Archivo de la etiqueta: sanción

¿Gamberrada o reivindicación deportiva?

grupo-ciclistas-paseo-gracia

¿Se puede utilizar una bici en los pasillos del metro? ¿Se puede sentir alguien ofendido por esa apráctica? ¿Hay que sancionar a quien se atreve a realizarl un ejercicio de este tipo? ¿Pero alguien se atreve a hacerlo? Son preguntas que uno se plantea al hilo de los acontecimientos. Aunque lo cierto es que hay quien circula en bicicleta por el metro, aun a riesgo de ser sancionado.

Los miembros de Rock&Ride se reúnen todos los domingos a las seis de la tarde para dar una vuelta por la capital catalana. La última salida -llevan ya unas 25- incluye un polémico tramo por el suburbano de Barcelona. “Fue espontáneo e improvisado, no había ninguna maldad en la idea”, cuenta Bernardo, uno de los organizadores de esta práctica. Si Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) le acaba multando, dice que la sanción la pagarán entre todos. Muy a regañadientes porque, dice, no gritaron ni empujaron ni violentaron a nadie. “Me sorprende tanto rechazo hacia la bici en Barcelona. Solo intentamos vivir el ciclismo a nuestra manera, sin afán de molestar a nadie, no vamos como cafres. Pero puede que el domingo fuéramos un poco egoístas, es verdad…”.

Los lunes y los miércoles por la noche los miembros de Rock&Ride suelen reunirse en la Ciutadella o en la denominada plaza de la Aspirina (el cruce de Diagonal con Marina) para jugar a ‘bike polo’, un deporte que requiere de una gran habilidad, no solo para lograr perforar la portería contraria, sino para evitar dolorosas caídas con la bici. En el grupo, explica su fundador, hay gente “de todo tipo y de todos los barrios”. También un padre que acude con su hija de 10 años.

La acción del domingo, sin embargo, ha creado polémica en la Ciudad Condal. Bernardo no tiene muy claro cómo acabará la cosa. Cree que también les puede beneficiar, que más gente quiera unirse a ellos. Pero le sabe mal que tantos ciclistas también les hayan puesto a parir en internet. Es normal, puesto que la bici arrastra en esta ciudad un estigma del que es muy difícil desprenderse. A pesar de que solo están implicadas en el 3,9% de los accidentes registrados en el 2015 en Barcelona (por un 39% de motos o un 46% de turismos), siguen siendo las grandes discutidas de la vía pública. En parte, porque todavía se les permite circular por las aceras, algo que debería prohibirse en año y medio porque así lo dicta la ordenanza. ¿Y ahora cómo se va a ver esta práctica?

La imagen de un conductor del ‘shinkansen’ con los pies en el cristal de la cabina indigna a Japón

foto-de-conductor-de-tren-b-jpg_

Japón está indignado. Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero hay imágenes que suscitan miles de mensajes; sobre todo en las redes sociales. La foto en la que se ve a un conductor del ‘shinkanesen’ manejando el convoy con los pies en alto sobre los controles ha despertado duras críticas en las redes sociales niponas y ha llevado a la compañía operadora del servicio a castigar a su empleado.

La instantánea fue tomada el pasado 6 de septiembre y publicada el mismo día en la red social Twitter.Se trata de una toma frontal de la cabina de un ‘tren bala’, en la que se aprecian a través del cristal dos pies descalzos apoyados sobre los controles.

El convoy con origen en Tokio y destino final en Osaka (oeste del país) circulaba en ese momento por la prefectura oriental de Shizuoka, al sur de la capital nipona. La foto llegó a la compañía que opera la línea Tokkaido (Tokio-Osaka) de alta velocidad, que ha decidido “apartar” a su conductor, un varón de 29 años, de sus funciones, según un comunicado publicado, que tacha su actitud de “extremadamente inapropiada”.

