Archivo de la etiqueta: Hulla

‘Paisajes de Labordeta’: tren y minería

Utrillas es el objetivo de la segunda ruta de ‘Aragón en la Mochila, Paisajes de Labordeta’, que en esta ocasión invita a conocer la historia del ferrocarril y la minería en este municipio turolense. La ruta pretende dar a conocer “el ferrocarril como elemento de vertebración del territorio, un ferrocarril con vocación de unir Aragón con el Mediterráneo, una aspiración a la que, 35 años después, no hemos renunciado ni renunciaremos, explica el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro.

Soro destaca que “se trata de una forma muy especial de viajar, porque es la forma que él tenía de entender, vivir y querer Aragón, sus paisajes y sus gentes”. El consejero asegura que “a través de mapas de cada una de las rutas, completados con la web ‘paisajesdelabordeta.com’, se puede encontrar toda la información, fotografías y curiosidades para revivir, de su mano, las rutas que en su día recorrió Labordeta, sus vivencias, sus percepciones, esos parajes en los que se detenía, esos detalles que, a veces, nos pasan desapercibidos”.

Gracias a la iniciativa ‘Aragón en la Mochila, Paisajes de Labordeta’, impulsada por la Fundación José Antonio Labordeta con la colaboración del Gobierno aragonés, a través de la empresa pública Turismo de Aragón, “podremos descubrir y revivir los cuatro paisajes que Labordeta recorrió y describió en 1983 en su libro ‘Aragón en la mochila’: ‘Zaragoza, plaza a plaza’, ‘Por las tierras del Utrillas’, ‘Ribagorza oriental’ y ‘de Alcañiz a Rubielos'”, explica el consejero aragonés.

El relato del libro de 1983 que inspira esta ruta “es un texto íntimo y personal, auténtico, un verdadero diario de viaje. Cuando lo lees, oyes la voz de Labordeta; parece que te lo está contando él mismo”, subraya Soro. Y lo ha descrito como “un texto, como el propio Labordeta, cuajado de crítica social: a la maldita especulación de los años 60, a la degradación natural, a la emigración, a la guerra, al franquismo”.

Esta ruta se ha actualizado en ‘Aragón en la Mochila, Paisajes de Labordeta’ y se ha dividido en cinco etapas, siguiendo los pasos del cantautor: Zaragoza-Belchite; Belchite-Cortes de Aragón; Cortes de Aragón-Alcaine/Parque Cultural del Río Martín; Segura de Baños-Cuenca del Río Martín; y Escucha, Montalbán, Utrillas.

La presidenta de la Fundación Labordeta, Juana de Grandes, destaca que Labordeta recordaba este lugar como un lugar con sabor metálico y explica que “son rutas muy personales, que se salen de los entornos turísticos y rutas que Labordeta conocía muy bien”. Por su parte, el alcalde de Utrillas, Joaquín Moreno, resalta la necesidad de dar a conocer el patrimonio histórico y minero para rememorar la revolución industrial, algo que ya se puede ver en el Parque de la Minería y el Ferrocarril y hace referencia a las ampliaciones de la oferta turística que se muestra con la puesta en marcha de una segunda locomotora.

Miles de personas ya han podido disfrutar de esta experiencia y conocer la auténtica historia de la minería de Utrillas, su pasado y su patrimonio industrial. Un recorrido turístico musealizado por los diferentes elementos que conforman la antigua explotación minera del Pozo de Santa Bárbara. Destaca el recorrido que realiza la locomotora de vapor Hulla Nº1, fabricada por Orestein & Koppel en el año 1903.

La locomotora MFU 31 se unirá a la ‘Hulla’ en Utrillas para el circuito del pozo Santa Bárbara

locomotora-mfu31-utrillas

Manos a la obra. La ‘Hulla’ tendrá pronto nueva compañera en Utrillas. La locomotora MFU 31, una máquina Henschel de 1918, se encuentra en pleno proceso de restauración para que pueda incorporsarse al circuito del pozo Santa Bárbara, uno de los principales focos de atracción del municipio turolense. La máquina era hasta no hace mucho ‘maceta’ en una de las calles principales de la población y que recibía a los visitantes desde una de las dos entradas del municipio.

