Archivo diario: abril 8, 2019

Semaf avisa de paros en Semana Santa

El sindicato de maquinistas de Renfe (Semaf) y el de mayor representación en su comité de empresa ha convocado a los trabajadores de la compañía ferroviaria a una jornada de huelga para el 23 de abril, coincidiendo así con la ‘operación retorno’ de la Semana Santa. Con este paro de 24 horas, el sindicato denuncia el “incumplimiento” por parte del operador de los acuerdos de desarrollo profesional en el personal de conducción, factor que, según asegura, se suma a la “actual situación” del colectivo en división de Mercancías. Semaf considera que la “pasividad” de la dirección de Renfe ante todo ello “podría provocar la extensión de problema”, por lo que ha resuelto movilizarse con la convocatoria de huelga.

No es la primera vez que los sindicatos de Renfe anuncian paros en fechas similares y, posteriormente, a medida que se acerca la fecha de la huelga son desconvocados. De hecho, y con excepciones como la de 2017 en el que sí se llevaron a cabo los paros, estas convocatorias fallidas se ha convertido casi en una tradición. De momento, la amenaza de los paros agita a las agencias del sector turístico que preparan las jornadas de asueto para esos días.

En cuanto al resto de sindicatos con representación en la compañía, no descartan convocar movilizaciones, si bien en su caso para protestar por el retraso que acumulan la aprobación definitiva del nuevo convenio colectivo acordado con la empresa a finales del pasado año, según detallaron fuentes sindicales.

Los sindicatos de Renfe desconvocaron en 2018 todos los paros que tenían previstos para la Semana Santa, coincidiendo con la operación salida y retorno de este periodo vacacional. En principio, el sindicato Semaf había convocado huelga para los días 23 y 28 de marzo pero desconvocó los paros coincidiendo con el inicio de la Semana Santa. Por su parte, CC OO también se descabalgaba de la huelga anunciada.

En diciembre del pasado año los sindicatos UGT, CC OO y Semaf llegaron a un acuerdo sobre el convenio colectivo que había motivado el anuncio de una huelga en el sector para las vacaciones navideñas que, finalmente, solo mantuvo CGT y que obligó al Ministerio de Fomento a mantener los servicios mínimos establecidos porque no había tiempo de reprogramar las circulaciones y por la convocatoria de este último sindicato.