Científicos españoles prueban pantallas anticolisión que eviten el impacto de las aves contra los trenes


velocidad-tren

Impacto cero. La Comisión Europea busca proteger la avifauna con pantallas anticolisión en líneas ferroviarias de alta velocidad. Bajo la denominación ‘Life Impacto Cero’, científicos de la Universidad Autónoma de Madrid prueban, junto a técnicos de empresas españolas (FCC Construcción S.A, Renfe, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias y Prointec), un nuevo diseño de pantallas anticolisión para evitar que las aves acaben arrolladas por los convoys ferroviarios. La idea es que estas especies sobrevuelen el área de riesgo que generan los trenes (la zona comprendida entre la catenaria y el terreno donde se apoyan las vías) y no acaben impactando contra las unidades.

Los investigadores esperan conocer cuáles son las especies más afectadas y cuáles son los parámetros de las aves y del hábitat más determinantes del atropello. Los científicos trabajan en la generación de modelos predictivos para optimizar ambientalmente el diseño de las infraestructuras y la ubicación de las pantallas anticolisión. De esta forma, evaluarán la efectividad de una nueva medida correctora basada en el concepto de “pantalla de tubos exentos”, diseñada para desviar el vuelo de las aves por encima del área de riesgo. La investigación se centra en estudiar las aves en el entorno de la infraestructura, lo que permitirá conocer la mortalidad por atropello y reducir los impactos con la medida correctora.

‘Life Impacto Cero’ es un proyecto cofinanciado por el programa LIFE+, que subvenciona proyectos enfocados al logro de los objetivos y metas de la UE en materia de medio ambiente y conservación de la naturaleza. Los investigadores de la UAM trabajan ya en varias áreas: Una en la no se disponga de pantallas de protección y otra en el que se ha previsto la construcción de pantallas de diseño tradicional. En esas áreas se inició este verano el análisis de las poblaciones de aves, sus patrones de uso del entorno de la vía y el comportamiento de vuelo, así como la mortalidad por atropello en el tramo que se encuentra actualmente en explotación.

En una segunda fase, los investigadores decidirán la mejor ubicación para la pantalla experimental. En ese punto se construirá el prototipo experimental, de 400 metros de longitud y cinco metros de altura. Tras la instalación de la pantalla, se repetirá el protocolo de seguimiento de aves durante un año completo, atendiendo al lugar en que se han instalado las pantallas y las áreas control sin ellas. Al final del proyecto se dispondrá de datos de mortalidad de aves antes y después de la construcción de la pantalla, así como del comportamiento de vuelo de las aves en vías con y sin pantallas de protección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s