Archivo de la etiqueta: Milana bonita

‘Los Santos Inocentes’ del tren extremeño

La plataforma ciudadana ‘Milana Bonita‘ protagoniza una “performance” en la estación de Atocha de Madrid para reivindicar un tren digno para Extremadura. Ataviados como los personajes de la película ‘Los Santos Inocentes’ protestaron en la capital del reino para reclamar infraestructuras ferroviarias dignas y traraton de llamar la atención de la operadora ferroviaria. Se trata de la primera iniciativa de este movimiento popular, que ha querido que coincida con la celebración del Día de Extremadura. La protesta de este colectivo recibe el apoyo en las redes sociales y en la plataforma Change.org, donde hasta ayer han recogido casi 10.000 firmas.

Al grito de «Renfe, escucha, milanos en lucha» y «tren digno para Extremadura», varios integrantes de la plataforma se han paseado con banderas extremeñas por la estación, ataviados con las vestimentas de Azarías y el resto de personajes de la película de Mario Camus. Durante la performance han repartido entre los viajeros que pasaban por allí algunas viandas extremeñas. La llegada a Madrid, con 20 minutos de retraso, sorprendía a los viajeros; a pie de anden les esperaban cámaras de televisión, micrófonos y mucha prensa y muchos de los pasajeros habituales y extremeños. En un conteo rápido han sido más de cien las personas que se han unido en Atocha a esta reivindicación, muchos portando sus propias banderas de Extremadura.

A las 7.15 y a las 8.25 cogieron los trenes los primeros extremeños de Plasencia y de Cáceres. Al principio, planeaban ser una veintena, pero después, la indignación con la situación de los trenes ha hecho que decenas de extremeños se sumen a la iniciativa. Más de medio centenar de personas han llenado los convoyes, aunque más extremeños, residentes en Madrid, les esperaban en Atocha. “Queremos un tren del Siglo XXI”, denuncian la precaria situación del transporte que viene sufriendo la ciudadania de esta comunidad. Por esto, el mismo Día de Extremadura toman este camino: “Nuestra aportación en vez de colgarnos medallas es luchar por nuestra tierra“.

En el Jardín Botánico ha sido el momento del almuerzo: Patatera, pan, vino, tocino y chorizo repartido sobre una manta. Una vez almorzados visita a las tortugas que son “la reencarnación de nuestros trenes” y momento de más gritos y fotografías. Una reivindicación que se ha producido sin incidencias, con muchas sonrisas y risas, explicando los extremeños al resto de viajeros el porqué de la protestas y el atuendo y las razones del viaje.

La performance de ‘Los Santos Inocentes’, la película dirigida por Mario Camus en 1984, quiere concienciar sobre el olvido en el transporte mostrando que no ha habido un avance desde estos años hasta la actualidad: “Las estaciones, las vías y los trenes en muchos casos son los de principios del siglo XX”. Desde la plataforma, denuncian el abandono institucional desde hace décadas, lo que hace que se carezca de “un ferrocarril digno que nos comunique con el resto de España en igualdad de condiciones que otras comunidades autónomas. No hay trenes suficiente, ni se realiza un buen mantenimiento de los ferrocarriles y las instalaciones ni hay personal suficiente”, sostienen los integranets de este movimiento.

Recuerdan que ‘Milana Bonita’ nace con la vocación de reivindicar un tren digno para Extremadura tras las más de 30 averías en trenes con destino a esta región en los meses de julio y agosto. Aclaran que no están adscritos a ninguna ideología política y han pedido expresamente a las fuerzas políticas que no se sumen, pero que sí lo hagan sus militantes y dirigentes como ciudadanos extremeños que son «para que la única bandera existente en sus reivindicaciones sea la de Extremadura».

