Archivo de la etiqueta: Línea 8

Los trenes que conectan el centro de la capital con el aeropuerto de Barajas vuelven a funcionar

La Línea 8 (la de color rosa) vuelve a estar operativa. Reabrió este miércoles, una semana antes de lo previsto, tras permanecer cerrada desde el 26 de enero por reformas. La Línea 8 tiene un recorrido de 16,5 kilómetros con ocho estaciones que conducen desde Nuevos Ministerios, en el centro de Madrid, hasta la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Pero la línea 8 no solo lleva al aeropuerto, también a Ifema, el recinto ferial en el que se celebran los grandes congresos de Madrid.

Las obras de reforma le supusieron una inversión de 20 millones de euros a la Comunidad. Los trabajos se centraron en la reparación de la plataforma de vía mediante inyecciones y muros de hormigón transversales, además de la reparación del canal central de drenaje y de las canaletas transversales. También se han cambiado los tacos de vía elásticos, que habían quedado obsoletos, por placas de fijación directa en todo el tramo afectado y se han rehabilitado las galerías de evacuación del tramo Mar de Cristal-Campo de las Naciones. Asimismo, se ha consolidado un pozo ubicado entre Campo de las Naciones y Aeropuerto T1-T2-T3 para eliminar filtraciones y evitar posibles desprendimientos en dicho pozo. Las obras se producen para mejorar zonas de la canaleta central, arreglar filtraciones y renovar las fijaciones y mejorar también la infraestructura de la plataforma de vía.

La línea cuenta con una media de 45.000 viajeros diarios. Es la línea más rápida de toda la red y en ella los trenes pueden llegar a alcanzar una velocidad de 105 kilómetros por hora. En 2001 se convirtió en la primera línea del Metro electrificada a 1.500 voltios. Las obras se aceleraron para intentar que la línea estuviera reabierta para la Semana Santa, días con mayor volumen de viajeros.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3010485/0/reabre-linea-8-metro-hasta-aeropuerto-adolfo-suarez-madrid-barajas/#xtor=AD-15&xts=467263

La estación de Cercanías de la Terminal 4 duplicó sus viajeros durante el cierre de la línea 8, alcanzando los 760.000 usuarios. Esto supone un incremento del 120% respecto a las mismas fechas de 2016, según Renfe.

Durante el periodo de obras la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) dispuso de tres líneas especiales de autobús gratuitas para sustituir el servicio de la línea 8. El sistema, similar al empleado durante el cierre de la línea 1 en 2016, cubría los trayectos entre las estaciones de Colombia y Pinar del Rey; entre Mar de Cristal, Aeropuerto T1-T2-T3 y Barajas; y entre Mar de Cristal y Aeropuerto T4. Los autobuses pasaban cada seis y 15 minutos, en función de la línea. Desde el día 12 este servicio dejó de funcionar.

Anuncios

¿’Empujadores’ en el metro de Madrid?

personal-metro-estacion-linea8-madrid

El suburbano de Madrid niega su existencia, pero reconoce que parte de la plantilla del metro ayuda a ordenar y agilizar el tráfico desde que el cierre de la línea 8 ha llevado la saturación al resto de la red. Los usuarios aseguran que, desde entonces, se ha notado la presencia de ‘empujadores’ que, al estilo del suburbano de Tokio, empujan a los viajeros hasta completar el aforo de los coches. Metro de Madrid lo niega categóricamente y aseguran que no se trata “propiamente de ‘empujadores’ sino de operadores del Metro que ayudan a ordenar el tráfico y facilitar el cierre de las puertas”.

El cierre de la Línea 8 ha convertido la estación de Avenida de América en un punto estratégico porque conecta la Línea 4 con la estación de Mar de Cristal, donde confluyen las líneas especiales de autobús SE2 y SE4 dispuestas para suplir la falta de la línea 8. La Comunidad dice que, en el marco de la campaña de información al usuario, el personal de servicio tiene la misión de informar a los usuarios de las alternativas de movilidad disponibles y “contribuir a que el servicio sea lo más ágil posible”. Estas personas facilitan el acceso de los viajeros al tren, dice el Gobierno regional, informándoles “para que se distribuyan a lo largo del andén y así puedan ocupar de una manera más ordenada y ágil los coches”.

La megafonía de la estación insta a los viajeros a distribuirse a lo largo del andén y “el personal de Metro de Madrid vela para que todo transcurra con normalidad, facilitando el acceso de los pasajeros al tren”, explica la Comunidad. Hasta la llegada del convoy se mantienen de espaldas a la vía vigilando la llegada de viajeros y su colocación. Al llegar los coches, están atentos de que la entrada se produzca con normalidad, y aconsejan dónde colocarse. Además, también agilizan la salida del tren al ayudar manualmente a cerrar las puertas del convoy.

