Archivo de la etiqueta: enoturismo

Vuelve el ‘Tren del vino’ de Valladolid

Renfe y la Diputación de Valladolid vuelven a poner en marcha “El tren del Vino”. Se trata de la segunda edición de este programa de ocio que combina el viaje en tren y el enoturismo. La iniciativa surgió en 2018 y se materializó en un acuerdo de colaboración, firmado por las citadas instituciones, por el que se ofrece un billete combinado que incluye el viaje de ida y vuelta en trenes Avant entre Madrid y Valladolid, información teatralizada a bordo, los traslados en autobús hasta la bodega elegida, cata, comida y visita complementaria según el programa.

Esta acción se concretará un sábado cada mes y los festivos de Madrid a partir del próximo 23 de febrero, fecha del primer viaje, y se prolongará hasta diciembre. Además del 23 de febrero, el calendario de viajes se concreta en el 30 marzo, 27 abril, 2 y 25 de mayo, 29 junio, 25 y 27 de julio, 31 de agosto, 28 de septiembre, 12 octubre, 9 y 30 de noviembre y el 6 de diciembre,

Renfe ofrecerá 52 plazas en los trenes Avant que tienen su salida de la estación de Madrid Chamartín a las 10.15 horas y llega a Valladolid a las 11.20 y en el que sale de Valladolid a las 20.35 horas con llegada a Madrid a las 21.40 horas. A los viajeros se les aplicará un precio cerrado que incluye un descuento del 30%. El viaje de regreso está previsto en la fecha del de la ida, aunque existe la posibilidad de hacerlo al día siguiente, esta opción debe ser fijada en la compra.

La provincia de Valladolid posee una gran riqueza vitivinícola, 5 denominaciones de origen, 3 rutas del vino certificadas, viñedos centenarios, bodegas afamadas internacionalmente, excelente gastronomía, rico patrimonio, historia, impresionantes castillos, monasterios, iglesias, que permite disfrutar de grandes experiencias.

La comercialización del producto al ser combinado, se realizará a través de la Diputación, en www.provinciadevalladolid.com,teléfono 983 666 663. El billete combinado tiene un precio de 97 euros (77 en el caso de los niños).

Alertan de los efectos del AVE en La Rioja Alta

La construcción de un trazado del Tren de Alta Velocidad (AVE) en La Rioja “en las condiciones en las que parece que se quiere hacer” supondría “un antes y un después” con posibles consecuencias irreparables para esta zona, “ya que deshumanizaría su paisaje”. El director de la Cátedra Unesco de Paisajes Culturales y Patrimonio en la Universidad del País Vasco, Agustín Azcárate, alerta de las consecuencias de construir una línea de Alta Velocidad en esta zona en un encuentro impartido en la Universidad de La Rioja (UR), titulada “El paisaje como recurso”.

El también director del Grupo de Investigación en Patrimonio Construido (GPAC) recalca que “el progreso necesita cambio y el cambio necesita regulación, es decir, el progreso es inevitable”, lo que hay que hacer es regular en qué condiciones se quiere que se produzca. “Quienes defendemos los paisajes y el patrimonio no estamos en contra del progreso, al revés, creemos que los paisajes, como el patrimonio, han de adecuarse a la contemporaneidad y al futuro, pero eso no se puede hacer a cualquier precio ni de cualquier manera”, subraya.

Azcárate advierte que la gente todavía no es consciente de lo que está en juego cuando se habla del paisaje, que incluye “temas muy serios” a los que la sociedad debería prestar más atención de lo que lo hace porque “en la vida, se pueden tomar decisiones que pueden conducir a situaciones irreversibles”, como el AVE en La Rioja Alta. “El ser humano quiere vivir en entornos de calidad, amables y cultos, si queremos paisajes agresivos, deshumanizados, desindividualizados y anónimos, estamos atentando contra la calidad de vida de la gente que vive ahí pero también de quienes pueden querer visitarlo”, indica.

“Si las personas que visitan un paisaje se encuentran con entornos agredidos y torturados, es posible que no vuelvan y no aconsejen en el futuro que se vaya porque, en definitiva, verán cómo una sociedad no prestó la atención que se merecía al paisaje en el que vive”. Azcarate señala que esta adecuación a los nuevos tiempos “debe hacerse con un consenso y un debate social, de manera democrática y teniendo en cuenta los intereses de la colectividad por encima de los intereses privados”.

El representante de la Unesco especifica que considera el turismo como una oportunidad que se debe saber gestionar de acuerdo a unos criterios consensuados de forma previa, “no haciendo cada cual lo que quiera, sino de una manera consensuada y democrática”. Los conceptos de patrimonio y paisaje, que habían estado separados de forma tradicional, confluyeron a finales del siglo pasado y comienzos del actual “en un concepto que entiende el paisaje como una condición necesaria para que se desarrolle la calidad de la vida del ser humano y el desarrollo de lugares específicos”, relata Azcárate.

“En el caso concreto de los paisajes vinculados al viñedo, estos pueden convertirse en un recurso necesario para que una apuesta de futuro como es el enoturismo y el cultivo del viñedo tenga garantías de éxito”, concluye el director de la Cátedra Unesco de Paisajes Culturales y Patrimonio en la Universidad del País Vasco.