Mataró rinde homenaje a Miquel Biada y estrena una ruta sobre escenarios de la vida del industrial


tren-Mataró-M.Badia(1848)

Nueva iniciativa y reconocimiento a un precursor. Mataró estrena este sábado una nueva ruta guiada titulada “Miquel Biada, el primer ferrocarril“, que hace un recorrido por los escenarios relacionados con la vida del impulsor del tren entre Barcelona y Mataró, el primer ferrocarril de la Península (once años antes había entrado en servicio el de Cuba, por entonces colonia española). El ayuntamiento ha decidido organizar esta ruta con el objetivo de visitar escenarios relacionados con la vida de Miquel Biada en la ciudad para aproximarse a su época y a la revolución que significó la llegada del tren .

Durante el recorrido, se explicarán aspectos de la trayectoria vital del empresario catalán, desde su estancia y sus negocios en Venezuela y Cuba como indiano hasta llegar al gran proyecto de sus últimos años, la promoción de la línea de tren entre Barcelona y Mataró. El consistorio hará una contextualización de la época y mostrará las pinturas de Puiggalí con la representación del ferrocarril, así como la galería de los ciudadanos ilustres de Mataró, donde se encuentra el retrato de Miquel Biada, obra de Rafael Estrany.

También se visitará el Museo de Mataró, donde se encuentran elementos vinculados al ferrocarril, la plaza Santa María para mostrar que en dicha basílica bautizaron a Miquel Biada y observar los pomos de dos casas de la plaza, que tienen un ferrocarril.

El recorrido también pasará por la casa natal de Miquel Biada para acabar en la Plaza de Miquel Biada, ante la estación de tren , para describir cómo fue la inauguración del primer tren de España.

La visita guiada es gratuita, dura una hora y media y empieza a las 10.30 horas ante el Ayuntamiento.

El mismo sábado tendrá lugar la tradicional ofrenda floral que el ayuntamiento organiza cada año con motivo del aniversario del primer ferrocarril de España ante el panteón de Miquel Biada en el Cementerio dels Caputxins.

El primer tren español nació en 1837 en tierras cubanas, que en aquella época era una colonia española, para cubrir la distancia entre La Habana-Bejucal y transportar, sobre todo, la caña hacia los puertos para su exportación. El industrial catalán Miquel Biada y Bunyol quedó profundamente impresionado. El ingenio rodante, del que había oído hablar maravillas, era en verdad un invento revolucionario. Y aquella mañana de 1837 tuvo la oportunidad de verlo en acción. El hacendado catalán se prometió que en un año lo vería circular en su tierra natal. El destino le jugó una mala pasada y no pudo ver culminada su obra. Una enfermedad le llevó la tumba.

El 28 de octubre de 1848, Barcelona y Mataró entraban en la historia del ferrocarril. «La mañana amaneció radiante, con cielo despejado y el mar en calma», según el relato de los cronistas de la época. Media Barcelona se había dado cita en el Portal de Don Carlos para saludar la partida del primer ferrocarril peninsular con la locomotora bautizada ‘Mataró’ como protagonista. La prueba resultó un completo éxito. Novecientas personas, repartidas en 25 coches, recorrieron los 28 kilómetros que separaban la capital catalana de la localidad del Maresme. El viaje sólo duró 35 minutos. Todo un récord. La gente recibía el tren entusiasmada. A su paso, la multitud irrumpía en prolongados aplausos y vítores, a los que la ‘Mataró’ respondía con el resoplido de su silbato. Un día después del viaje inaugural, 4.000 personas tomaban al asalto el nuevo medio de transporte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s