El metro de Buenos Aires reanuda el servicio tras 10 días de huelga, aunque el conflicto sigue latente


Se reanuda el servicio, aunque el conflicto sigue larvado. Los sindicatos del metro de Buenos Aires han levantado la huelga que comenzaron hace diez días tras lograr un acuerdo con la empresa concesionaria del servicio, Metrovías, que incluye una subida del 23%. Sin embargo, el conflicto “está latente” advirtió este martes un dirigente sindical del suburbano que transporta a un millón de personas a diario y que ha sumido en el caos a la capital bonaerense.

Este acuerdo salarial “precario” está supeditado a que la empresa Metrovías cuente con los recursos económicos necesarios para afrontar el incremento, advirtió el sindicato de trabajadores del metro. El secretario general de los delegados sindicales, Roberto Pianelli, evitó dar detalles sobre el contenido final, pero relcalcó que es “transitorio” y que “el aumento no está resuelto”. “El acuerdo se dio a partir de concesiones recíprocas”, apuntó Luis Ramírez, abogado de los sindicalistas.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) reclamaba un alza salarial del 28 % y no acató la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno de Buenos Aires, por lo que la Subsecretaría de Trabajo porteña le impuso una multa de 4,9 millones de pesos (alrededor de un millón de dólares) que los sindicatos adelantan que no están dispuestos a pagar.

“El conflicto está latente porque queremos seguir discutiendo más mejoras en las condiciones de trabajo y las paritarias (negociación salarial) y porque el 23% de aumento acordado no está firme”, dijo Néstor Segovia, secretario general adjunto del sindicato. Los sindicatos suspendieron la medida fuerza en un “gesto hacia los usuarios y los trabajadores”.

La huelga, la más larga de la historia de este servicio, ha congestionado el tránsito en Buenos Aires. La protesta causó serios problemas a los usuarios que se vieron obligados a realizar extensas caminatas o a recurrir a las bicicletas para llegar a sus lugares de trabajo, mientras los autobuses circulaban abarrotados en medio de un tránsito desbordado. Desplazarse durante estos diez días de conflicto requirió de un serio esfuerzo de autocontrol.

El servicio de las siete líneas del metro de la capital argentina, de 56,7 kilómtros de extensión, se reanudó con normalidad, una vez que se alcanzó el pacto entre el sindicato del sector y Metrovías. Este servicio de trenes es el más antiguo de América Latina, con casi 99 años de existencia.

La protesta ha desatado, además del caos, un intenso enfrentamiento entre los Gobiernos de Cristina Fernández y del conservador alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, que trataron de descargar sus responsabilidades en el conflicto. La Presidencia argentina difundió un anuncio televisivo el fin de semana en el que señalaba que Macri aceptó la transferencia del metro en enero y que en sus manos estaba el fin de la huelga. El equipo del alcalde hizo público a las pocas horas otro anuncio en el que desmentía uno a uno todos los argumentos del Gobierno nacional.

De momento, la paz sindical pone fin a diez días de caos, aunque el conflicto político y laboral seguirá requiriendo de ríos tinta en los diarios argentinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.