Talgo avanza su intención de repartir su primer dividendo en la segunda mitad de este año


talgo-puerto-barcelona-arabia

Talgo presenta sus primeros resultados anuales tras casi un año de su salida a Bolsa con un incremento del 36% en sus ingresos, hasta los 521 millones de euros. Este rendimiento se ve impulsado por la actividad de fabricación, un 60% de los ingresos totales, y apoyados en los servicios de mantenimiento, el 36% del total de los ingresos. Tras la presentación de los datos, Talgo avanza su intención de repartir su primer dividendo en la segunda mitad de este año, al que destinará entre el 20% y el 30% de sus beneficios.

El Ebitda ajustado se incrementa hasta los 121 millones de euros, con un mantenimiento de los márgenes en línea con el ejercicio precedente, y con un beneficio neto que sube un 55%, hasta los 60 millones, lo que supone un beneficio por acción de 0,58 euros. En el mismo período, Talgo tuvo una deuda financiera neta de 123 millones de euros a cierre de diciembre, un 30% menos que los 176 millones con los que firmaba la compañía su deuda en junio de 2015.

Al cierre de 2015, Talgo presentaba una cartera pendiente de acometer por valor de 3.117 millones de euros, un 15,5% inferior a la de 2014, un descenso que la compañía atribuye al “retraso de algunos concursos”. En la actualidad, la compañía está pendiente de pujar por contratos en todo el mundo que, en conjunto, suman un importe de entre 9.200 y 12.900 millones de euros. La empresa ya está clasificada para pujar por el pedido de trenes AVE por 2.600 millones de euros que Renfe tiene actualmente en marcha.

De su actual cartera de pedidos, el 23% corresponde a contratos de fabricación de trenes y el 76% restante, a labores de mantenimiento. Según indica la compañía que preside Carlos de Palacio, el 78% de las nuevas adjudicaciones conseguidas en 2015 fueron de servicios de mantenimiento lo que, según la empresa, “garantiza la generación de caja a largo plazo”.

Tras presentar los datos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Talgo indica que ya ha completado la entrega de la primera fase del contrato de suministro de coches para Kazajistán, otro de sus principales contratos. La compañía explica, además, que ha enviado a Arabia dos trenes más para la línea Medina-La Meca, que se suman a la primera unidad que la compañía ya llevó al país a finales de 2014.

Las pruebas dinámicas de los trenes comenzaron en 2015 con “resultados satisfactorios”, mientras que las pruebas estáticas arrancarán a lo largo de este año. Durante este año, Talgo seguirá fabricando el resto del pedido para el denominado ‘AVE del Desierto’, que consiste en suministrar 35 trenes de Alta Velocidad con capacidad para circular a un máximo de 300 kilómetros por hora y adecuados a las adversas condiciones climatológicas de la zona.

La compañía constructora forma parte del consorcio de empresas públicas y privadas que ejecuta la segunda fase de la línea de Alta Velocidad a La Meca, la de construcción de las vías y la superestructura del corredor, que incluye el suministro de los trenes y su operación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s