La MFU 31 realizó su último viaje en 1966 remolcando tolvas de carbón entre las minas de Utrillas y los lavaderos de carbón. Desde hace más de 40 años, la locomotora recibía a los visitantes, asentada en un pedestal, desde una de las dos entradas del municipio. En los próximos meses se unirá a la ‘Hulla’ y a la Deutz, los trenes turísticos que recorren periódicamente el pozo de Santa Bárbara de Utrillas. “Fue de las últimas locomotoras de vapor que fue reparada por Minas y Ferrocarriles de Utrillas y está en bastante buen estado, aunque ha sufrido las inclemencias del tiempo y el expolio de algunas de sus piezas”, explica Carlos Abadías, vicepresidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft).

El pasado 3 de diciembre y casi coincidiendo con la festividad de Santa Bárbara, el Ayuntamiento de Utrillas trasladó esta máquina desde su pedestal a las dependencias del pozo, para que los visitantes pudieran observar durante su viaje en la ‘Hulla’ la majestuosidad de la MFU 31. “Nuestro objetivo es ponerla en funcionamiento y que se añada al atractivo que ya tiene el pozo de Santa Bárbara junto con los museos”, comenta Joaquín Moreno, alcalde de Utrillas.

Aunque afectada por la oxidación y por las secuelas de haber estado durante años a la intemperie, la MFU 31 no se encuentra en mal estado. La Azaft, que dispone de una dilatada experiencia en la restauración de este tipo de máquinas, logró que sus ruedas giraran. Los voluntarios examinaron el rodaje, las bielas y diferentes engarces para comprobar su estado. Ahora han emprendido el desmontaje de la cabina para comprobar cómo se encuentra la caldera, ya que está es la parte que más puede hacer variar el coste de la reparación. “Son tecnologías de hace más de 100 años y que, por suerte, con un poco de hierro y mecánica se puede volver a poner en marcha”, asegura Abadías.

La MFU 31 es una locomotora de mayores dimensiones que la ‘Hulla’, pues cuenta con 30 centímetros más de anchura. También se trata de una máquina mucho más potente, preparada para la combustión de agua, carbón, madera y caña de azúcar. Este tipo de locomotora, de fabricación alemana, estaba ideada para circular por el desierto, motivo por el que cuenta con una cabina llamada tropical, habilitada con un sistema de refrigeración para evitar que el conductor sufriera las inclemencias del tiempo.

Utrillas acabó el año con la puesta en marcha del parque temático dedicado a la minería y al ferrocarril que está situado en el entorno del pozo de Santa Bárbara. En él es posible realizar un recorrido de 1,3 kilómetros a bordo de un tren de vapor que se construyó en los primeros años del siglo XX y que fue pionero en transportar carbón desde las minas hasta el cargadero que lo llevaba, también en ferrocarril, hasta la capital aragonesa. El objetivo para este año es poner en marcha la locomotora todos los sábados con la ayuda de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tren (Azaft).

El trayecto de la locomotora discurre por un parque musealizado y el viaje a otro siglo se completa con una visita por las instalaciones que empleaban los mineros para equiparse a la hora de entrar a la mina y asearse una vez salían de ella. Además, en lo que eran las antiguas escuelas que construyó Minas y Ferrocarriles de Utrillas (MFU) para los hijos de sus trabajadores hay una completa muestra con más de un millar de objetos vinculados a la minería entre los que destaca una colección de lámparas de todas las épocas y de diferentes países del mundo.

Desde su inauguración en 2012, este pequeño ferrocarril ha captado la atención de medio mundo. Hasta el municipio turolense se han desplazado visitantes de todas las partes de España e incluso del extranjero (Francia, Alemania e Inglaterra), atraídos por la idea de conocer en funcionamiento el motor de vapor que impulsó la revolución industrial.

