Archivo de la etiqueta: averías

El ferrocarril extremeño, sin crédito

Saltan todas las alarmas. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reconoce que existen aún “averías inadmisibles” en el ferrocarril de Extremadura pese a las medidas que fueron implementadas en los últimos meses, por lo que el Gobierno insistirá en las mejoras y revisará los protocolos. Ábalos lo ha manifestado en un tuit este jueves, después de que se hayan producido cuatro incidentes en trenes extremeños que han afectado a unos 300 viajeros. “Entiendo la indignación de los usuarios del tren de Extremadura. Pese a las medidas implementadas, que han reducido averías, aún se dan otras inadmisibles”, ha tuiteado Ábalos.

“Insistiremos en las mejoras e inversiones comprometidas y revisaremos los protocolos de actuación ante estas situaciones”, dice el ministro que pedirá comparecer en el Congreso de los Diputados para informar del servicio ferroviario en Extremadura. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, exige soluciones ante una situación que considera “insostenible”. “Las culpas” de la caduca infraestructura ferroviaria extremeña “están repartidas” entre todos, dice Fernández Vara, de ahí que el objetivo debe ser “buscar” a quienes pueden aportar soluciones.

Renfe ha abierto una investigación interna para evaluar los fallos mecánicos que hicieron que un servicio de media distancia entre Badajoz y Madrid tuviera el miércoles un retraso de 4 horas y 20 minutos, que afectó a 163 pasajeros. En las últimas 36 horas se han registrado también otras tres incidencias en trenes de Extremadura. Renfe ha propuesto a la Junta de Extremadura que participe en el proceso de revisión de protocolos sobre incidencias ferroviarias en esa comunidad, abierto por la operadora tras las citadas averías mecánicas. De hecho, su presidente, Isaías Táboas, ya ha remitido esta propuesta a la consejera extremeña de Territorio, Begoña García.

La operadora ferroviaria prevé tener lista en unas semanas dicha revisión de protocolos, con el objetivo de minimizar el impacto de este tipo de incidencias sobre el bienestar de los viajeros. UGT y la organización agraria UPA-UCE han advertido de que Extremadura no puede atraer inversiones ni más turismo, como tampoco relanzar sus productos agrarios con esta caos ferroviario. Pero el poco crédito que tiene Renfe en la comunidad está ya cercano al bajo cero. ¿Cómo se puede confiar en la gestión de la operadora si los trenes de la operadora caren de la mínima fiabilidad?

Los problemas en el ferrocarril extremeño arrastran años de protestas que ahora ocupan los espacios de apertura de los informativos. Viajar en tren desde Madrid a Badajoz es toda una odisea. Sus 725 kilómetros de longitud son todos de vía única y sin electrificar, con algunos tramos con traviesas del siglo XIX en los que la velocidad está limitada a 50 kilómetros por hora (e incluso a 30 kilómetros por hora). Los once convoyes que circulaban hasta hace poco eran todos de la serie 598, de propulsión a diésel y con más de 15 años de antigüedad. Hasta ahora se han sustituido cinco unidades por otras más modernas de la serie 599 y el resto está previsto que se renueve entre febrero y mayo. La electrificación está fechada para 2020, cuando se esperan ya tramos con ancho ibérico e internacional, es decir, hábil para la alta velocidad. También están pendientes las obras de las nuevas estaciones de Badajoz, Mérida o Cáceres.

Otras de las medidas en curso son la sustitución de motores y activación de trenes de reserva en Badajoz y en Mérida y una inversión urgente en infraestructuras que está acometiendo Fomento. Según la operadora, estas medidas “han permitido reducir al mínimo el número de incidencias registradas en Extremadura en los últimos meses”. Renfe anuncia también que embarcará un mecánico en todos los trenes que circulen por Extremadura y no solo los “más sensibles” como hacia hasta ahora. También revisará los protocolos de actuación en caso de incidencias, además de abrir una investigación para conocer las causas concretas de la avería mecánica que sufrió el tren Badajoz-Madrid y adoptar las medidas necesarias para que este tipo de situaciones no vuelva a producirse. Extremadura no aguanta más y con razón.

Anuncios

Estreno con averías del ICE Munich-Berlín

La línea de alta velocidad que conecta por tren Múnich y Berlín en menos de cuatro horas ha registrado sus primeras averías, tan solo horas después de ser inaugurada en una flamante ceremonia presidida por la canciller alemana, Angela Merkel. “Uno de los dos convoyes especiales tuvo que detenerse en varias ocasiones durante el viaje de regreso a Múnich”, admite una portavoz de la empresa ferroviaria, Deutsche Bahn. A bordo iban unos 200 periodistas e invitados a esta ruta.

