Archivo diario: julio 16, 2013

Metro de Málaga formará a los candidatos preseleccionados para formar parte de la plantilla

metro_malaga_con-catenaria

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, comenzará a impartir, a finales de este mes de julio, cursos de formación para los candidatos preseleccionados en su última convocatoria de empleo. Se trata de los cursos destinados para los puestos de operadores de línea -conducción de trenes y supervisión de estaciones- y los técnicos de operaciones -puesto de mando central-, que representan el 86% de las 95 plazas ofertadas. Su superación será el último trámite para formar parte del personal de explotación del ferrocarril metropolitano.

La realización de los cursos se desarrollará entre el 30 de julio y el 29 de agosto. En total, participarán 150 candidatos, de los que saldrán seleccionadas, por un lado, 63 para las plazas de operadores de línea y, por otro, 20 más para los puestos técnicos de operaciones. Estos candidatos aspiran al grueso de las plazas ofertadas en la convocatoria de empleo del pasado mes de noviembre, ya que de un total de 95 ofertadas, el 86% quedarán cubiertas a través del desarrollo de estos cursos de formación.

Parte de los aspirantes que no resulten seleccionados tras la realización de los cursos entrarán a formar parte de una bolsa de trabajo. Los preseleccionados para puestos administrativos y de atención al cliente, es decir, el resto de las plazas, serán convocados posteriormente.

Las personas preseleccionadas fueron avisadas la semana pasada a través de una comunicación por correo electrónico de la convocatoria de los cursos. El temario es común a ambas categorías profesionales, así como las horas lectivas.

Los cursos están enfocados a la explotación comercial de las líneas 1 y 2 del metro hasta el intercambiador de María Zambrano, cuya puesta en servicio está prevista por la Consejería de Fomento y Vivienda para finales del presente año.

Los seleccionados pasarán a formar parte de Metro de Málaga, que en la primera fase de explotación ascenderá a 130 trabajadores directos, entre el nuevo personal contratado y el que ya conforma la plantilla de la sociedad concesionaria. A estos empleos habrá que añadir a las personas externalizadas para trabajos de mantenimiento, seguridad y limpieza.