Archivo de la etiqueta: Tube

Otra huelga en el metro de Londres

metrolondres

Los londinenses se enfrentan al caos en el transporte al comienzo de la semana laboral, después de que dos sindicatos que representan a trabajadores en el metro de Londres dijeron que iban a tener una huelga de 24 horas desde la noche del domingo. El operador de Metro Transport for London (TfL) explica que la mayoría de las estaciones en el centro de Londres estarían cerradas debido a la acción de los sindicatos RMT y TSSA en una disputa sobre los niveles de personal tras el cierre de las taquillas en los últimos años. El paro en el metro es parte de una ola de huelgas que golpean a los pasajeros de trenes y pasajeros británicos a comienzos de 2017.

Miles de viajeros están sufriendo la peor interrupción ferroviaria de Gran Bretaña en décadas en una disputa sobre el papel que debe ser para abrir y cerrar las puertas en los trenes del sur, mientras que el personal de British Airways golpeará durante dos días sobre el pago el martes. TfL diceo que los servicios no comenzarán hasta las 0700 GMT del lunes y que se verán gravemente reducidos en la red, sin trenes de estaciones como Victoria, Kings Cross y Waterloo.

El metro de Londres, más conocido como el tubo, transporta hasta 4,8 millones de pasajeros al día. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, hace un llamamiento a los sindicatos para que cancelen la huelga, que según él causaría miseria a millones de trabajadores y turistas en la ciudad. “Mi mensaje a los sindicatos es claro: no es demasiado tarde para cancelar esta huelga y volver a la mesa de negociaciones por el bien de todos los londinenses”, dice. “He pedido a Transport for London que continúe negociando y estaremos disponibles para tratar de resolver esta disputa“.

TfL dice que se acordó que se necesitaba más personal en las estaciones, y que ya había comenzado a reclutar a 200 trabajadores adicionales. Steve Griffiths, director de operaciones de Londres Underground, asegura que no hay necesidad de huelga. “Siempre tuvimos la intención de revisar los niveles de personal y hemos tenido discusiones constructivas con los sindicatos”, dijo el domingo.

Pero el secretario general de TSSA, Manuel Cortes, asegura que la oferta de TfL no fue lo suficientemente lejos. “Mientras que (nuestros representantes) aceptan la oferta de más personal es un paso en la dirección correcta para restablecer los estándares de seguridad de los tubos, no creen que la oferta devuelva esos estándares con la urgencia que ahora se necesita”, dijo. (Reporte de Paul Sandle, edición de Alison Williams).

El líder del sindicato de transportes RMT, Mick Cash, asegura que esperan que la dirección del Metro de Londres llegue con un conjunto de mejoras que solucionen los problemas del desempleo y las malas condiciones laborales y así no tenga que haber huelga. El otro sindicato que también participa en las negociaciones (TSSA), también se muestra abierto a nuevas conversaciones para evitar la huelga del metro. Su secretario general, Manuel Cortes, explica que el equipo de negociación está disponible para llegar a un acuerdo.

Huelga en el metro de Londes en protesta por el nuevo servicio nocturno en fin de semana

tube_azul_londres

El sindicato del transporte británico RMT anuncia la convocatoria de tres paros de 24 horas en el metro de Londres en protesta por los planes para iniciar un servicio nocturno durante los fines de semana. Los trabajadores de esa organización irán a la huelga a partir de las 18.30 GMT el 26 de enero, el 15 y el 17 de febrero, un calendario que ha secundado el sindicato minoritario Aslef, que agrupa a conductores del suburbano.

El ayuntamiento de la capital británica pospuso en septiembre el inicio de la circulación de los trenes nocturnos por la falta de acuerdo sobre los turnos y la remuneración de los trabajadores. Ese conflicto ya motivó el pasado verano dos jornadas de paros, el 9 de julio y el 6 agosto, en las que se detuvo por completo la red de metro de la ciudad, lo que provocó un caos circulatorio. En septiembre, se cancelaron otros dos paros previstos, después de que el ayuntamiento decidiera posponer el inicio de la circulación de los trenes por las noches.

“Los miembros de RMT están furiosos por los deslavazados planes del alcalde para crear un servicio nocturno”, afirma el secretario general del sindicato, Mick Cash.

