Archivo diario: enero 15, 2012

‘El AVE de los peregrinos” a La Meca tiene diseño, construcción y suministro de trenes con marca española

Proyecto español. El tren de alta velocidad español entre las ciudades santas de Arabia Saudí de Medina y La Meca ya no es un sueño. Autoridades de ambos países rubricaron este sábado en Riad la firma del que se ha convertido en el mayor contrato logrado por empresas españolas en el extranjero, no sólo por su cuantía (casi 7.000 millones) sino por la proyección internacional que supone para las industrias ferroviaria, constructora y tecnológica españolas. Los ministros de Fomento, Ana Pastor, y de Exteriores, José Manuel García-Argallo, fueron los encargados de oficializar, junto a su alteza real el príncipe Abdallah bin Mishael, el protocolo de contratación que pone fin a un proceso de más de dos años en los que la oferta española ha superado a todos sus rivales.

Los números del AVE a La Meca asustan. El proyecto (al que se le ha llegado a denominar ‘el AVE de los peregrinos‘) supone el diseño, la construcción, el suministro de 35 trenes, la operación y el mantenimiento por un periodo de 12 años de una línea ferroviaria de 450 kilómetros en la que se instalará la más novedosa tecnología del mundo. El trayecto, que también tendrá parada en Jeddah (la ciudada económica del Rey Abdallah), se completará en apenas dos horas y media. Los convoyes, para los que se espera una demanda de hasta 13.000 viajeros a la hora, circularán a una velocidad punta de 320 kilómetros por hora.

Esta “misión titánica”, como la calificó Ana Pastor, abre la puerta de Oriente Medio a la industria española, que tiene puestas grandes esperanzas en la zona. El proyecto, que plantea retos tecnológicos enormes dadas las condiciones climatológicas extremas de la zona, comenzó en 2010, cuando se abrió el concurso internacional. Las empresas integrantes del consorcio son Adif, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL Internacional, Renfe y Talgo y las saudíes Al Rosan y Al Shoula.