Archivo de la etiqueta: futurista

El operador italiano NTV presenta los futuristas pendolinos rojos fabricados por Alstom

alstom--ntv-pendolino-italo

Frontal futurista y color rojo fuego. Así son los ocho nuevos trenes del operador privado de alta velocidad italiano NTV construidos por Alstom que se entregarán a finales de 2017 y entrarán en servicio en 2018. El nuevo tren es de color rojo fuego y cuenta con un frontal futurista, diseñado para proporcionar protección frente a los choques. Se trata de una evolución a partir de modelos anteriores de la familia de los Pendolinos.

El tren, que se fabrica en Italia, es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros a la hora. Tiene 187 metros de largo y está compuesto por siete coches con capacidad para un total de 480 pasajeros. Esta nueva generación de Pendolino es compatible con las últimas regulaciones de interoperabilidad (TSI1) establecidas por la Unión Europea en 2014.

Los nuevos vehículos son respetuosos con el medioambiente, ya que disponen de un alto nivel de reciclabilidad y reducidas emisiones de dióxido de carbono. Además, su sistema de tracción distribuida optimizada aumenta la eficiencia energética, mejora la aceleración y recupera la energía en la fase de frenado.

Los ocho nuevos trenes complementarán la actual flota de veinticinco unidades de tren AGV, también fabricados por Alstom , que componen el parque de NTV, con lo que la operadora alcanzará las 33 unidades. NTV podrá responder a una demanda creciente, incrementando la oferta en las principales líneas de alta velocidad de los corredores noreste y noroeste de Italia. El incremento de la flota forma parte de un proceso de desarrollo emprendido por NTV, que en 2015 transportó a más de nueve millones de pasajeros, un 40% más que el año anterior.

NTV y Alstom firmaron un contrato de adquisición y mantenimiento por un período de veinte años, valorado en 460 millones de euros. Los Pendolino, ofrecerán a NTV una mayor flexibilidad y adaptación tanto a líneas convencionales como de alta velocidad. Estos trenes complementarán la actual flota de veinticinco trenes de muy alta velocidad AGV, los Italo de NTV, también fabricados por Alstom, y permitirán extender las opciones de la alta velocidad a un creciente número de pasajeros.

Actualmente, los Italo conectan quince estaciones de once ciudades italianas: Salerno, Nápoles, Roma Termini, Roma Tiburtina, Florencia, Bolonia, Reggio Emilia, Milán Rogoredo, Milán Central, Turín Porta Nuova, Porta Susa, Verona, Padua , Venecia Mestre, Venecia Santa Lucia y, hasta el fin de la Expo 2015, Milán Expo.

La factoría de Alstom en Savigliano es responsable del diseño y la producción de los trenes. También participan las fábricas italianas de Sesto San Giovanni en Milán, para el diseño y la fabricación de los sistemas de tracción, y Bolonia para los sistemas de señalización. El mantenimiento tendrá lugar en los talleres de Nola en Nápoles, responsables actualmente del mantenimiento de los trenes Italo.

¿Es posible un tren a 1.200 kilómetros por hora como plantea Elon Musk con su ‘Hyperloop’?

Musk-Hyperloop-proyecto-MUSK

Un transporte revolucionario. Al menos así lo ha presentado su creador. Elon Musk, el multimillonario de origen sudafricano y consejero delegado de la firma de automóviles eléctricos Tesla, ha presentado su nuevo proyecto denominado ‘Hyperloop’. El artilugio que plantea es un innovador medio de transporte, similar al tren, que es capaz de recorrer cerca de 400 kilómetros en 35 minutos (en velocidad punta alcanzaría los 1.200 kilómetros por hora). En un artículo en su blog, Musk explicó que este revolucionario proyecto, que utiliza cápsulas propulsadas por energía solar, surge como alternativa a la construcción de un tren de alta velocidad entre las ciudades estadounidenses de Los Angeles y San Francisco.

No es la primera vez que el industrial norteamericano sorprende con sus originales proyectos. El empresario estadounidense es reconocido internacionalmente por sus coches eléctricos Tesla y también por construir y poner en funcionamiento las naves espaciales privadas Dragon, con las que pretende abrir el mercado privado de la industria espacial y que ya abastece a la Estación Espacial Internacional (ISS). De su cabeza ha salido ahora un ingenio que plantea una serie de coches supersónicos que viajarían a través de unos tubos de metal presurizados. Los ingenieros comparan su con los tubos neumáticos que akgunas empresas usaban para transportar mensajes o paquetes pequeños de una sección a otra.

Musk reniega de los trenes de alta velocidad. Afirma que son caros (51.800 millones de euros para unir las dos citadas ciudades norteamericanas) y no tan veloz como se plantea. Sus críticas ante los planes de la Administración Obama han resonado en todo el país con fuerza. Y ahora pretende dar la puntilla. Musk explica que ‘Hyperloop’ es una alternativa de transporte viable entre dos de las ciudades con mayor número de traslados por negocios del país y que su coste sería menor en comparación con el proyecto en marcha, ya que rondaría los 6.000 millones de dólares (4.545 millones de euros). Los poco más de 600 kilómetros actualmente suponen un martirio de diez horas en tren.

Sus guarismos sorprenden. Y la idea, también. La infraestructura son dos tubos de acero (uno en cada sentido) sostenidos sobre pilares de seis metros de altura dispuestos cada 30 metros y el sistema se alimenta con energía solar. Las cápsulas en las que viajarían los pasajeros presentadas por el millonario estadounidense podrían recorrer la distancia entre Los Angeles y San Francisco (381 kilómetros) en 35 minutos. La velocidad máxima que podrían alcanzar sería de 760 millas por hora (más de 1.200 kilómetros por hora). Evidentemente no hay raíles, ya que la fricción haría imposible alcanzar semejante velocidad; más bien combina una especie de líneas de tubo a baja presión con 40 cabinas para 28 tripulantes que se deslizan mediante un sistema magnético. Y todo a un coste irrisorio, si se compara con el pasaje de cualquier aerolínea, billete de tren o el precio de la gasolina: 17 euros por trayecto. El inconveniente que presenta es el reducido espacio del que se dispondría en el interior, que solo permitiría llevar dos maletas con un total de 50 kilos.

No es la primera vez que se plantea esta idea de lanzar en un tubo a los viajeros a velocidades casi similares a las de la luz. Sorprende, sin embargo, que el plan sea público. El cofundador de Paypal asegura que si, fuese su objetivo prioritario, en uno o dos años podría tener listo un prototipo. Asegura que tanto Tesla Motors, su empresa de coches eléctricos; como SpaceX, una compañía encargada de la fabricación de lanzaderas espaciales; le impiden ponerse al frente de esta iniciativa, que pone a disposición de autoridades e ingenieros de todo el mundo para que lo investiguen y desarrollen bajo un modelo colaborativo que se asemeja al ‘código abierto’. En 57 páginas, sus investigadores y analistas exhiben todo el diseño de ‘este metro’. El documento está publicado y accesible en forma gratuita en los sitios web de las firmas de Musk.