El tren de Sóller reinicia su servicio tras dos meses parado por obras de mejora


unidad-tren-soller

El Ferrocarril de Sóller ha renovado el 70% de su trazado viario en los últimos diez años y ha sustituido 24 kilómetros de vías. La empresa inició un importante plan de mejora de sus infraestructuras en 2006, cuando consignó una inversión de más de 14 millones de euros a cambio de la renovación de su concesión administrativa por otros 50 años más.

El ferrocarril solleric, que el pasado lunes inició sus servicios tras dos meses de paralización por obras de mejora, tiene pendiente aún completar la renovación de su trazado al que todavía le quedan diez kilómetros por sustituir. La inversión ejecutada supera los 16 millones de euros, presupuesto que se ha destinado a la mejora de la infraestructura fija y rodante, así como la mejora tecnológica de sus trenes y estaciones, explicaron desde la empresa.

En la última parada técnica de diciembre y enero se sustituyeron 600 metros de vías y se ha repasado el resto mediante la maquinaria que trabaja en la nivelación de los raíles. También se ha realizado un desmontaje completo de toda la parte eléctrica y electrónica, incluyendo todo el cableado existente y se ha realizado el mantenimiento completo por parte del taller de carpintería”.

El crecimiento del servicio ferroviario durante el pasado ejercicio se ha traducido en un 4,5% más de pasajeros. El tranvía movilizó 1.066.917 viajeros (4,5% más que en 2014), mientras que el tren que une Sóller con Palma transportó 762.043 personas, lo que supone una mejora del 4,3% respecto el 2014. En cifras absolutas el total de viajeros transportados supone 1.828.960 personas mientras que el incremento fue de 78.696 pasajeros más.

De cara a esta temporada, el presidente de la compañía, Óscar Mayol, afirma que hay “buenas perspectivas” en cuanto al volumen de pasajeros. A lo largo de los próximos meses los talleres de la compañía pondrán en circulación el tranvía 21, dañado gravemente por un accidente con un vehículo el verano pasado.

El Ferrocarril de Sóller une desde 1912 las ciudades de Palma y Sóller a través de bellos paisajes y que conserva su carácter y estructura original a la perfección. Movido gracias a un automotor de tracción eléctrica, el tren de Sóller es el único de estas características que se encuentra actualmente en funcionamiento. A lo largo de su recorrido se desliza por trece túneles que atraviesan la Sierra de Tramuntana llegando en una hora a su destino final: Sóller, un pueblo que combina el encanto Mediterráneo con el aire cosmopolita de un puerto comercial abierto a Europa.

El 16 de abril de 1912, curiosamente el mismo día del hundimiento del Titanic, quedó inaugurada la línea ferroviaria que unía Sóller con la Capital.

El hombre clave en la creación del Ferrocarril de Sóller es, sin duda, Jeroni Estades i Llabrés, cofundador de la Compañía de Navegación Sollerense, parlamentario y sagaz hombre de negocios. Su visión de futuro le hizo apostar a principios de este siglo por el ferrocarril como medio de transporte entre Sóller y Palma de Mallorca, trayecto que hasta entonces sólo era posible por mar, y por la electricidad como fuente de energía del nuevo tren. Luis Bobio fue el encargado de construir la línea de este particular ferrocarril, cuyas obras comenzaron en 1907, iniciándose de forma simultánea desde ambos extremos de la línea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s