“Tenía los pies cansados y solo estuvo así durante diez segundos”, es la disculpa que esgrimió el maquinista para justificar lo ocurrido durante su turno de trabajo. Un portavoz de la operadora japonesa se apresuró a decir que los 320 pasajeros que en ese momento viajaban en el convoy no corrieron ningún peligro. “Los ‘shinkansen’ están equipados con un sistema de control automático que gestiona la velocidad y la distancia entre los trenes”, explicó el portavoz de la compañía. En un comunicado posterior, la operadora denomina el comportamiento de “extremadamente inadecuado” y promete una respuesta “contundente”.

Las reacciones en Twitter, que convirtieron prácticamente en vuiral la imagen fueron especialmente virulentas. Algún usuario critió también la exposición de la imagen: “Me pregunto si era necesario exponer la foto en internet. La respuesta fue contundente: “Debe saber que es responsable de la vida de los pasajeros”.

mensajes-twitter

Granada sanciona a la concesionaria del tren turístico a la Alhambra por retraso en la entrega

tren-turistico-2013-granada

El Ayuntamiento de Granada ha impuesto una sanción de 1.500 euros a la empresa concesionaria del tren turístico que unirá la Alhambra con la ciudad por incumplimiento del contrato en cuanto a la puesta en marcha de este servicio, que estaba previsto que empezara a funcionar el pasado mes de septiembre. La tardanza del fabricante de este medio de transporte, que será único en Europa por la peculiaridad de que funcionará con un motor híbrido, ha motivado el retraso. El Ayuntamiento espera que el tren, que tenía previsto empezar a funcionar a mediados del pasado mes de septiembre, entre en funcionamiento no más tarde de mediados del próximo diciembre.

El retraso ha llevado al Ayuntamiento a imponer a la concesionaria, una Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por Autocares Juliá Travel SA y Tren Progresa SL, una sanción de 1.500 euros a razón de 375 euros por cada uno de los cuatro vehículos que conformarán el tren.

El portavoz del equipo de gobierno, Juan García Montero (PP), ha reclamado a la empresa la puesta en marcha del tren turístico “en el menor tiempo posible”. Cuando se trata de concesiones de este tipo, el procedimiento administrativo está “muy reglado” y hay que cumplir “estrictamente” con lo pactado, asegura.

El tren, de corte vanguardista, constará de cuatro vehículos híbridos de dos coches con capacidad para 30 personas cada uno. El hecho de funcionar con motor híbrido permitirá una reducción de gases del 40 % con respecto a los convencionales.

El nuevo medio de transporte da respuesta a la demanda del Ayuntamiento de conectar la Alhambra con la ciudad para aprovechar el flujo de visitantes al monumento nazarí y aumentar así las pernoctaciones. El servicio, denominado ‘Granada City Tour’, será prestado durante diez años (prorrogables por cinco más) por la Unión Temporal de Empresas integrada por Grupo Juliá y Tren Progresa, adjudicataria del concurso público celebrado el pasado mayo.

Operará todos los días del año con una frecuencia de paso de entre 15 y 25 minutos, según la temporada, y se han previsto dos rutas: una de ellas es un recorrido diurno de 8,4 kilómetros que visitará durante una hora sitios emblemáticos de Granada (de Plaza Nueva al paseo del Generalife atravesando el corazón del Albaicín). La otra es una ruta nocturna de 30 minutos y 3,5 kilómetros que partirá de Plaza Nueva y seguirá por la carrera del Darro para volver al mismo punto de partida a través de la calle Elvira.

El nuevo servicio busca también resolver los problemas de movilidad de los residentes del Albaicín, de modo que para los vecinos de este barrio mayores de 65 años será gratuito, mientras que el resto de los residentes podrán beneficiarse de un bono de diez viajes a un precio especial (1,05 euros por viaje).

En cuanto al precio turístico, será de 6 euros para los adultos que den una vuelta completa y de 8 para quienes viajen de manera ilimitada en un día (los mayores de 65 años en general pagarán 2 euros por vuelta completa y 4 por viajes ilimitados en un día).

Los vehículos disponen de techos panorámicos, un sistema de audioguía georreferenciado en doce idiomas, dos canales adicionales para niños, una aplicación con información turística para teléfonos inteligentes y pantallas TFT con información adicional sobre puntos de interés turístico y servicios de la ciudad.

