Archivo de la etiqueta: petróleo

Quebec reclama al Montreal, Maine&Atlantic 278 millones por la catástrofe ferroviaria de 2013

tren-accidentado-frontera-canadiense

Indemnización multimillonaria. Quebec exige 377 millones de dólares (278 millones de euros) a la compañía Montreal, Maine & Atlantic como indemnización por el accidente ocurrido en julio de 2013 en la localidad de Lac-Megántic donde descarriló un tren cargado con petróleo y se incendió causando la muerte a 47 personas.

Quebec dijo que el coste de la limpieza del crudo derramado tras el descarrilamiento de decenas de vagones cisterna y el de reparar el daño causado por la explosión e incendio que siguió equivale a unos 377 millones de dólares. El 6 de julio del pasado año el convoy de 72 vagones cisterna de petróleo se estrelló en el centro de la ciudad ubicada junto a un lago, cerca de la frontera de Maine, destruyendo edificios y negocios y dejando a una comunidad de luto. Las familias de las víctimas mortales del accidente han iniciado una demanda colectiva contra la compañía ferroviaria.

La demanda de las víctimas, que se presentó en el distrito de Saint-Francois, en el sureste de Quebec, pide una indemnización para aquellos que han perdido a seres queridos o resultaron heridos en las explosiones. También incluye reclamaciones por pérdidas de propiedad o negocio.

El equipo legal que tramita la reclamación judicial está formado por el Grupo de Derechos de Consumidores de Montreal, Rochon Genova LLP de Toronto y Lieff Cabraser Heimann and Bernstein LLP de Nueva York y San Francisco. Estas firmas tienen una amplia experiencia en la realización de acciones generales de responsabilidad civil y en litigios de búsqueda de una compensación para las víctimas después de desastres como el derrame de petróleo del Golfo de BP y Exxon Valdez. “El sufrimiento que ha pasado de esta comunidad, que todavía permanece vivo, ha sido verdaderamente incomprensible”, dijo en un comunicado Daniel Larochelle, un abogado de Lac-Megantic que montó el equipo legal.

El accidente, que se produjo en la madrugada del 6 de julio, fue una de las peores catástrofes ferroviarias en la historia de Canadá. Gran parte del centro de la localidad quedó destruido por la explosión de varios vagones. En mayo pasado, tres empleados de la MMA fueron detenidos por este caso, entre ellos el maquinista que estacionó el convoy durante la noche sin frenarlo adecuadamente.

La MMA, una compañía estadounidense que el mes pasado fue vendida al fondo inversor Fortress Investment Group (FIG) por menos de 20 millones de dólares y que ha cambiado su nombre a Central Maine & Quebec Railway, cuenta con una póliza de seguros de sólo 25 millones de dólares.

Canadá prohíbe que las tripulaciones de sus trenes se compongan de una única persona

CANADA-TRAIN/

Transport Canada, el organismo canadiense responsable del desarrollo de las regulaciones, políticas y servicios de transporte del país ubicado en el extremo norte de América, ha anunciado que prohibirá las tripulaciones de una sola persona. La decisión del organismo ferroviario es la respuesta al descarrilamiento y explosión de un tren de mercancías en Lac-Mégantic (Quebec), el pasado 6 de julio, en el que fallecieron al menos 47 personas. El convoy, en el que no había nadie a bordo en ese momento, empezó a moverse sin control en Nantes,donde estaba estacionado, recorrió 11 kilómetros pendiente abajo, para acabar descarrilando e incendiándose en Lac-Mégantic.

La investigación sobre el accidente es concluyente. El descarrilamiento ocurrió cuando un tren sin nadie a bordo en ese momento empezó a moverse sin control en el punto en el que estaba estacionado y descarriló once1 kilómetros pendiente abajo. El convoy, formado por 73 vagones cargados de petróleo se incendió nada más descarrilar y provocó la explosión de múltiples vagones tanque. El siniestro acabó con la vida de 42 personas; otras cinco permanecen desaparecidas, y las autoridades creen que están presumiblemente muertos. Más de treinta edificios del centro de la ciudad, casi la mitad de los existentes en esa zona, resultaron destruidos. Se trata del cuarto accidente ferroviario más grave de la historia de Canadá desde 1864.