La experiencia no es nueva, según cuenta El Mundo. Ya en el año 2007, Metro tiró de su personal de seguridad y sus trabajadores para realizar la misma labor en la línea 6, que en aquel año sufría numerosas averías. Ahora hay entre cuatro o cinco personas que realizan esta labor en hora punta en la citada estación. Sin embargo, Metro se niega categóricamente a admitir que sea esta la figura más adecuda para definir este servicio.

La línea 8, que conecta la estación de Nuevos Ministerios con el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, permanecerá cerrada hasta el 18 de abril, debido a unas obras de modernización de la vía. Algunas líneas han sido reforzadas y la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha dispuesto tres servicios especiales de autobús gratuitos: el SE 2 (entre las estaciones de Mar de Cristal y Barajas), el SE 3 (entre Colombia y Pinar del Rey) y el SE 4 (entre Mar de Cristal y Aeropuerto T4). Sin embargo los usuarios aseguran que se trata de un refuerzo insuficiente para el volumen necesitado.

Cierra por obras la línea L8 de Metro Madrid

nuevos-ministerios-metro-madrid

La línea 8 de Metro de Madrid, que conecta Nuevos Ministerios con el aeropuerto de Barajas, se cerrará del 26 de enero al 18 de abril (83 días) por obras de mejora en las instalaciones valoradas en más de 20 millones de euros y sin previsión de reapertura parcial por tramos. Así lo ha detallado este lunes el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pedro Rollán, en la presentación de estos trabajos y de la campaña informativa que desplegará Metro para informar del cierre por obras y las alternativas de transporte que se habilitan, con tres servicios especiales de autobús y refuerzo de medios en Metro, EMT y Cercanías.

El consejero explica que estas actuaciones, que ha definido como “muy importantes”, se realizan en una línea con 16 kilómetros de longitud (con paradas en Ifema y en el aeropuerto de Barajas) y que transporta a una media de 47.500 viajeros al día. Rollán considera que las obras implicarán una mejora de la plataforma de vía y que se va a eliminar el agua que se acumula por filtraciones en la superbase de dicha plataforma. de ahí que sea necesario efectuar inyecciones de hormigón y sustituir todos los tacos de vía (con el cambio de 80.000 placas).

Los trabajos se realizarán durante 24 horas al día mientras dure el cierre de la línea. También se va a renovar el sistema de fijación de la plataforma de vía, aspecto que mejorará “sustancialmente” la velocidad comercial en la vía (que ya es una de las más rápidas de la red) y el confort durante el trayecto para los usuarios.

El proyecto plantea la renovación integral de un pozo de bombeo, que se va a impermeabilizar en su totalidad con una actuación muy similar a la acometida en el túnel de la línea 1 del suburbano, junto a la mejora de las salidas de emergencia. Con estas obras, se incrementa la velocidad de la línea y se reducirá las inversiones a destinar en mantenimiento.

Rollán destaca que estas obras se fundamentan en que la plataforma de vía tiene cimentado con hormigón su costado pero no su base, lo que produce filtraciones que generan que los sistemas de fijación pierdan capacidad de resistencia, lo que reduce a su vez la velocidad comercial. Pese a ser uno de los tramos más nuevos de la red, el consejero está convencido de que “en su momento” se ejecutaron con “todos los medios al alcance”.

Rollán cree que el cierre de la línea implica el despliegue de unos servicios especiales gratuitos para los usuarios de Metro, unido al refuerzo en la C1 de Cercanías (que mejora su frecuencia a 15 minutos en su parada en el aeropuerto), las líneas de EMT (como por ejemplo la exprés al aeropuerto) o la propia línea 4 de Metro. Está previsto habilitar una lanzadera (S2) desde Mar de Cristal a la T-2 con frecuencias de seis a siete minutos y diez autobuses. También se establece la S4 entre Mar de Cristal y la T-4 de Barajas con frecuencias cada siete minutos y hasta ocho buses y una S3 desde Colombia a Pinar de Chamartín de 11 a 13 minutos con dos vehículos.

Este servicio se planifica con una capacidad de 150.000 plazas (con hasta 20 vehículos en conjunto) y con horario de 6 a 1.30 horas, similar al que se despliega en Metro. El coste del refuerzo de transporte depende del número de expediciones que se realicen pero que ronda una cifra superior al millón de euros. El despliegue de medios alternativos está coordinado con Ifema y el aeropuerto de Barajas.

La consejería tiene prevista una importante campaña informativa con el reparto de 200.000 folletos informativos para los viajeros, en castellano y en inglés, con servicio de información en estaciones y con canal de atención en redes sociales como Twitter o Facebook. A su vez, habrá puntos de información en el aeropuerto y Feria de Madrid.

Rollán asegura que no se han escatimado esfuerzos en recursos de transporte alternativo y en la campaña de información para seguir prestando un servicio de calidad en esta línea. El consejero indica que la previsión es que no se produzcan reaperturas parciales y recalca que, aparte del refuerzo, varias estaciones (Nuevos Ministerios, Mar de Cristal y Colombia) de la L8 conectan con otras líneas de Metro en un trazado que es más corto que el de la L1.