(Imagen Antonio Fontela. Utrillas)

Utrillas goza y abre al turismo el nuevo parque temático de la minería y del ferrocarril

tren-minero-utrillas-unos-cuantos-trenes

Santa Bárbara tuvo su conmemoración especial en Utrillas. La localidad turolenses estrenaba ese día el parque temático de la minería y el ferrocarril ubicado entre el pozo Santa Bárbara y el antiguo hospital minero convertido en centro de interpretación de la geología y la minería. El parque cuenta con la ampliación del trazado del tren minero, nueva estación, sala de calderas, vestuario de los mineros y sala de exposiciones. Además las antiguas escuelas restauradas disponen de una sala de lampistería, una sala de paleontología y el centro de interpretación de la geología y la minería.

Durante estos días, los visitantes al parque recorren a bordo del tranvía del que tira la máquina ‘Hulla’ el nuevo trayecto de 1.300 metros. El trazado que encabeza esta joya del vapor discurre alrededor de un parque natural musealizado, construido con traviesas y vía de tren, pero que tambiín tiene cemento para dar un paso alternativo como sendero para los visitantes.

El nuevo trayecto de la locomotora de vapor se inicia ahora desde una pequeña estación del pozo Santa Bárbara, que se ha construido recientemente y que servirá de oficina de turismo. La estación de ferrocarril tiene unos 70 metros cuadrados.

La estrella de este pequeño ferrocarril guarda estrecha relación con la minería. No solo por su nombre, ‘Hulla’, sino también porque trabajó en el transporte de material de MFU desde su adquisición en Alemania en 1903. Esta pequeña 020T fue construida por Orenstein & Kopell con el número de fábrica 1.166. La locomotora fue adquirida en 1986 por José María Valero, un gran coleccionista particular que ha salvado de la chatarra varias de nuestras mejores joyas ferroviarias; sufragó los primeros arreglos y mantenimiento. Posteriormente se hizo cargo de esta centenaria pieza la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvía (AZAFT), uno de los grupos más activos en el mantenimiento de piezas históricas. La restauración de la ‘Hulla’ se hizo en dos partes: la primera en 1987 fue estética y la segunda funcional, en 2000, cuando se reparó la caldera y se terminó de ajustar el rodaje y los cilindros. Además de rodar por la vía de pruebas de la AZAFT, la ‘Hulla’ fue invitada hasta en tres ocasiones al Museo del Ferrocarril de Gijón. Desde su restauración funcional ha estado guardada en Ejea, donde se disponía de cuarenta metros de vía para poder hacer encendidos de mantenimiento, controlados y gestionados por personal de AZAFT.

Termina el recorrido del parque temático de la minería y del ferrocarril en el antiguo hospital minero, construcción también de principios de siglo XX, convertido en centro de interpretación de la geología y minería. Las últimas actuaciones del parque temático de la minería y del ferrocarril se han podido ejecutar gracias a una subvención de más de 225.000 euros de la Alternativa al Plan Miner. En la puesta en funcionamiento del parque temático, ha sido imprescindible la colaboración y las aportaciones de la Asociación de Amigos del Ferrocarril y la nueva Asociación de Voluntarios del Patrimonio de Utrillas.

(Imagen Jorge del Valle Alvarado del blog ‘Unos cuantos trenes‘)

Utrillas alargará el trazado para la locomotora ‘Hulla’, estrella de su museo minero

locomotora-tren-minero-utrillas

El Ayuntamiento de Utrillas ha adjudicado las obras de ampliación del recorrido del tren minero que encabeza la locomotora ‘Hulla’ y que se ha convertido en un referente para toda la cuenca minera. Las vías se ampliarán de forma circular alrededor de la zona ajardinada del pozo Santa Bárbara. Al trazado actual de un kilómetro se le añadirán ahora 820 metros, con lo que la pequeña pero atractiva vaporosa atraerá a más visitantes. El recorrido contará con una estación de viajeros.

El consistorio modifica en parte el proyecto inicial aprobado en la pasada legislatura. Se pretendía unir la zona existente con el Museo de la Ciencia y la Arquelogía. Pero ahora se ha decidido crear un parque turístico integrando el ferrocarril, la naturaleza y el patrimonio minero, que incluye el museo de lámparas, una colección única en el mundo con más de 1.500 piezas. El Ayuntamiento invertirá 250.000 euros.

