Archivo de la etiqueta: cápsula

Primera cápsula española para el ‘hyperloop’

El tren supersónico del futuro, que viajará por un tubo al vacío sensorizado y alcanzará una velocidad superior a los 1.200 kilómetros por hora, ya tiene su primera cápsula de viajeros, un hito de ingeniería que ha logrado la multinacional de origen gaditano Carbures. Este primera cápsula del ‘hyperloop’ se presentará este martes en la planta que Carbures tiene en Tecnobahía (Puerto de Santamaría-Cádiz) como “un hito empresarial nacional y mundial” por el presidente y fundador de la firma, Rafael Contreras, y el CEO de Hyperloop Transportation Technologies, Dirk Dirk Ahlborn.

Carbures tiene una alianza estratégica con HTT para desarrollar tanto el primer prototipo de una cápsula de transporte de viajeros, que ha construido en su planta de Jerez de la Frontera y ensamblado en la de El Puerto de Santa María, y también del prototipo del tubo por el que viajará el tren. Esta multinacional de origen gaditano, nacida hace 16 años dentro de una colaboración entre la Universidad de Cádiz y Airbus, se ha convertido en un referente mundial en la ingeniería y fabricación de piezas de la fibra de carbono para el sector aeronáutico, la automoción y la obra civil.

La construcción de esta primera cápsula de viajeros supone de hecho un gran paso para este innovador proyecto de tren supersónico que podría cubrir en tan solo una hora la distancia entre Cádiz y Barcelona. Esa cápsula, que se presentará el martes, tendrá una capacidad para 40 pasajeros como máximo, medirá unos 30 metros y contará con un diámetro de dos metros y medio.

Será la primera vez que se vean en el mundo las primeras estructuras del tren del futuro. Para desarrollar este tren, basado en una idea del visionario tecnológico Elon Musk, fundador de PayPal, la compañía espacial SpaceX y la empresa de vehículos eléctricos de alta gama Tesla Motors, la californiana HTT emplea a más de 800 profesionales de 44 compañías en 38 países diferentes dentro de un proyecto cuya inversión es superior a los cien millones de dólares. Carbures es el único fabricante español que trabaja en este innovador proyecto.

Una de las principales bazas de Carbures frente a sus competidoras para hacerse con estas adjudicaciones es su capacidad para desarrollar estructuras en materiales compuestos como la fibra de carbono, un materia que, frente al metal, ofrece una mayor resistencia y dureza, una mayor elasticidad, una gran capacidad de aislamiento térmico y una drástica reducción del peso (lo que, entre otras cosas, redunda en el consumo energético necesario).

La primera cápsulas de viajeros de este tren supersónico, en la que se lleva trabajando un año, está fabricada en un noventa por ciento en fibra de carbono, y supone que este “tren del futuro”, que podría alcanzar los 1.220 kilómetros por hora (la barrera del sonido está en 1.234 kilómetros por hora) es ya una realidad más cercana.

El primer prototipo de tubo, que tendrá una longitud total de 700 metros, se diseña para unir Dubái con Abu Dabi, con una estructura dotada de miles de sensores que permitirán medir cualquier deformación o estrés en los materiales y reaccionar al instante ante cualquier anomalía, como las que se podrían derivar de las variaciones de temperatura de hasta 50 grados que se registran en el desierto entre las dos ciudades en la que se va a instalar.

El proyecto de construcción del tren tendrá más conexiones con España ya que la empresa pública española administradora de las infraestructuras ferroviarias (Adif) y la estadounidense de transportes Virgin Hyperloop One firmaron el pasado mes de agosto un acuerdo para que Málaga acoja un centro internacional de experimentación de este revolucionario nuevo medio de locomoción. Se instalará en la nave de pruebas de Alta Velocidad ferroviaria de Adif en la población malagueña de Bobadilla.

Anuncios

Proyecto Hyperloop, la esperanza en una nueva tecnología del transporte

proyecto-hyperloop-breakdown-gear-patrol-lead-full

¿Es posible poner en marcha la tecnología de Hyperloop antes de 2020? Energía renovable, alta velocidad, bajo coste de construcción son los ingredientes de Hyperloop, un proyecto impulsado en 2013 por el empresario Elon Musk (PayPal, Tesla y Space X) que, por el momento, sólo existe sobre el papel, pero que espera empezar a transportar viajeros en 2018 o 2019, según su consejero delegado Dirk Ahlborn.

Ahlborn explicao que Hyperloop combina tecnologías que ya existían y que ya se ha desarrollado un diseño operativo que se probará en un trayecto de 8 kilómetros en Quay Valley (California). El nuevo ingenio es una cápsula en la que los pasajeros levitan dentro de un tubo, en el que hay una presión muy baja, y que puede desplazarse a una velocidad muy rápida con poca energía y alcanzar los 1.200 kilómetros.

La NASA, Boeing, Tesla, SpaceX, Cisco, Google, Yahoo, Airbus, Harvard, Stanford, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y XSpain son algunas de las organizaciones de las que proceden los 420 profesionales de distintos países, compañías y universidades que dedican más de 10 horas semanales a trabajar en este proyecto a cambio de una participación en la empresa.

“A finales de 2014 terminamos el estudio de viabilidad. Ya tenemos la tecnología. (…) Estamos trabajando en las licencias, el año que viene empieza la construcción y en 2018 o en 2019 abriremos para el público“, asegura Ahlborn. “Es un prototipo que funciona y con el que vamos a mover 10 millones de personas al año. (…) A los ocho años, la inversión será rentable”, añade.

El diseño sigue recibiendo cambios a diario y el equipo de Hyperloop aún ha de solucionar determinados aspectos, como el diseño óptimo de embarque en aparatos que parten cada 30 segundos. Por el momento, el proyecto es privado y carece de financiación pública.

Según Ahlborn, una veintena de ciudades ya se han interesado por esta tecnología de transporte, que, según subraya, tendrá más éxito en África, Asia y Oriente Medio debido a que plantean menos trabas burocráticas y gubernamentales para construir infraestructuras. “Más difícil que la tecnología y que conseguir el dinero necesario es tener la aprobación pública, la aprobación de los gobiernos, porque es un proyecto de infraestructura muy largo”, subraya este directivo.

Ahlborn defiende que el coste de construcción de Hyperloop es muy inferior al de la red ferroviaria de alta velocidad y dice que la línea entre San Francisco y Los Ángeles -que haría el trayecto en media hora- costaría unos 16.000 millones de dólares, frente a los 68.000 millones del tren.