Archivo diario: febrero 15, 2009

Ingresa en el hospital el cerebro del atraco al tren de Glasgow


Ronnie Biggs, conocido como el cerebro del ‘robo del siglo’ por el asalto en 1963 a un tren del Royal Mail en Glasgow (Escocia), ingresó ayer en un hospital de Norwich (este de Inglaterra) aquejado de problemas pulmonares. Biggs podría sufrir una neumonía, según explicaron fuentes penitenciarias a la agencia de noticias PA, que no dieron más detalles sobre el estado de salud.

Los familiares del mítico ladrón esperaban que pudiera salir en libertad el 14 de febrero, fecha en la que cumplía la tercera parte de la condena de 30 años y en atención a su precario estado físico tras sufrir una apoplejía que hizo temer por su vida. En octubre, el diario ‘The Guardian’ informó de que Biggs esperaba salir a la calle en esta fecha tras manifestar su deseo de “poder morir como un hombre libre”. “Está muy contento y muy animado por esto. Su caso está en poder de la Comisión de Libertad Condicional”, dijo Mike Gray, amigo de Biggs, en unas declaraciones publicadas en el citado rotativo.

Biggs, que en 2001 regresó voluntariamente al Reino Unido tras permanecer en Brasil prófugo de la Justicia. Según ‘The Guardian’, los amigos de Biggs quieren buscarle un hogar de ancianos en el norte de Londres para que pueda estar cerca de su hijo Michael, cuyo nacimiento en Brasil permitió a su padre permanecer en ese país y evitar la extradición al Reino Unido.

Ronnie Biggs perpetró junto con otras 15 personas el robo a un tren de Correos el 8 de agosto de 1963. La banda se hizo con 2,6 millones de libras, que en esa época fue la mayor suma robada en un solo asalto. La Policía consiguió detener a los ladrones en enero de 1964.

Tras ser procesado y condenado, Biggs fue encarcelado en la prisión de Wandsworth (Londres), de donde se fugó 15 meses después. Biggs huyó a París, donde se sometió a una cirugía plástica, y con un pasaporte falso viajó a Australia. Tras pasar por varios países, el ladrón se estableció en Brasil, donde tuvo un hijo con la bailarina brasileña Raimunda de Castro.