El proyecto museístico incluye las antiguas escuelas, ubicadas en los terrenos mineros, en la que se puede apreciar cómo eran las dependencias escolares de los años cincuenta en España y una sala de fósiles, con la réplica del primer dinosaurio que apareció en España.

El conjunto se ha consensuado entre el Ayuntamiento de Utrillas y la Asociación de los Amigos del Ferrocarril de Zaragoza, cuyos integrantes se encargan del mantenimiento del material móvil del parque minero y se ocupan también de mostrarlo a los visitantes. La asociación está compuesta por antiguos mineros y jóvenes aficionados que se interesan por las máquinas de vapor y el patrimonio minero y que proporcionan al público que visita el pozo Santa Bárbara información y anécdotas de su experiencia vivida dentro de la mina.

Las obras, que tienen un coste de 250.000 euros, son la mejor solución para desarrollar el recorrido de la locomotora, “pues existían problemas de titularidad en uno de los terrenos por los que iba a discurrir el tren según el anterior proyecto”, explica el alcalde Joaquín Moreno.

La estrella de este pequeño ferrocarril guarda estrecha relación con la minería. No solo por su nombre, ‘Hulla’, sino también porque trabajó en el transporte de material de MFU desde su adquisición en Alemania en 1903. Esta pequeña 020T fue construida por Orenstein & Kopell con el número de fábrica 1.166. Como viene ocurriendo en nuestro país, la locomotora fue adquirida en 1986 por José María Valero, un gran coleccionista particular que ha salvado de la chatarra varias de nuestras mejores joyas ferroviarias; sufragó los primeros arreglos y mantenimiento. Posteriormente se hizo cargo de esta centenaria pieza la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvía (AZAFT), uno de los grupos más activos en el mantenimiento de piezas históricas. La restauración de la ‘Hulla’ se hizo en dos partes: la primera en 1987 fue estética y la segunda funcional, en 2000, cuando se reparó la caldera y se terminó de ajustar el rodaje y los cilindros. Además de rodar por la vía de pruebas de la AZAFT, la ‘Hulla’ fue invitada hasta en tres ocasiones al Museo del Ferrocarril de Gijón. Desde su restauración funcional ha estado guardada en Ejea, donde se disponía de cuarenta metros de vía para poder hacer encendidos de mantenimiento, controlados y gestionados por personal de AZAFT.

El calendario previsto para el funcionamiento del tren contará con encendidos los días 2 y 5 de septiembre, aprovechando el partido con el Real Zaragoza y las fiestas mayores, motivo por el qeu el 5 se organizará una comida popular en el recinto.

El tren minero de Utrillas dispondrá en marzo de un recorrido de mil metros y nueva locomotora

hulla-tira-tren-minero-utrillas

Un kilómetro de vía. Cuatrocientos metros de nuevo trazado harán posible que el tren turístico minero de Utrillas tenga en breve una línea de mil metros cuando el nuevo se ponga en funcionamiento. El Ayuntamiento de Utrillas trabaja en la ampliación de la línea, que con los 600 metros existentes llegará al kilómetro de trazado. Las previsiones apuntan al 23 de marzo para abrir la nueva línea que coincidirá también con la puesta en funcionamiento de una una nueva locomotora, una Deutz MLH 322, que se utilizaba para transportar el carbón en el interior de la mina.

El presidente de la Comarca Cuencas Mineras dijo que la ampliación de la vía del tren turístico minero estará terminada, si el tiempo lo permite, en un par de semanas. El tramo en construcción se realiza en recta, pero es preciso nivelar, echar balastro, colocar las vías y las traviesas. “En dos semanas esperemos que esta ampliación de la vía está terminada, por lo que para el 23 de marzo se abrirá al público el recorrido ampliado, explica el presidente de la Comarca Cuencas Mineras y edil del Ayuntamientos de Utrillas, José María Merino. La Deutz MLH 322 se utilizaba en 1930 para transportar carbón en la empresa de Minas y Ferrocarriles de Utrillas, pero se ha rescatado de un pedestal en la entrada del parque del Pozo Santa Bárbara turolense. El presupuesto para la nueva actuación de la vía es de 30.000 euros, que aporta el Ayuntamiento.

El concejal José María Merino anunció que los presupuestos comarcales, que alcanzarán los 1,6 millones de euros, se someterán a su aprobación a finales de este mes de febrero. Merino apostilló, no obstante, que se estaba pendiente de una reunión intercomarcal para fijar finalmente los presupuestos. “Las líneas del Feader se clarificarán en este mes”.

El Museo de la Ciencia y Arqueología Minera de Utrillas es el escenario en torno al cual se han montado este recorrido sobre los cuales circula la locomotora ‘Hulla’, original de MFU (de 1903), y un coche de viajeros de esta misma línea, también impecablemente restaurado, conocido en la zona por su forma como el ‘tranvía’. El recorrido transcurre por 600 metros de vía que salen del Pozo Santa Bárbara para llegar a la estación del Mirador, en un trayecto en el que los viajeros pueden disfrutar del paisaje en un tren gestionado por la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft).

El 31 de marzo de 1966 fue el último día de circulación del ferrocarril que unía Zaragoza con Utrillas y sus minas. Fue en 1904 cuando echaron a andar vagones y locomotoras en este largo recorrido, que se complementaba con otros siete kilómetros de una vía de sesenta centímetros de ancho que subía desde la zona de los lavaderos a los pozos mineros. La actividad minera siguió en este confín turolense, pero no la ferroviaria. Ahora, 54 años más tarde, las locomotoras de vapor que en tiempos circularon por esta zona vuelven a rodar gracias al empeño del ayuntamiento y los aficionados al ferrocarril.

El trabajo en la zona se inició hace ya unos once años. Agotadas las opciones de futuro con la minería, se planteaba una apuesta por la recuperación y puesta en valor de los restos de este legado minero como soporte de un proyecto de dinamización económica. En primer lugar, afrontaron la restitución de todas las escombreras y zonas destrozadas por la actividad minera. La segunda parte se centraría en actuar sobre las instalaciones que quedaban en pie en el pueblo de la empresa Minas y Ferrocarril de Utrillas.

Poco a poco se han ido recuperando algunos de los viejos edificios vinculados a las minas, dándole nuevos usos ligados a la interpretación y puesta en valor de este legado industrial. Así, en el antiguo hospital minero se instaló el nuevo museo minero. Junto a éste se ha creado también, un centro de congresos y se ha rehabilitado la casa de la dirección de MFU como albergue municipal.

La labor realizada hasta la fecha, que incluye trabajos documentales, como la recuperación del archivo de MFU, han permitido recuperar igualmente la Mina Santiago creando un parque a la entrada, previendo en un futuro el que sea posible la visita al interior de la mina mediante un tren de baterías. Se ha reconstruido el castillete del pozo Santa Bárbara y se han restaurado sus instalaciones anexas, incluyendo el edificio del vestuario y el que alberga dos calderas Borsig que movían las ascensores del pozo minero. En la misma zona del Pozo Santa Bárbara se ha recuperado el edificio de las Escuelas.

El trabajo de todo este proyecto patrimonial se centra también en el ferrocarril. El proyecto prevé llegar a los dos kilómetros. Las vías saldrían de las mismas calles de Utrillas, que antaño recorría el tren minero, y en un sinuoso recorrido de duro ascenso se llegará a las instalaciones ya recuperadas y otros espacios contemplados para ser visitados.

La Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y los Tranvías viene colaborando en este proyecto desde sus inicios, en principio con una labor de asesoría, pero, a partir de la compra de la locomotora y el coche, se vincularon más en la parte técnico-ferroviaria del proyecto. Esta asociación aragonesa llevaba ya dos décadas manteniendo en perfecto estado estos dos vehículos, y ahora sigue haciéndolo con su ligazón al proyecto patrimonial de Utrillas. En esta línea de implicación se optó por crear la ‘Asociación de Amigos del Museo Minero de Utrillas’, “hija” de la Azaft, en la que han puesto su ilusión para que sea motor de dinamización y coordinación de los trabajos en la zona, colaborando con el Ayuntamiento a difundir el importante trabajo de recuperación de patrimonio industrial que están realizando.

(Fuente Vía Libre. Imagen Asociación de Aamigos del Museo Minero de Utrillas)