Archivo diario: mayo 11, 2011

Euskotren recibe tres de las nuevas treinta unidades de la serie 900

Las tres primeras unidades del nuevo modelo que Euskotren tiene previsto implantar en su red ferroviaria descansa en las cocheras de Durango. En los últimos días, la compañías ha iniciado las pruebas para que los convoyes puedan entrar en servicio a corto plazo, Las unidades que fabricará CA hasta principios de 2014, numeradas como serie 900, sustituirán de forma progresiva a los coches que funcionan en la actualidad y que tienen una antigüedad cercana a los 30 años.

En total la empresa dependiente de departamento de Transportes del Gobierno vasco ha adquirido treinta 30 trenes, que están siendo fabricados en la factoría guipuzcoana de Beasain. La nueva remesa sustituirá progresivamente a las de la serie 3.500, que fueron diseñadas y construidas por la empresa de Beasain, con equipos eléctricos de General Electric, entre 1977 y 1978; y a las de la serie 200, contratadas por Euskotren en 1983 con CAF, Babcock&Wilcox y Westinghouse, que comenzaron a circular en 1986. La operación ha supuesto un desembolso de 201 millones de euros. En principio, los flamantes vagones lucirán en blanco y desterrarán el color azul y el rojo, que también se han empleado hasta hace poco.

Una vez que las tres primeras unidades están en el taller central de mantenimiento que EuskoTren tiene en Durango, se podrá iniciar un periodo de pruebas, que durará en torno a los tres meses, y que será más corto en las siguientes. Básicamente las nuevas unidades se someterán a un análisis de los sistemas de freno, tracción, seguridad, comunicaciones y otros equipamientos. Se prevé que el próximo mes de junio presten ya servicio los primeros trenes de esta serie en la línea Lasarte Oria-Hendaia, que es la que registra un mayor volumen de viajeros y constituirá el eje principal del futuro Metro de Donostialdea.

El sistema de metro donostiarra requiere, al menos, de una veintena de las nuevas unidades. Las diez restantes se distribuirán por la red, una vez quedó descartada su presencia en la línea 3 del metropolitano de Bilbao que requiere de un nuevo modelo que no precisa de maquinista y que será completamente automático.

La nueva serie de trenes, que permitirá mejorar la calidad y seguridad de los servicios del operador ferroviario vasco, se fabrica con las innovaciones tecnológicas más avanzadas en cuanto a tecnología, fiabilidad, sostenibilidad y ergonomía, así como con un diseño exterior e interior basado en las más modernas tendencias y en el que ha participado el servicio de consultoría de LKS, del Grupo Mondragón.

Dotadas de rampas integradas semiautomáticas en las puertas de acceso, así como de novedosos sistemas de avisos acústicos y señales luminosas para discapacitados, los nuevos modelos constan de cuatro coches cada uno con capacidad para transportar 214 viajeros sentados. Entre los sistemas de seguridad de los nuevos modelos destaca el llamado “anticlimber”, que absorbe las deformaciones e impide en caso de accidente que los vehículos se monten unos encima de otros.

Además de cumplir con todas las normativas medioambientales, los nuevos coches cuentan con Red Ethernet Gigabit en fibra óptica y sistemas de conectividad con aplicaciones de tierra, como wifi, GPRS o Tetra, entre otros equipos.

Además, el puesto del maquinista se ha diseñado para aumentar su confort y mejorar las condiciones para la conducción, tanto desde el punto de vista antropométrico como de visibilidad.

El respeto al medio ambiente y la sostenibilidad han sido también determinantes en la construcción de las nuevas unidades de Euskotren. Según el Departamento de Transportes, se ha cumplido escrupulosamente con todas las normativas medioambientales y se han respetado los ciclos de vida de todos y cada uno de los materiales empleados para la construcción de los trenes.

(Imagen Ignacio Pérez)