Aquellos viejos cacharros, tesoros de una época




Una época difícil. Complicada para vivir, compleja para viajar, ardua para respirar. Estrecheces, penurias y un aislamiento voluntario hacia el exterior. Renfe nace en 1941 y pone en marcha la maquinaria para recuperar (?) el material perdido o destruido durante la Guerra Civil. Todo el país necesita superar lo ocurrido y se inicia una nueva época ( (tardaría en llegar)) que acaba por modernizar el tren español.

Esos tesoros de la arquelogía ferroviaria cobran vida como por arte de magia y, a través de la imagen del cine, nos trasladan a aquellos años, donde se imponen majestuosos los trenes de la época. Vetustos cacharros que trasladan a la gente, que silban furiosos en las estaciones y que se dejan oír hasta en los silencios más profundos de aquella historia hoy casi olvidada.

Una respuesta a “Aquellos viejos cacharros, tesoros de una época

  1. Anglovasconavarro

    Viendo esas joyas de vapor me pregunto si hubo alguna gran explosión accidental de calderas… algún desastre por sobrepresiones o entrada de agua en cámara de combustión….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .