Archivo diario: junio 15, 2010

Al menos 13 muertos y 5 heridos por el choque de dos trenes en México

Al menos 13 personas han muerto y otras cinco han resultado heridas por un choque de trenes en el municipio de El Fuerte, en el estado de Sinaloa, en el noroeste de México, según informó este martes la Procuraduría General de Justicia a través de un comunicado.

La colisión se produjo cuando un tren en marcha alcanzó a otro que estaba parado en la vía realizando labores de reparación y de cuya situación no fue informado el maquinista del primer vehículo, según recoge el texto facilitado.

La identidad de las víctimas mortales aún no ha sido difundida por las autoridades que si han dado a conocer el nombre de los heridos, entre los que figuran Humberto Peinado Hernández, Isidro Rodríguez Vázquez, Edgar López Mejía, Enrique Gómez y Angel Velázquez.

Las labores de rescate de los cuerpos de los fallecidos y del resto de pasajeros que viajaban en el tren se han suspendido momentáneamente, a la espera de que llegue al lugar la maquinaria necesaria para mover los pesados vagones, informaron medios locales.

El número oficial de muertos en el choque de dos trenes de carga esta madrugada en la estación de Sufragio, en el norte del estado mexicano de Sinaloa, ascendió a trece, informó la Procuraduría General de Justicia (PGJE) estatal.

El rescate de los cuerpos está siendo complicado, puesto que muchos quedaron atrapados y, en algunos casos, calcinados entre los amasijos de los bagones tras el siniestro, hecho que también ha impedido su identificación hasta el momento, explicaron a Efe fuentes de la Fiscalía de Sinaloa, estado del noroeste del país.

Se sospecha que entre las víctimas mortales pueda haber varios inmigrantes indocumentados de Chiapas (sur de México) o Centroamérica, pues es habitual que utilicen estos trenes de carga para atravesar el país y alcanzar la frontera estadounidense.

Además, cinco personas, entre las que se encuentran los conductores de ambos convoyes y personal ferroviario, resultaron heridas tras la colisión.

El accidente se produjo la pasada madrugada por culpa de un fallo de comunicación que impidió que un tren que transportaba maíz desde Chihuahua fuese advertido de la presencia de otro que se hallaba detenido en las vías de la estación, ubicada en el municipio sinaloense de El Fuerte

Fomento plantea suprimir servicios de tren con pocos usuarios

Apretarse el cinturón. Es la consigna del gabinete que preside Zapatero. No están los tiempos para derrochar, pero habrá decisiones polémicas. El ministro de Fomento, José Blanco, avanzó hoy que al recorte de la inversión estatal en nuevas infraestructuras se va a sumar un plan de cierre de líneas convencionales de tren que cuenten con pocos usuarios, para reducir el elevado coste que acarrea el mantenimiento de esta red. Su coste es “insostenible” y absorbe unos recursos que Blanco cifró en 1.000 millones de euros anuales, dijo durante su intervención en el curso “Tres décadas de economía española” de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Blanco matizó que la supresión de líneas ferroviarias sólo se producirá cuando haya vías de comunicación alternativas y puso como ejemplo la que une Madrid con Burgos, que sólo cuenta con una media de cuatro viajeros al día.

Con el mismo argumento, Fomento también estudia el aplazamiento de la construcción de nuevas autovías en las zonas que ya estén conectadas por vías de peaje, además de la suspensión ya anunciada de algunas obras. Según indicó, todavía no hay un cálculo de las obras que tendrán que retrasarse o suspenderse, pero aseguró que se estudian fórmulas alternativas para que las rescisiones “sean las menos posibles”.

Las infraestructuras de transporte no pueden ser ajenas a la reducción generalizada del gasto público, ya que “no se puede pedir a los ciudadanos que entiendan los ajustes y al mismo tiempo gastar miles de millones para ahorrar unos pocos minutos de viaje entre ciudades”.

Blanco destacó que en los últimos seis años la inversión destinada a modernizar redes de comunicación y transporte ha superado 86.000 millones de euros, más del doble que en cualquier otro país de la Unión Europea, lo que -a su juicio- está “por encima de las posibilidades que un país como España se podía permitir”.

En este sentido criticó que el Plan Estratégico de Infraestructuras de Transportes 2005-2020, diseñado por su predecesora en el cargo, Magdalena Álvarez, primara los millones invertidos o los kilómetros construidos por encima de otras variables como la conectividad, el confort, la seguridad o los tiempos de viaje.

Todo ello no significa que el Ejecutivo no vaya a avanzar en las ‘líneas troncales’ de la alta velocidad ferroviaria, que aún no están terminadas, y que forman parte del objetivo gubernamental de cohesionar y vertebrar para que ninguna capital esté a más de tres horas y media del centro peninsular.

Para mitigar el efecto de los recortes, se está impulsando la financiación público-privada de las infraestructuras, planteamiento acogido con cautela por el sector empresarial a la espera de ver cómo se concreta el retorno de sus inversiones.

A este respecto, el presidente de la concesionaria Abertis, Salvador Alemany, dijo que una de las primeras cuestiones es avanzar hacia una red viaria homogénea en la que se pague por uso, con una tarifa progresiva para el transporte de mercancías, como ya se hace en otros países de la UE.

El empresario catalán alabó además el discurso de Blanco, por ser “el más realista” que ha oído desde que trabaja en el sector de las infraestructuras.

El ministro de Fomento reconoció que, tras la crisis y el recorte del gasto, el sector empresarial de las infraestructuras tendrá que reajustarse, dado que hay muchas compañías y la inversión ya “no va a ser la que era”.

Esta consideración la comparte el presidente de FCC, Baldomero Falcones, quien reconoció que dicho ajuste está llevando a las empresas a hacer un esfuerzo de diversificación e internacionalización.

El presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, consideró que las empresas más pequeñas se verán afectadas y que, en lugar de operaciones empresariales, se producirán “sumas de compañías”.