Con una inversión de 1,5 millones de euros, los nuevos vehículos, que llevarán los colores de Granada y Andalucía, circularán a una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora y permitirán una reducción de la emisión de gases de un 40% con respecto a los trenes convencionales dado que cuentan con un motor híbrido, una tecnología muy reciente que lo convierte en el único en Europa de estas características.

Metro Madrid sanciona a una usuaria por utilizar la bici en los pasillos del suburbano fuera de horario

ana-jimenez-y-su-bici-plegable-jorge-parisble

Sin ninguna contemplación, fieles al espíritu de la ley. Metro Madrid ha multado a una usuaria que desplegó su bicicleta en uno de los vestíbulos de la estación Méndez Alvaro de la capital madrileña. La viajera asegura que los vigilantes estaban ‘a la caza’ desde hace días, mientras la empresa explica que se trata de una reincidente y que se salta la normativa, clara y determinante, cuando ella quiere. La pasajera, usuaria habitual del metropolitano, ha pedido la intervención del Consorcio Regional de Transportes.

Los pasajeros no pueden circular con sus bicis en el interior del suburbano cuando quieran. Hay restricciones horarias: sábados, domingos y festivos están permitidas durante todo el día; mientras que de lunes a viernes, sólo se puede transitar con ellas por pasillos o coches en horarios valle; es decir de 10.00 a 12.30 horas y de 21.00 hasta el cierre de servicio. El reglamento de Metro Madrid especifica que las bicicletas “que vayan plegadas (así como las bicicletas infantiles), tendrán la consideración de bultos de mano”, por lo que pueden ser transportados “siempre que no supongan molestias o peligro para otros viajeros”.

El conflicto no es nuevo. Aunque en esta ocasión tiene cara, además de nombre y apellidos. Ana Jiménez, una usuaria habitual del suburbano, fue denunciada el 3 de septiembre cuando transitaba por los pasillos de la estación Méndez Álvaro con su bici plegable. Pasó los tornos con el cierre de seguridad, pero una vez los hubo traspasado, reconoce que la desplegó para hacer más cómodo su transporte por las escaleras y pasillos. “Fui acorralada por dos empleados del metro y dos trabajadores de seguridad; llevaban dos semanas siguiéndome a la espera de cazarme en un descuido”. La tomaron los datos y le abrieron un expediente por infringir la normativa de Metro. Pero, según su relato, el incidente no quedó ahí: “Me echaron entre insultos y amenazas. Uno de los trabajadores me dijo que, ni con bici ni sin ella, nunca iba a volver a pisar el metro”, explica la usuaria en la reclamación presentada ante el Consorcio Regional de Transportes, el organismo encargado de tramitar su denuncia.

La empresa, por su parte, defiende la actuación de sus empleados en este caso. Un portavoz asegura que la usuaria “pasó los tornos con la bici plegada. Pero al llegar a las escaleras la desplegó, algo que está prohibido; no se puede ir con una bicicleta abierta por el interior de las instalaciones fuera del horario establecido”. Los responsables de la estación afirman que “no es la primera vez que le llaman la atención a esta persona y siempre ha vuelto a reincidir”. El objetivo principal con estas normas es no molestar a los demás usuarios, es sentido común, explican desde Metro.

Ana Jiménez se enfrenta ahora a una sanción de 30,05 euros, porque está acusada de una infracción leve. Es la multa mínima; aunque se puede quedar en un apercibimiento, sin que llegue a prosperar la sanción. “Lo principal en este caso es que se conozca el reglamento. De ningún modo se quiere castigar el uso de la bici”, explican desde el Consorcio, que estudiará el caso de Ana Jiménez para decidir si finalmente prospera la sanción. Ana cree que el metro “debería ser menos restrictivo con las bicis y no llevar la normativa hasta el extremo”. En su opinión, “la actitud de los empleados de Metro demuestra que la bici todavía no está aceptada como un medio de transporte en esta ciudad”. Metro asegura, sin embargo, que la normativa es “razonable y útil para que todos los usuarios puedan convivir sin conflictos“.

(Fuente 20 Minutos. Imagen Jorge Paris)