Archivo diario: octubre 2, 2013

Japón prepara un tren de super alta velocidad por levitación magnética entre Tokio y Nagoya para 2027

alta-velocidad-japonesa-levitación-magnetica

La operadora ferroviaria nipona Central Japan Railway ha presentado su proyecto para construir un servicio de tren de levitación magnética capaz de alcanzar los 600 kilómetros por hora y que planea tener operativo en 2027. La empresa, que ya había comenzado las pruebas con estos nuevos modelos de trenes de alta velocidad, conocidos como ‘Maglev’ (“magnetic levitation”), comenzará las labores de construcción de esta nueva línea, que contará con seis estaciones, de super alta velocidad a partir de 2014.

Para realizar sus pruebas, la operadora ha contado con un trayecto de 42,8 kilómetros de vía dotada de curvas y túneles en la prefectura de Yamanashi, al oeste de Tokio.

Central Japan Railway espera inaugurar su primera ruta comercial entre las ciudades de Tokio y Nagoya en 2027, un trayecto de 286 kilómetros que el nuevo modelo completará en unos 40 minutos, en lugar de los 100 actuales que tarda el servicio de alta velocidad ‘shinkansen’ (tren bala), detalló la agencia Kyodo.

Los trenes ‘Maglev’ funcionan a través de un sistema de levitación magnética que usa motores lineales instalados cerca de los raíles. Gracias al campo magnético, el tren se eleva hasta 10 centímetros por encima de los raíles, eliminando el contacto y con el aire como único elemento de fricción, lo que permite que el tren gane más impulso.

La empresa, que opera el ‘shinkansen’ que une las cuatro mayores urbes del país (Tokio, Yokohama, Osaka y Nagoya), utiliza para sus trenes de levitación imanes superconductores a una temperatura de menos 273 grados centígrados (el llamado cero absoluto), con lo que logra anular la resistencia eléctrica e incrementar la velocidad. La operadora espera extender esta línea Tokio-Nagoya hasta la ciudad de Osaka para 2045.

También trabajan en otros proyectos futuristas Alemania y el multimillonario estadounidense Elon Musk, con su revolucionario ‘Hyperloop’, aunque también Corea y China trabajan en la búsqueda de prototipos que rompan la velocidad comercial y en mejoras del ‘maglev’.

El proyecto “Next Generation Train” alemán se presenta como la generación de trenes del futuro. En esta idea colaboran nueve institutos que forman parte de la Asociación Helmholtz. Las expectativas son altas: el tren debería alcanzar los 400 kilómetros por hora, ser más seguro y más ecológico que los trenes de hoy en día. El diseño consta de dos plantas sin escaleras por dentro. Los pasajeros de la primera clase suben directamente a la planta de arriba y los de segunda abajo. El acoplamiento de los coches será muy sencillo y se llevará a cabo a través de sensores. En caso de colisión, el morro del tren se comprime sobre sí mismo para que se pueda cambiar fácilmente.

Elon Musk, el multimillonario de origen sudafricano y consejero delegado de la firma de automóviles eléctricos Tesla, presentó recientemente su nuevo proyecto ‘Hyperloop’. El artilugio que plantea es un innovador medio de transporte, similar al tren, que es capaz de recorrer cerca de 400 kilómetros en 35 minutos (en velocidad punta alcanzaría los 1.200 kilómetros por hora). En un artículo en su blog, Musk explicó que este revolucionario proyecto, que utiliza cápsulas propulsadas por energía solar, surge como alternativa a la construcción de un tren de alta velocidad entre las ciudades estadounidenses de Los Angeles y San Francisco. La infraestructura consiste en dos tubos de acero (uno en cada sentido de la marcha) sostenidos sobre pilares de seis metros de altura dispuestos cada 30 metros y el sistema se alimenta con energía solar. Las cápsulas en las que viajarían los pasajeros presentadas por el millonario estadounidense podrían recorrer la distancia entre Los Angeles y San Francisco (381 kilómetros) en 35 minutos. La velocidad máxima que podrían alcanzar sería de 760 millas por hora (más de 1.200 kilómetros por hora).

Y en los próximos meses se lanzarán más ideas para propiciar la super alta velocidad que no está tan lejos como algunos pueden suponer.