Archivo diario: abril 30, 2014

El descarrilamiento de un tren en Congo podría haber causado la muerte a más de 200 pasajeros

accidente-train-Congo

Las cifras siguen subiendo. El descarrilamiento de un tren de mercancías ocurrido la semana pasada en la República Democrática del Congo (RDC) podría sobrepasar los 200 pasajeros muertos, aunque la cifra que baraja el Gobierno se mantienen en 74. Sin embargo, la Cruz Roja Internacional en Kinshasa asegura que en el mismo lugar del accidente se han enterrado entres 100 y 200 cuerpos.

El destino previsto era Mwene-Ditu, en la provincia minera de diamantes de Kasai-Oriental. Testigos aseguran que, a pesar de tratarse de un tren de mercancías, en el convoy viajaban cientos de pasajeros, tanto en el interior de los vagones como en la parte superior de los carruajes. Muchos habían pagado una tarifa reducida ilegal para montar en los vehículos, donde no existe posibilidad de adquirir legalmente billete. De ahí que exista esa diferencia a la hora de determinar las víctimas.

Las labores de búsqueda de posibles víctimas continúan una semana después del accidente, lo que confirmaría las explicaciones de Cruz Roja y podría aumentar la cifra de fallecidos. Muchos pasajeros quedaron atrapados durante días entre los restos destrozados del tren de mercancías que literalmente voló fuera de los carriles en una región pantanosa. Esa circunstancia alimenta la hipótesis del exceso de velocidad como principal causa del siniestro como sostiene la Sociedad Nacional de Ferrocarril del Congo (SNCC). No obstante el ministro congoleño de Transportes, Justin Kalunga, ha ordenado la apertura de una investigación para determinar todas las causas del siniestro.

“No había otra opción”, justificó Thibuabua Esperanza, delegada de Cruz Roja en referencia al enterramiento de los cuerpos, que han sido depositados en fosas comunes.

El descarrilamiento ocurrió el pasado día 22 cerca del puente de Katongola, a unos cincuenta kilómetros de la localidad de Kamina, en la provincia de Katanga. La mayoría de las víctimas son comerciantes congoleños y viajeros ilegales, entre ellos varios niños.

Los accidentes de trenes son frecuentes en la RDC, cuya red ferroviaria fue creada por los colonizadores belgas en 1960. La elevada siniestralidad se debe a la antigüedad de los trenes, el estado de las vías y la escasez de inspecciones. En febrero pasado, diez personas murieron al descarrilar dos convoyes de la SNCC en sendos accidentes ocurridos en la provincia de Katanga. Más de 100 personas murieron en otro accidente en 2007, en circunstancias muy similares al siniestro de la pasada semana, con cientos de personas que viajan a bordo de un tren de mercancías en la provincia de Kasai Occidential. La falta de renovación de las infraestructuras hace que las vías se deterioren o sean invadidas por viviendas construidas sobre los raíles, como en el caso de la capital, Kinshasa.