Archivo de la etiqueta: oro

La historia del tren blindado nazi cargado de oro de Polonia se desinfla como un suflé

tunel-polonia-busqueda-tren3

Una historia que se desinfla. Geólogos de la universidad polaca de Cracovia indican en un informe que no han hallado pruebas de la existencia del tren del oro nazi que meses atrás dos cazatesoros dijeron haber descubierto oculto en un túnel subterráneo en las cercanías de Walbrzych (suroeste de Polonia). El supuesto hallazgo despertó la curiosidad en cientos de personas que se lanzaron a la búsqueda del tesoro. Las autoriaddes polacas lanzaron mensajes de advertencia sobre la más que probable existencia de minas alrededor del convoy para evitar el hipotético saqueo de las riquezas que decían llevaba el tren. Todo parece indicar que es otra leyenda urbana.

Durante décadas han circulado rumores en la región sobre un tren nazi blindado y cargado de armas, pero también posiblemente de joyas, oro, obras de arte y documentos de archivo, que habría desaparecido en la ruta ferroviaria entre Breslavia y Walbryzch. La leyenda local sostiene que este tren quedó oculto cerca de un gigantesco complejo de túneles ideado bajo las montañas de Walbryzch (concretamente cerca del castillo de Ksiaz), en una zona secreta que el mismo Adolf Hitler ordenó construir con fines desconocidos.

Profesores de la universidad han examinado con proyecciones geomagnéticas y cámaras térmicas la zona en la que se cree que podría ocultarse el tren y, aunque confirman la existencia de un túnel subterráneo, no han encontrado evidencias de la presencia del convoy. El responsable del equipo de investigadores de la facultad de Geología de la universidad de Cracovia, Janusz Madej, explica que durante un mes inspeccionaron un tramo de 35 kilómetros de la línea férrea que une las ciudades polacas de Breslavia y Walbrych, después de que el Ejército revisase la zona para evitar posibles restos de explosivos de la II Guerra Mundial.

Madej deja, sin embargo, una puerta abierta a la existencia del misterioso tren, al reconocer que las lecturas de sus instrumentos podrían haberse visto afectadas por los cables de alta tensión cercanos a la línea ferroviaria. Pero ya son muy pocos quienes creen realmente que el convoy pueda hallarse en un túnel secreto.

A finales del pasado agosto dos cazatesoros, un polaco y un alemán, aseguraron que habían dado con la ubicación del tren gracias a un mapa dibujado en su lecho de muerte por uno de los soldados alemanes que participaron en la ocultación del convoy ferroviario. Los cazatesoros contactaron entonces con un abogado de esta región polaca para asegurase de recibir el 10% del botín, lo que les correspondería según la ley nacional, e informar del hallazgo al gobierno provincial y a la prensa.

A partir de ese momento, la localidad de Walbryzch se convirtió en centro de atención para la prensa mundial y cientos de aficionados a la historia, buscadores de tesoros y simples turistas se acercaron a la ciudad en busca del tren del oro nazi. El supuesto descubrimiento cobró tanta credibilidad que hasta el anterior ministro de Cultura polaco afirmó su existencia al 99% y se llegó a movilizar al Ejército para proteger la zona donde se suponía que estaba enterrado, mientras se verificaba su existencia.

Un tesoro escondido de la Guerra de la Triple Alianza junto a las vías del tren en Paraguay

1868-vagones-asuncion-lingotes-de-oro

No es un buscador de tesoros al uso, pero parece que ha encontrado un filón. El metal dorado lleva tiempo enterrado y está a punto de ver la luz. O eso parece. Forma parte de una leyenda que con los años había caído en el olvido. Y ahora se dice que es verídico. En plena Guerra de la Triple Alianza (1868) se habrían cargado lingotes de oro del Tesoro Nacional en dos vagones del tren con destino a Ypacaraí. El oro nunca llegó a destino. Por el camino se cargó en dos carretas que fueron enterradas en diferentes lugares. Una de ellas ha aparecido ahora.

El hallazgo de Wilson Samudio Ríos, un abogado que se dedica a bucear en los registros y en viejos papeles, ha sacudido la rutina de los Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa). El letrado se puso en contacto con el presidente de la empresa ferroviaria Marcelo Wagner, que apenas daba crédito a la noticia. El jurista quiere que todo sea legal y ha pedido una entrevista a los propietarios del terreno de este ‘dorado’ paraguayo. Samudio aclara en su escrito que una vez firmado el acuerdo informará de la localización exacta y los datos para proceder a la extracción del tesoro.

Es la primera vez que los Ferrocarriles del Paraguay SA reciben formalmente por escrito un pedido para la realización de una excavación en la franja de dominio ferroviario. Sin embargo, sí se mantienen al tanto de las denuncias contra los buscadores de tesoros que realizan excavaciones en diferentes sitios cercanos a alguna estación del viejo tren.

Wagner aclara que la petición de Samudio no tiene aún una respuesta, pero que lo analizará junto a los asesores jurídicos, previa consulta a las autoridades del Ministerio de Cultura. “Por lo menos en mi administración es la primera vez que llega una propuesta concreta por escrito. Lo que siempre recibo son denuncias de vecinos de que buscadores cavan en las cercanías de nuestras estaciones. Tuvimos casos puntuales como la estación de Paraguarí e Ybytymí. Hasta ahora son puros relatos, pero el caso de Samudio coincide con la versión que manejan los antiguos funcionarios del ferrocarril”, explica el presidente de la empresa ferroviaria.

Samudio viene trabajando junto a un grupo de expedicionarios desde hace años en conocer la historia de la Guerra de la Triple Alianza e incluso recorrió el mismo camino que hizo entonces el mariscal Francisco Solano López en busca de las carretas con el preciado material. Pero nunca se supo nada del transporte. “Hemos contactado con un señor de más de 80 años, quien nos contó que su abuelo presenció el lugar donde enterraron el tesoro. Nosotros hicimos una prospección sobre la base de una historia verídica y un estudio con maquinarias que nos indican que efectivamente estamos en el lugar correcto”, explica Samudio.

El letrado asegura que bajo las vías del tren se encontraron ya varios tesoros. “Nosotros queremos hacerlo de manera legal. Creo que es la primera vez que alguien está planteando un pedido por escrito”, señala el buscador. La idea de Samudio y su grupo de expedicionarios es que una vez se llegue a un acuerdo con la empresa ferroviaria se convoque a la prensa y todas las personas que quieran presenciar el momento de la excavación. “Esto será algo útil para el Ferrocarril y para el Ministerio de Cultura. Es sin dudas un rescate de nuestra historia”, concluyó.

(Fuente ABC color de Paraguay)