La Cámara de Comercio de Barcelona se queja de que la alta velocidad con París siga aún sin fecha


Línea AVE

¿Clamar en el desierto? La Cámara de Comercio de Barcelona ha lamentado que los servicios de alta velocidad directos entre Barcelona y París sigan sin fecha oficial después de que el pasado 8 de enero se inaugurara el AVE entre la capital catalana y Figueres (Girona), unos servicios que obligan al pasajero a realizar transbordo en la estación de Figueres-Vilafant para viajar a la ciudad parisina. El organismo catalán ha valorado negativamente que, pese al anuncio en un primer momento de que el 28 de abril los trenes directos entre Barcelona y París podrían ser una realidad y que la nueva oferta incluiría otros destinos como Lyon, Toulouse y Marsella, lo cierto es que no hay una previsión oficial sobre cuándo serán efectivas estas conexiones.

“Tanto podría ser este otoño como atrasarse hasta 2014”, indica el ente. Pero la realidad puede ser aún peor. Los plazos se podrían ampliar todavía más por los problemas de homologación de los convoys, ya que ni la operadora francesa SNCF ni Renfe han homologado sus unidades para que puedan circular por las red ferroviaria del otro país.

La Cámara también se ha referido al “pulso soterrado” sobre el grado de apertura de las redes nacionales de alta velocidad al operador vecino, ya que las autoridades francesas permitirían la circulación de trenes Renfe hasta Lyon, Toulouse y Marsella, pero no llegarían a París, mientras que pretenden que los trenes de SNCF sí puedan hacerlo a Barcelona y Madrid. La institución que preside Miquel Valls ha considerado que tantas dificultades para certificar la interoperabilidad de los trenes es un “mal precedente” que anticipa los problemas que se encontrarán otros operadores cuando la liberalización del transporte ferroviario de viajeros dentro de la Unión Europea (UE) sea una realidad.

El organismo empresarial apunta que la situación es más grave todavía por la decisión de los franceses de aplazar hasta 2030, como mínimo, la conexión de su red de alta velocidad con la de España, si bien el compromiso durante muchos años ha sido el de construir la nueva línea entre Perpignan y Montpellier en 2020. Los trenes circularán en vías de alta velocidad (hasta 290 kilómetros por hora) entre la capital catalana y Perpignan, pero entre esta ciudad y Montpellier, donde comenzará la alta velocidad francesa cuando finalicen los trabajos en curso de la variante de Nimes, los convoys circularán a 160 kilómetros por hora sin la posibilidad de reducir el tiempo de viaje. Todo ello fruto del informe de la Comisión Movilidad 21 de parlamentarios franceses que recomienda revisar a la baja las conexiones AVE con España y que clasifica el tramo Montpellier-Perpignan entre los proyectos que se deberían abordar entre 2030 y 2050, a la vez que argumenta que los riesgos de saturación del actual eje ferroviario no justifican su ejecución a corto ni medio plazo.

Sin embargo, como no se puede determinar el momento en que será necesario realizar esta operación, en un segundo escenario, el más probable según la Cámara, se ha previsto entre las primeras prioridades del periodo 2014-2030 una partida de 2.000 millones de euros a compartir con otros cuatro proyecto como provisión para iniciar los trabajos previos, si fuera necesario. La institución ha lamentado que se plantea un “círculo vicioso” en el que no se amplían servicios por los problemas de interoperabilidad y no se construyen vías por la falta de servicios que lo justifiquen.

“La realidad es que, dejando a un lado las mercancías, solo los nuevos servicios ferroviarios de altas prestaciones para viajeros ya ofrecerían un gran potencial para abrir nuevas oportunidades de negocio entre el sur de Francia y Catalunya, e incluso para ampliar el área de influencia del Aeropuerto de Barcelona”, ha zanjado la Cámara de Barcelona.

Una respuesta a “La Cámara de Comercio de Barcelona se queja de que la alta velocidad con París siga aún sin fecha

  1. Según lo leido en varios sitios, el problema NO reside en la homologación de los convoys, pues todo fue correcto, sino en graves problemas de suministro de energía eléctrica a la línea aérea en el tramo Barcelona – Figueres, dado que de las cinco o seis subestaciones previstas, SOLO dos están en servicio y ya son varios los trenes que han quedado inmovilizados en el trayecto por minutos a causa de falta de tensión en la catenaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .