Archivo diario: febrero 20, 2009

Prohibido besarse en la estación

Metros, trenes y autobuses se llenan de carteles de lo más variopinto. Los comunes “Prohibido fumar”, “Prohibido comer” u otro singulares como “Prohibido el acceso con sillas de niños” o “Prohibido andar en patines” (este último se puede ver, por ejemplo, en el metro de Bilbao). Si existiera el premio para el impedimiento más llamativo, se lo llevaría sin duda alguna la Warrington Bank Quay, en las afueras de Londres, donde se prohíbe a las parejas despedirse con un beso a la entrada del apeadero. Sin embargo, no ha sido la primera ciudad en restringir los besos a los enamorados, porque este curioso honor le corresponde a los gestores del ferrocarril de la ciudad de Chicago.

Según cuentan los medios ingleses, son los taxistas de la zona los que solicitaron tamañaza prohibición hartos de que las parejas obstaculizaran la zona de descarga. “Son una molestia. Les tocamos la bocina y les decimos que se vayan a otro lugar porque hay una multa de 30 libras”, explicó a la BBC Terry Ellis, un taxista que no tiene tiempo para romanticismos.

La compañía operadora de la estación de Warrington gastó varios millones de dólares reacondicionando el lugar, donde se colocaron los carteles con dos siluetas besándose y el círculo rojo universal con la raya al medio que indica restricción. Como ocurre con los fumadores, las parejas que tengan mucha necesidad de besarse, lo podrán hacer en el “Área para besos” ubicada en el estacionamiento de la estación.