Transport Canada ha decidido tomar de inmediato medidas paras evitar un nuevo accidente. No solo cree que debe haber nás de una persona en la cabina, sino que cree que no debe permitirse que los trenes con mercancías peligrosas queden desatendidos en ninguna línea principal, y que se deben aplicar los frenos de mano en los convoyes detenidos durante una hora o más.

“Con el desastre han salido a la luz varias prácticas del sector que han causado preocupación”, afirma Gerard McDonald, secretario de Estado de Seguridad en el Transporte de Canadá. “En vista de ello, pensamos que sería prudente poner en marcha estas medidas ahora”, añadió.

Transport Canada afirma que la verdadera causa del descarrilamiento de Lac-Mégantic sigue siendo desconocida, aunque aún se sospecha que no se aplicaron un número suficiente de salvaguardas, entre otras la aplicación de los frenos de mano. El Consejo de Seguridad del Transporte de Canadá, que está investigando el accidente, había pedido cambios en las normas que regulan el tráfico ferroviario.

Transport Canada también ha dado a los operadores un breve plazo para garantizar que nadie sin autorización entre en las cabinas de las locomotoras desatendidas en líneas principales o apartaderos.

El Ferrocarril Montreal, Maine&Atlantic (MM&A), que operaba el tren accidentado, había recibido previamente permiso por parte de las autoridades canadienses para poner en circulación trenes formados con tripulaciones de una sola persona. El municipio de Lac-Mégantic, como respuesta, ha emprendido acciones legales contra MM&A, que no ha reembolsado a los trabajadores municipales los costes de limpieza ocasionados por el descarrilamiento.

La explosión de un tren canadiense cargado con petróleo destroza 30 viviendas en Lac-Megantic

tren-accidentado-frontera-canadiense

Varias decenas de personas están desaparecidas tras la explosión en la madrugada de ayer de un tren que transportaba petróleo a su paso por la localidad canadiense de Lac-Mégantic, según medios locales. La emisora pública Radio Canadá aseguró que en torno a 60 personas están desaparecidas y unos 30 edificios de la localidad, de 6.000 habitantes, han resultados destruidos por las explosiones y el incendio de algunos de los 73 vagones cisterna que componían el tren.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo en su cuenta de Twitter que las informaciones sobre el accidente en Lac-Mégantic, a unos 250 kilómetros al este de Montreal, cerca de la frontera con Estados Unidos, “son horribles”. “Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados en Lac-Mégantic”, dijo Harper.

Las autoridades canadienses dijeron que unas 1.000 personas han sido evacuadas y que han establecido un perímetro de seguridad de un kilómetro en torno al lugar del accidente. Unos 100 bomberos, algunos de ellos procedentes de Estados Unidos, luchaban contra las llamas que han destruido parte de la ciudad.

En principio, centenares de personas fueron evacuadas de la localidad al descarrilar el tren con 73 de vagones cisterna llenos de petróleo, que en parte fue vertido al río Chaudiere, según fuentes oficiales.

El tren estaba apartado y sin maquinista en el momento de la explosión, según han informado los medios de comunicación del país. Según el semanario ‘L’Echo de Frontenac’, 33 edificios han sido destruidos. “El tren se ha parado en Nantes para un cambio de turno”, ha declarado al diario ‘La Presse’ el vicepresidente de márketing de la Montreal Maine&Atlantic Railway, Joe McGonigle. “Según el maquinista, puso los frenos y se fue a su hotel en Lac-Mégantic”, ha añadido.

“El plan era que el tren estuviera inmóvil durante unas horas, a la espera de que se produjera el cambio de turno”, ha señalado McGonigle. “El tren se ha embalado. Los vagones se han soltado y han descarrilado”, ha explicado.

Actualizada el 12 de julio con más datos. La población canadiense de Lac-Mégantic ha sido convocada a una vigilia en memoria de las víctimas del accidente ferroviario ocurrido hace una semana, que se teme causó la muerte a unos 50 vecinos de la localidad. El ayuntamiento de Lac-Mégantic, en la provincia de Québec, pidió, no obstante, a los vecinos que no acudan en gran número, dadas las circunstancias.

Las autoridades declararon el jueves el estado de emergencia en la pequeña población, de unos 6.000 habitantes, situada a 250 kilómetros al este de Montreal y recordaron que sus infraestructuras no pueden acomodar a grandes multitudes.

Si quieres, puedes subir la noticia a menéame. Pincha en el logo

meneame-boton-dos

(Imagen Winnipeg Free Press)