Archivo diario: mayo 19, 2012

La construcción del Metro de Panamá cubre ya un 30% del trazado con esfuerzo multinacional

Como la Torre de Babel, aunque sin el fin tan trágico. La obra emblemática del gobierno de Ricardo Martinelli va “a buen ritmo”. Cerca de 3.000 trabajadores de 21 nacionalidades y ocho idiomas distintos han avanzado ya el 30% de la obra del Metro de Panamá, que supone unos 1.800 millones de dólares de inversión. Nacionales de países de Centroamérica, África, Asia, Europa y Sudamérica figuran en la plantilla de trabajadores de la obra, aunque los panameños son mayoría.

La financiación del metro corre a cargo de bancos como el Citibank, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Andina de Fomento y el Ministerio panameño de Economía y Finanzas, con el apoyo de instituciones como Coface de Francia, Cesce de España o el Miga, del grupo del Banco Mundial.

El metro, el primero que se construye en un país de América Central, prevé transportar por hora en la capital panameña hasta 30.000 personas en ambos sentidos en su primer ramal, de norte a sur, con 14 kilómetros de longitud, con el que se espera atenuar el caos del transporte por la principal ciudad de esta nación.

El director del proyecto, Roberto Roy, a cargo de la Secretaría del Metro de Panamá desde su creación en 2010, sostiene que, además de los trabajadores directos, contratados por el consorcio ruta uno, formado por la brasileña Odebrecht y la española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), otras 5.000 personas se benefician con trabajos indirectos. “Cuando esté en operación, esperamos que a partir de febrero de 2014, el Metro tendrá unos 300 trabajadores”, detalló.

Las doce estaciones del metro, entre subterráneas y elevadas, serán lo más modernas posibles y orientadas a “solucionar el problema de desplazamiento rápido”, pues los 14 kilómetros de la longitud máxima se cubrirán en 23 minutos, por lo que no se permitirán negocios ni ventas en sus instalaciones. “Tampoco habrá baños, porque a todos los expertos que les hemos consultado nos han recomendado que no, pues son sitios de robos, abortos, asesinatos y secuestros”, apuntó.

El Metro de Panamá, que unirá la localidad de los Andes, al norte de la capital, con la terminal nacional de autobuses de Albrook, se construirá en 38 meses, y su funcionamiento se coordinará con el nuevo sistema de transporte público Metrobús, por lo que se prevé el uso de las mismas tarjetas electrónicas de pago de billetes. “Todavía no puedo decir cuánto costará, estamos en consultas”, aclaró el director del proyecto.

Roberto Roy explicó que la gestión del proyecto del metro está a cargo de el Metro de Barcelona, Ayesa de Sevilla e Inelectra (Venezuela y EE.UU.), quienes permanecerán hasta un año y medio después de su puesta en operación colaborando en su correcto funcionamiento y capacitación del personal.