Archivo diario: mayo 22, 2021

Francia recupera el nocturno París-Niza

En la noche del jueves al viernes, Francia ponía en servicio la línea ferroviaria nocturna entre París y Niza, a la que le quiere seguir el este mismo año trayecto entre París y Tarbes, con la consiguiente prolongación hasta Hendaia. Según fuentes del sector, el siguiente paso, sería llevar el tren nocturno atlántico hasta Donostia, aunque el acontecimiento no se produciría antes del 2030. El heredero del “Train bleu” (ahora bautizado como “France Relance”), salió puntualmente de París y llegó a la Costa Azul un poco después de las 9.00 horas del viernes. “Viva París-Niza y buen viaje”, dijo el primer ministro por el micrófono mientras el tren se alejaba de los suburbios de París a lo largo del Sena al atardecer.

El centenar de pasajeros que viajaba a bordo del tren nocturno Intercity número 5773 se sorprendió al escuchar un anuncio realizado, nada más y nada menos, que por Jean Castex, el primer ministro francés. En el noctuno, que debía recorrer 1.088 kilómetros, el operador francés había reservado un compartimento en su honor y compartido con el director general de la SNCF, Jean-Pierre Farandou. Jean Castex pretende poner de relieve una “rápida aplicación del plan de reactivación”, que dedica 5.300 millones al sector ferroviario, de los cuales 100 millones para los trenes nocturnos.

Jean Castex, un apasionado del ferrocarril, no dejó de saludar al conductor del tren antes de su salida, Gare d’Austerlitz, para luego discutir con los pasajeros, algunos de los cuales lamentaron el aspecto un poco deteriorado del Intercités. “Estamos un poco decepcionados porque los coches no se han renovado“, suspiran Alice y Pierre, dos aficionados a los trenes nocturnos. A Noé Weil, de 23 años, le hubiera gustado “coger una couchette, pero no queda ninguna”. Para relanzar el servicio París-Niza, los billetes están disponibles a partir de 19 euros para un asiento reclinable. Sin embargo, como consecuencia de la pandemia, los compartimentos para dormir están limitados a cuatro pasajeros en lugar de seis en segunda clase. “La SNCF ha especificado que los pasajeros deben estar en posición de cabeza para maximizar la distancia entre ellos. Las máscaras siguen siendo obligatorias durante la noche. De uniforme, Séverine y Sylvie se encargan del servicio a bordo, limitado durante la pandemia. El 9 de junio volverán las patatas fritas, los mini-salchichones y el zumo de frutas, así como el brioche y el café por la mañana, según prometen.

Para Eric Delasimone, director financiero, el tren nocturno tiene “un encanto que no se encuentra en el TGV”. Bajar, salir por la noche, acomodarse y dormir con el sonido de los raíles […] te puedes imaginar el viaje, es un poco poético y muy exótico”. Desde sus literas, los jóvenes Nicolas Forien y Alice Billon, del colectivo “Sí al tren nocturno”, tampoco ocultan su placer y empiezan a soñar con travesías nocturnas de Francia y trenes mejor equipados. A las 11 de la noche, sólo quedaban en pie los miembros del equipo del Primer Ministro y un compartimento de jóvenes juerguistas.

Solo en su compartimento, Cédric Roussel, diputado (LREM) de Niza, recuerda sus viajes de estudiante para “subir a la capital”, donde “paseábamos por los pasillos, conocíamos gente”. Pero para los viajes de negocios, el tren “sigue siendo demasiado lento” comparado con el avión en un viaje París-Niza, dijo el diputado. Cuenta con la tan esperada construcción de una línea rápida entre Marsella y Niza.

El diputado Roussel pone el despertador para no perderse la foto. “Los que conocen la línea hacen todos lo mismo”, dice: “subimos a ver el mar en Les Adrets de l’Estérel”, en los acantilados entre St-Raphaël y Cannes. En poco tiempo, el servicio irá recuperando la normalidad y según la demanda pueda ampliar la oferta. “Viajar de noche ahorra tiempo”, decía este jueves Georges Ribeill en franceinfo. El investigador, historiador y sociólogo del ferrocarril ve con buenos ojos el renacimiento del tren nocturno en Francia, con la salida este jueves del primer tren nocturno París-Niza desde hace más de tres años.