Archivo diario: abril 8, 2014

El Metro de Barcelona vuelve a sacar el tren M1-M6-M8, su primer convoy, en su 90 aniversario

tren- M1-M6-M8-primer-convoy-barcelona

El primer convoy del Metro de Barcelona, de 1924, recorrerá nuevamente el subsuelo barcelonés este año, con motivo de la celebración del 90 aniversario del suburbano de la ciudad. El convoy M1-M6-M8 saldrá en la la madrugada del 9 al 10 de abril y recorrerá el trayecto entre la estación de La Pau (L2, L4) y Sagrada Familia (L2, L5). La actividad, que durará aproximadamente una hora empezará sobre las 00.30 horas y al finalizar el recorrido de vuelta, en La Pau, se habilitará un servicio especial de autobús hasta plaza de Catalunya.

Además de este recorrido, TMB programará diversas actividades de divulgación de la historia y del patrimonio asociado al metro como elemento vertebrador del sistema de transporte público de Barcelona y del área metropolitana. Entre estas actividades, se organizará una segunda salida del tren histórico, en diciembre, y una exposición monográfica que se podrá ver a finales de año en el Espacio Mercè Sala.

La inauguración oficial del primer metro de Barcelona, entonces llamado Gran Metropolitano de Barcelona o Gran Metro, tuvo lugar el 30 de diciembre de 1924 entre las estaciones de Catalunya y Lesseps, con un recorrido total de 2,7 kilómetros. El tren M1-M6-M8, de la serie 300, circuló desde ese mismo día por la línea del Gran Metro entre Lesseps y Catalunya, la primera de Barcelona y precursora de la actual L3. Estos convoyes estuvieron en funcionamiento más de sesenta años, hasta finales de 1987.

Los tres coches motores (M1-M6-M8) que se restauraron en 1999 para la celebración del 75º aniversario de la inauguración del Gran Metropolitano de Barcelona, realizaron un viaje conmemorativo para después quedar apartados en las cocheras. Y allí han permanecido estos últimos años a la espera de otra oportunidad de lucir su poderío. Durante este tiempo han recibido la atención profesional de quienes se ocuparon de ellos durante su vida útil (63 años en servicio), que los mimaron y los mantuvieron en orden de marcha.

Actualmente, la red ferroviaria del metro de Barcelona dispone de 102 kilómetros y un total de 141 estaciones, y transporta una media de un millón de personas. La red procede de la unión de dos antiguas compañías privadas que operaron por separado hasta bien avanzado los años cincuenta, cuando se unieron en una sola de carácter público por razones político-económicas. Pero no ha alcanzado su notoriedad hasta hace unos años, tras conseguir la total integración de Metro de Barcelona con las líneas urbanas de FGC, ya que esta compañía posee tres líneas de ferrocarril subterráneo (además de diversas líneas interurbanas) totalmente equiparables a las líneas explotadas actualmente por Metro. Así, finalmente, se ha creado una red con once líneas de ferrocarril metropolitano totalmente integradas tanto en servicio como en tarifas. A la integración tarifaria también se ha sumado Renfe.