“En 40 años no han hecho nada” dice la plataforma, y no quieren que ahora se hagan con esta reivindicación. Reclaman ser una plataforma ciudadana porque durante todos los años que han pedido a los partidos políticos un cambio no han hecho más que “pedir paciencia”. Este colectivo ciudadano pide un servicio ferroviario “ecológico y eléctrico”, ya que Extremadura “no cuenta con un solo kilómetro de vía electrificada”. Exigen un tren que vertebre la región ya que es “casi imposible” ir a Mérida o Badajoz desde Cáceres o Plasencia sin hacer trasbordos y que tenga las “mínimas medidas de confort, velocidad y seguridad”. Con esta performance de ‘Los Santos Inocentes’ pretenden mostrar que los trenes que recorren las vías extremeñas son los mismos que se pueden ver en la película y que las estaciones, las vías, los servicios en muchos casos son los de principios del siglo XX, e incluso algunas han cumplido ya más de 125 años de servicio.

Anuncios

‘Milana bonita’ exige el tren (del siglo XXI) en Extremadura

La plataforma ciudadana ‘Milana Bonita’, creada en Plasencia (Cáceres) para exigir la mejora de las infraestructuras ferroviarias en Extremadura, llevará el próximo 8 de septiembre a la estación de Atocha madrileña su reivindicación en forma de protesta teatralizada. El colectivo ha elegido el Día de Extremadura para llevar a cabo su primera acción reivindicativa con la que pretenden “exigir el tren digno que merecen todos los extremeños”, explica la alcaldesa de la Entidad Local Menor de San Gil y una de las promotoras de la plataforma, Esther Sánchez. Con esta iniciativa el colectivo pretende llamar la atención a nivel nacional sobre la precaria situación del ferrocarril en Extremadura.

Sánchez confirma que la actividad consiste en realizar el trayecto en tren hasta la capital de España caracterizados como los personajes de la famosa versión cinematográfica de la obra de Miguel Delibes ‘Los santos inocentes’. Al llegar a la estación de Atocha, se realizará una protesta teatralizada cuyo objetivo principal es “hacer todo el ruido que podamos para exigir un tren digno ya, sin renunciar, claro está, a la alta velocidad”, añade en una rueda de prensa.

La alcaldesa denuncia que, a la hora de organizar este acto, el colectivo se ha encontrado “con una situación kafkiana, como es el hecho de que en Extremadura no existe un tren que vertebre Zafra, Badajoz, Mérida, Cáceres, Plasencia y Navalmoral de la Mata”. Para solventar este inconveniente, ‘Milana Bonita’ ha convocado a todos los interesados en participar en la protesta en Plasencia, donde se tomará el tren de las 8.25 horas, que llegará a Madrid a las 11.00 horas, “claro está si no se para o se avería”, ironiza la alcaldesa.

Esther Sánchez subraya que la plataforma ciudadana “es de todos y para todos, completamente aséptica y sin colores ni partidos”. “Milana Bonita ha nacido para vertebrar el cabreo supino que tenemos todos los extremeños”, agregao Sánchez, que ha pedido a todo los habitantes de Extremadura que se unan a sus peticiones.

Lo normal es que Extremadura explote, porque a pesar de disponer de una red ferroviaria de 725 kilómetros, el viaje por vía férrea desde Madrid es uno de los peores de España: se realiza en un tren de media distancia, las traviesas son aún del siglo XIX y el aislamiento de muchas comarcas, tras la supresión de varias líneas, complica la vida de sus ciudadanos. Los coches, además, son aptos para circular por trayectos de hasta 300 kilómetros, pero hasta la capital pacense hay 400.

No tiene explicación que esta región carezca de una infraestructura adecuada al siglo XXI”, reconocía hace unos días a ‘El País’ Juan Bravo, presidente de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). “La puntualidad está acondicionada a la características de las infraestructuras y son insuficientes“, añadía Ramón Azuara, director general de Renfe Viajeros.

El periódico recogía los problemas con las líneas ferroviarias. Es la única región de España que no dispone de ferrocarriles de larga distancia. No hay Talgos. No hay doble vía. Viajar por tren, si es que el pasajero puede acceder a una estación con parada, es un drama. Solo en el último mes se han producido una veintena de incidencias graves: retrasos de hasta cuatro horas, cancelaciones, averías, viajes en autobús, suspensión de líneas… Lo extraño es que aún haya quien aguante esta situación solo con lamentos.

(Imagen David Palma)