Archivo diario: mayo 11, 2012

Los proyectos ferroviarios de España y Portugal se reformulan en la ‘Cumbre Ibérica’

Y como telón de fondo, el tren. España y Portugal han reformulado sus proyectos ferroviarios durante la Cumbre Ibérica, que suponen la mejora del tren Oporto-Vigo y la apuesta por dos ejes de mercancías a través de Extremadura y Castilla y León. El antiguo proyecto de tren de alta velocidad para pasajeros entre Madrid y Lisboa, que fue descartado por Portugal en marzo pasado, no aparece en los documentos de la reunión, pero en su lugar se declaran de “importancia estratégica” los dos nuevos ejes de mercancías.

Los transportes ferroviarios han sido uno de los temas de atención destacada en la cumbre celebrada en Oporto (norte de Portugal), cuyos acuerdos se han plasmado en quince documentos de cooperación y una declaración conjunta. El vetusto tren Oporto-Vigo, cuya mejora habían solicitado con insistencia ayuntamientos y entidades empresariales y regionales de Galicia y el Norte de Portugal, se convertirá en un servicio de calidad internacional bajo la nueva denominación de ‘Expreso Atlántico’.

Los acuerdos sobre el ferrocarril a Vigo y los futuros ejes de mercancías fueron uno de los temas principales del encuentro entre la ministra española de Fomento, Ana Pastor, y el titular de Economía y Empleo de Portugal, Alvaro Santos Pereira. Mientras, el antiguo proyecto de tren de alta velocidad para pasajeros entre Madrid y Lisboa, que fue descartado por Portugal en marzo pasado, no aparece en los documentos de la reunión, pero en su lugar se declaran de “importancia estratégica” los dos nuevos ejes de mercancías.

¿Qué importancia tienen los dos nuevos ejes de mercancías? Se trata de dos conexiones en ancho de vía europeo, que el actual Gobierno portugués considera prioritarias en sus planes de transportes internacionales. Servirán para unir, en un caso, Lisboa y el puerto luso de Sines con Badajoz, Madrid e Irún y, en el otro, el puerto portugués de Aveiro con Salamanca e Irún. La declaración final de la cumbre no establece plazos para los dos ejes de mercancías y afirma que son para “completar lo más rápidamente posible”.

Sin embargo, en el documento final de la reunión, que presidieron los jefes de Gobierno de ambos países, Mariano Rajoy y Pedro Passos Coelho, se pone fecha, la del año 2015, a la electrificación del tramo ferroviario entre la frontera lusa de Vilar Formoso y la localidad española de Medina del Campo, necesario para el eje de Aveiro. Se contribuirá así -destaca la declaración- antes de la construcción de la futura infraestructura a una mayor eficiencia del transporte de mercancías de los puertos y de las exportaciones.

Los temas ferroviarios dominaron una de las reuniones sectoriales entre los quince ministros de los dos países que asistieron a la cumbre de Oporto. Fuentes oficiales españolas han resaltado el compromiso alcanzado por los dos gobiernos para mejorar el servicio entre Oporto y Vigo y convertirlo en una línea de calidad, en condiciones de competir con el transporte por carretera.

En una primera fase de la mejora de esa conexión se comercializará un billete conjunto y se reducirá el número de paradas y, después, en una segunda etapa, se actuará sobre la infraestructura para reducir la duración del viaje y adecuarlo a las necesidades actuales de transporte.

(Imagen Pablo en Turismo y tren)