Archivo diario: mayo 15, 2011

Peligra la conexión del AVE con Lisboa

El AVE luso puede quedar sin alas. El líder del Partido Social Demócrata (PSD) luso, Pedro Passos Coelho, ha anunciado que paralizará la conexión por alta velocidad ferroviaria entre Madrid y Lisboa si resulta vencedor de las elecciones legislativas del próximo 5 de junio. El candidato del principal partido de la oposición en Portugal, que lidera la mayoría de los encuestas, aunque con una exigua ventaja sobre los socialistas, hizo una mención explícita a su postura sobre el AVE Madrid-Lisboa durante la presentación de su programa político. “El memorando de entendimiento -firmado con Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por su ayuda financiera a Portugal- no incluye la paralización de la conexión entre Lisboa y Madrid, pero nosotros la defendemos”, subrayó.

El PSD ha hecho del rechazo al AVE Madrid-Lisboa una de sus principales promesas políticas, tal y como ya hiciera en las anteriores elecciones legislativas, celebradas en el año 2009. La conexión de alta velocidad entre las capitales de España y Portugal es defendida por el actual partido en el Gobierno, el socialista, que insiste en su valor estratégico para el futuro del país.

Passos Coelho incidió en que el programa del PSD va “más allá” del acuerdo alcanzado con la Unión Europea y el FMI en varios puntos a cambio de su ayuda, valorada en 78.000 millones de euros, entre ellos la alta velocidad con Madrid o la reforma de los medios de comunicación públicos.

En el documento presentado por el PSD con sus líneas estratégicas de cara a los próximos cuatro años se precisa que el AVE Madrid-Lisboa debe ser “renegociado” tanto a nivel de contenido como de plazos debido a la crisis en Portugal.

Para los socialdemócratas lusos, esta infraestructura “no es prioritaria” porque España “decidió no planear una conexión directa con Madrid, sino desviarla (…) para unir también un conjunto de ciudades extremeñas”. Por este motivo, en opinión del PSD, “la tecnología de alta velocidad no es la más adecuada” para ese tipo de conexión.

“Debe volver a evaluarse el proyecto, el cual prevé una plataforma en la que funcionan en paralelo vías de ancho europeo y en ancho ibérico, lo que agrava significativamente los costes”, apunta el principal grupo de la oposición lusa en su programa.

El PSD recordó que su objetivo en esta materia es dar prioridad al transporte de mercancías, por lo que “la actual configuración física del proyecto debe ser redirigida para optimizar los costes”.

Las obras para construir el AVE en suelo portugués se dividen en dos tramos: el de Lisboa-Poceirao, cuyo concurso público fue suspendido y aplazado en 2010, y el de Poceirao-Caia, adjudicado al consorcio Elos y en el que las obras estaba previsto que comenzaran a principios de 2011, aunque todavía no lo han hecho.