Archivo diario: julio 7, 2010

Valladolid concentrará la base de mantenimiento del parque de Renfe

La Base de Mantenimiento Integral de Renfe en Valladolid será el centro de reparación de componentes de todo el parque de trenes de la compañía ferroviaria y contará a partir de 2012 con el mantenimiento de primer y segundo nivel de los trenes de alta velocidad S-103, usados en la ruta Madrid-Barcelona. Así lo ha detallado el director general de Renfe- Integria, Avelino Castro, quien ha asegurado que entre las piezas que se repararán en Valladolid se encuentran ejes, equipos de freno y bogies -conjunto de dos pares de ruedas montadas sobre dos ejes, que se utilizan en vehículos grandes destinados a andar sobre carriles- de todo el parque de la compañía ferroviaria.

En los últimos tiempos, Renfe ha reorganizado sus talleres para adaptarlos “de la época del vapor” a las necesidades actuales, según Castro. Para ello, ha definido a cada instalación con un rango, entre los que la Base de Mantenimiento Integral (BMI) es el mayor. Valladolid es una de las cinco provincias de España que cuenta con una BMI, donde trabajan 531 personas y donde se realizan labores de mantenimiento del parque de RENFE , reparación de componentes estratégicos y secundarios y trabajos industriales de fabricación y transformación, entre otros.

Dentro de la denominada zona norte, la compañía ferroviaria tiene una base de mantenimiento -un rango menor que el BMI- en Salamanca con 39 trabajadores, otra en Santander con 49, otra en Bilbao con otros 49, otra en Irún con 46, y dos centros especializados de componentes en Miranda de Ebro (Burgos), con 112 trabajadores, y Venta de Baños (Palencia), con 20.

Para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, en el que, por ejemplo, se fabrican trenes indeformables, sin vagones, que necesitan mayor espacio para entrar en los talleres, Renfe trasladará la actual base situada en el centro de la capital vallisoletana que dispondrá, entre otras cosas, de 78.000 metros cuadrados cubiertos y dos vías de prueba dinámicas.

La instalación tendrá un acceso directo por el lado norte (Palencia) para vías de ancho convencional y otro por el lado sur (Madrid) para las de ancho internacional. Diariamente, podrá tratar seis trenes de alta velocidad o doce trenes de cercanías y media distancia.

El nuevo taller incluirá como novedades tres vías de 430 metros para mantenimiento de nivel 1, una nave de pintura, otra de peritación, soplado y lavado de bajos, otra de lavado de foso y una instalación de lavado de trenes.

Castro ha destacado la importancia de la planificación del traslado “para no perder ni una sola hora” de producción, así como de la formación del personal en las nuevas tecnologías, y ha adelantado que a partir de septiembre, los trabajadores de Valladolid se trasladarán a Toledo para formarse en el modelo de tren 103.