valor referencial y ha ofertado 108 millones por Retribución por Mantenimiento y Operación, un ahorro de 450 millones de dólares. Proinversión ha detallado que la inversión total en la Línea 2 del metro será de 5.658 millones de dólares, incluido el Impuesto General de Ventas (IGV).

La propuesta del Consorcio Nuevo Metro de Lima fue la única oferta que finalmente se presentó a una adjudicación que en un primer momento estaba prevista para el último trimestre de 2013. Inicialmente, entre las otras firmas que habían mostrado su interés por el contrato figuraba la constructora mexicana Ica y la brasileña Odebrecht, que junto con las compañías peruanas Graña y Montero, se adjudicaron anteriormente la infraestructura civil y electromecánica del tramo 2 de la Línea 1 del Metro limeño.

En el marco del proceso, el Colegio de Ingenieros de Lima transmitió una queja al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) denunciando que algunos ingenieros extranjeros que firmaron los planos de los estudios de la línea 2 no estaban habilitados para ello. Otros sectores empresariales habían expresado su oposición al proyecto por el coste de la obra y por la presentación de una única oferta.

El proyecto unirá Lima, desde Ate, con El Callao, en un recorrido subterráneo de 35 kilómetros que incluirá el ramal al aeropuerto internacional Jorge Chávez (AIJC). La puja por el contrato abarca una línea de metro subterráneo y un ramal de 8 kilómetros correspondiente a la Avenida Faucett desde la Avenida Benavides (Colonial) hasta la Avenida Gambetta. También contempla la construcción de 35 estaciones que permitirán atender a 2,4 millones de usuarios que viven o trabajan en el área de influencia del proyecto.

Los integrantes del Consorcio Nuevo Metro de Lima gestionan más de cien concesiones de transporte por todo el mundo y entre los contratos internacionales adjudicados destacan los metros de Nueva York, Toronto, Panamá, Londres, Copenhague, Roma, Milán, Buenos Aires, Riad o Doha, entre otros.

(Infografía La República)

El tren dejará de dividir Durango a partir del lunes, 130 años después de la construcción de la línea

tren-subterraneo-atraviesa-dURANGO

Han tenido que pasar 130 años para cambiar aquel primer trazado que uniría Bilbao con Durango, camino de San Sebastián. Las unidades de EuskoTren comenzará a circular por el nuevo trazado ferroviario subterráneo de Durango de uatro kilómetros de longitud a partir del próximo lunes, día 17. Su apertura conllevará la supresión definitiva de siete pasos a nivel, de los que cuatro se encuentran en el casco urbano de la villa vizcaína.

La puesta en marcha del nuevo trazado trae consigo la desaparición del apeadero de Fauste-Landako. La moderna estación diseñada por Zaha Haddid, con centro comercial y parking para 350 vehículos, será el único punto de acceso para los usuarios de la línea que une Bilbao y San Sebastián. El consejero de Transportes en funciones, Iñaki Arriola, ha sido el encargado de recorrer en tren el nuevo trazado desdoblado construido entre Euba y Abadiño y ha visitado asimismo las nuevas estaciones de Traña (Abadiño) y Durango.

Los trenes circularán en vía doble por el túnel de Durango, mientras que en los tramos Euba-Iurreta y Traña-Lebario lo harán en vía única ya que aún no han finalizado las obras de desdoblamiento de los citados segmentos, previsto también para verano de 2013.

Con las labores de soterramiento del tren en Durango, trae la supresión de siete pasos a nivel ubicados en los términos municipales de Iurreta, Durango y Abadiño (Santa Apolonia, Ezkurdi, Landako, Ollería, San Fausto, Montorretas y Granja), lo que se da respuesta a una de las más antiguas demandas de los vecinos.

Los pasos a nivel de Zabalarra y Sasikoa se mantendrán operativos, aunque con menor tráfico, hasta que no se produzca el traslado de los actuales talleres y cocheras al complejo Lebario. Es decir, se mantendrá el trazado actual sólo para salida y entrada de trenes a cocheras. La construcción de los nuevos talleres y cocheras va a permitir el desmantelamiento de las instalaciones ferroviarias ubicadas en el centro de Durango, y permitirán liberar 60.000 metros cuadrados para uso público.

A la espera de la puesta en marcha de los talleres y cocheras de Lebario, prevista para mediados de 2013, la operación Durango ha supuesto una inversión de 232 millones de euros, sin contar el IVA, financiados íntegramente por el Gobierno vasco.

(Imagen Ignacio Pérez)