La organización “apoya un servicio nocturno con turnos de trabajo apropiados”, pero señala que el “estrepitoso fracaso a la hora de acordar los detalles” de ese plan ha roto las negociaciones. Además de una oferta de complementos económicos para los trabajadores del metro, London Underground avanzó la semana pasada que contratará a conductores a tiempo parcial para cubrir los turnos nocturnos durante el fin de semana.

Como se ha podido constatar en alguna ocasión, una huelga en el suburbano de Londres es una clara amenaza para la ciudad, que queda sumida en el colapso y el caos, con tres millones de personas en busca de otro sistema de transporte. A este número de clientes habituales se suma otra decena de miles de viajeros que ocasionalemte usan el ‘Tube’.

La huelga en el metro sumirá Londres en el caos

Tube_Azul_Londres

No hubo acuerdo. Pese que las reuniones se mantuvieron casi hasta la hora límite, no hubo entendimiento. Los peores temores se harán realidad y Londres volverá a ser una ciudad caótica sin el metro, como ya lo fue en febrero, durante los paros que protagonizaron los trabajadores ante la amenaza de cierre de 260 oficinas de billetes el próximo año, lo que conlleva la pérdida de 950 puestos de trabajo. La huelga comenzó a las 21.30 horas de ayer tras el desencuentro final del Sindicato Nacional de Trabajadores de Ferrocarril, Marítimos y del Transporte (RMT) y Transport for London (TfL).

La empresa se queja amargamente. Asegura que la huelga es “improvisada” y “sin sentido”. Los empleados se defienden y acusan a la dirección de provocar una “confrontación fatal”. Los clientes sufrirán las consecuencias. Una huelga de 48 horas en el suburbano de Londres es una clara amenaza para la ciudad, que quedará sumida en el colpaso y el caos, con tres millones de personas en busca de otro sistema de transporte. A este número de clientes habituales habrá que sumar otra decena de miles que ocasionalemte usan el ‘Tube’. Entre ellos los espectadores que acudan el miércoles al estadio londinense de Stamford Bridge, donde se juega la semifinal de Champions entre el Chelsea y el Atlético de Madrid.

Además de este paro de 48 horas, el RMT ha convocado una segunda huelga para la próxima semana. Los peores temores se hacen presentes, porque este tipo de huelgas logran paralizar la capital británica, donde el metro es el principal medio de transporte. El ‘Tube’ da servicio a más de tres millones de pasajeros diariamente en sus 275 estaciones y sus 408 kilómetros de vías, lo que lo convierte en el tercero más extenso del mundo, después de los de Seúl (Korea) y Shanghái (China). La empresa pública Transport for London (TfL) gestiona el servicio, uno de los más caros del mundo, ya que un billete sencillo de zona 1 (el centro de una ciudad que se ha dividido en seis áreas) cuesta 4,70 libras (5,6 euros). Las tarifas suben alrededor de un 6% cada año. Tfl registran beneficios anuales de unos 1.981 millones de libras (2.377 millones de euros).

Pese a los beneficios, la empresa plantea el cierre de las taquillas y la eliminación de casi un millar de empleos fundamentales. Los sindicatos aseguran que los recortes se impulsan desde el Gobierno de David Cameron e implican al alcalde Boris Johnson como inspirador de estas medidas. “Los viajeros y empresas van a sufrir por las luchas intestinas entre los barones que se baten por liderar un sindicato en el que apenas un 30% de sus miembros apoyan la huelga”, ha asegurado el alcalde.

Unos y otros se defienden y atacan las posiciones contrarias. El servicio de arbitraje Acas se ha puesto a disposición de las partes para volver en cualquier momento a la mesa de negociaciones. Pero el secretario general del RMT en funciones, Mick Cash, insiste en que lo “esencial” es mantener la promesa que se les hizo de revisar los recortes y los cierres en las estaciones. La empresa, sin embargo, sostiene que apenas el 3% de los billetes se venden en las ventanillas, y que casi todos los usuarios utilizan la tarjeta electrónica ‘Oyster, que cargan en las máquinas de las estaciones o de manera automática a su tarjeta de crédito. Pero todo el mundo asume que con esta huelga, el caos volverá a Londres.