A partir del domingo comenzará a funcionar la conexión con normalidad. El trayecto de la capital alemana a la ciudad bávara se acortará de seis a poco menos de cuatro horas. El Intercity Express (ICE) Sprinter, con menos paradas, necesitará 3.55 horas para llegar de una ciudad a otra, mientras que el ICE normal recorrerá esta distancia con más paradas en cuatro horas y media.

El tren que debía haber cubierto 623 kilómetros para llegar a Múnich a las 23.15 horas del viernes no alcanzó la capital bávara hasta casi la 1.30 de la madrugada del sábado. Unas horas antes, el convoy había cubierto su viaje inaugural, en el que participó Merkel en su tramo final. La canciller destacó la importancia del proyecto ferroviario para “la unidad de Alemania” y aseguró que esta nueva línea es competitiva frente a otros medios como el avión o el transporte por carretera. A lo largo del trayecto se sucedieron otros actos de festejo en las estaciones de Núremberg, Erfurt, Leipzig y Wittenberg.

El proyecto fue puesto en marcha un año después de la reunificación alemana (1991), con el objetivo de reducir las distancias con las regiones de la antigua Alemania oriental. En concreto se renovó y amplió el último tramo de 107 kilómetros sin modernizar que atraviesa el macizo montañoso Thüringer Wald (Selva de Turingia) en el que los trenes pueden alcanzar una velocidad de 300 kilómetros por hora. Los trabajos demandaron gastos de 10.000 millones de euros (11.000 millones de dólares) y se demoraron debido a que el proyecto fue frenado temporalmente en 1999.

“Los trenes ICE se convertirán así en una alternativa seria al avión“, se entusiasmó el presidente de la empresa alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn, Richard Lutz, que espera que el número de pasajeros se duplique de 1,8 a 3,6 millones por año. Entre las ciudades que más se verán beneficiadas con la nueva conexión rápida figura Erfurt, la capital de Turingia, en el este del país.

Sin embargo, también se han alzado voces críticas. La organización ambientalista BUND afirmó que el nuevo trazado se realizó a costa de la naturaleza, el paisaje y la movilidad en las zonas rurales.

Adif marca tiempos máximos para atender averías en líneas ferroviarias de Cercanías y regionales

Adif fija tiempos máximos para atender y dar respuesta a las averías que se registren en las líneas ferroviarias convencionales, las que no son de Alta Velocidad, por las que circulan trenes de Cercanías, regionales y de larga distancia. Las incidencias en la infraestructura que afecten al servicio de Cercanías deben tener un tiempo máximo de respuesta de una hora y media.

El contrato sale a concurso repartido en siete lotes, en función de las distintas zonas geográficas, en vez de en los veinte lotes en los que se solía contratar hasta ahora, con el fin “optimizar recursos humanos y materiales”

El nuevo plazo será de dos horas y media para el caso de los servicios de larga distancia y de cuatro horas para las líneas con escaso tráfico o de mercancías. El tiempo de respuesta es el que tarden en llegar al lugar de la avería los efectivos humanos y materiales necesarios para repararla. La respuesta rápida ante una incidencia de la red ferroviaria convencional no tendrá que darla Adif, sino la empresa o empresas que se adjudiquen el contrato de su mantenimiento que acaba de sacar a concurso.

El contrato introducirá también penalizaciones para el caso de que no se cumplan estos tiempos. Se trata de un contrato valorado en 276 millones de euros y abarca un periodo de dos años, prorrogable para otros dos, según informó la compañía ferroviaria dependiente del Ministerio de Fomento. Adif asegura que su importe supone un incremento en la inversión en mantenimiento de la red ferroviaria convencional, que suma una longitud de unos 13.000 kilómetros, que cifra en el 36%. Ello responde al hecho de que, además de atender el mantenimiento regular de las vías y fijar tiempos máximos para dar respuesta a las averías, el contrato incluirá otras actuaciones adicionales y medidas de mejora.

En primer término contempla los trabajos regulares de mantenimiento de la red ferroviaria por el que Adif pagará 68,6 millones de euros anuales, si bien el importe final queda vinculado al cumplimiento de unos objetivos e indicadores de calidad. Además, incluye 33,80 millones adicionales al año para actuaciones extraordinarias, las que deriven de inspecciones o incidencias, y una tercera partida, de 31,5 millones anuales para realizar trabajos de mejora de las líneas que deriven en ahorros futuros de mantenimiento y especialmente centrados en suprimir las limitaciones de velocidad que presentan la red.