Recuerdos del tren


El AVE hoy parece ser el único tren que ocupa los espacios informativos. Los mass media son así. Solo tiene cabida en los informativos y en los periódicos lo más grande, lo más llamativo y, por qué no, lo más caro. Pero el ferrocarril español es algo más que la Alta Velocidad, aunque apenas se preste atención a todo aquello que no sean las vías UIC. Y sin embargo hay vida. todavía y a pesar de lo que estamos haciendo, para los trenes de vía métrica, para los regionales e incluso para las Cercanías.
Ahora que entramos en el año en el que se habrían conmemorado los 75 años de Renfe (la RENFE de los 40), conviene recordar aquellos tiempos de los trenes vetustos, la tercera clase, los retrasos eternos y continuos, las interminables obras, pero en nuestros entrañables trenes. Por cierto, a escasos días del feliz anivesario poco o nasa se ha dicho de qué piensa hacer Fomento (Renfe y Adif incluidos) para conmemorar la fecha. Es probable que pase desaparcibida, como si renunciáramos al pasado. Cuando sin pasado, no hay presente ni futuro.
Nos adentramos en un nuevo año y nos alejamos (quizá huimos) de la época del blanco y negro que muestra el vídeo con el que alumbro 2016. Es uno de esos documentales que conviene ver (y estudiar) de vez en cuando. Para ver lo que dejamos atrás y para no repetir algunos de los errores que nos han llevado hasta donde hoy estamos.
No es un día para aburrir a nadie. Sí para celebrar que el tren sigue vivo y no solo en nuestra memoria. “Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”, que decía José Luis Borges.

Anuncios

4 Respuestas a “Recuerdos del tren

  1. ¿Se muestra la estación de “Abando”, de Bilbao, en una de las tomas?

  2. Buena razón no te falta Mikel.

  3. No es tema menor la homologación con ‘el ancho europeo’. ¡Cuánta polución ambiental se ahorraría!

  4. El ancho Stephenson ha sido uno de los grandes errores de la ingeniería ferroviaria. Se supone que la economía del mundo está pasando a girar en torno a los BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Pues bien, de esas cinco grandes economías sólo China tiene Stephenson. Precisamente el país que más ganaría usando trenes más grandes, más económicos y más veloces está limitado por las medidas de las carretas del carbón… por el famoso culo del caballo. Las locomotoras de Brunel ya rodaban a ochenta millas por hora en el siglo XIX: unos 130 km/hora. Y su capacidad de transporte hubiera evitado el crecimiento canceroso del camionaje. Estamos “homologando” de las peores maneras posibles…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s