Archivo de la etiqueta: Íñigo de la Serna

De la Serna resalta el valor del viaducto de Almonte

puente-almonte

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, afirma que el viaducto sobre el río Almonte, considerado “el más alto del mundo” y perteneciente al corredor ferroviario de Alta Velocidad Madrid-Extremadura, es “un ejemplo de la importancia del la ingeniería civil y del ferrocarril en España”. “Extremadura debe enorgullecerse de tener una infraestructura tan emblemática“, remarca De la Serna, quien junto al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha visitado las obras de dicho viaducto, cuya inversión es de 60 millones de euros. Con una longitud de cercana a los 1.000 metros y proyectado con un vano central “tipo arco” de 384 metros, el viaducto sobre el río Almonte se sitúa con una altura que supera los 100 metros sobre el nivel medio del embalse de Alcántara.

Este viaducto se localiza dentro del subtramo “Embalse de Alcántara-Garrovillas”, de 6,3 kilómetros de longitud y discurre por los municipios de Garrovillas de Alconétar y Santiago del Campo. Según el ministro, “el cierre del arco permite ya hablar de la liberación de un tramo de cara al corredor ferroviario extremeño”. A su juicio, se trata de una de las actuaciones actuales “más importantes” de la ingeniería española y refleja “la posición de liderazgo de España en materia de ferrocarril”.

Según el ministro, esta posición está refrendada por la experiencia que “nos da ser el segundo país con mayor extensión de líneas de ferrocarril después de China”. Otro ejemplo es, apunta, que las empresas españolas estén compitiendo con éxito en los principales contratos del mundo, como es el caso del AVE Medina-Meca. Asimismo, destaca la ingeniería utilizada, como hormigones especiales de altísima resistencia y “elementos que le hacen compatible y sostenible con un entorno de un gran valor ambiental”.

De la Serna destaca el trabajo de la empresa Arenas Asociados, que ha realizado esta obra, y acentúa otros de sus trabajos, como el Arco de la Barqueta de Sevilla o el Tercer Milenio de Zaragoza. Una empresa que conoce, según explica, porque él mismo trabajó durante un tiempo para ella. Para el ministro de Fomento, el ferrocarril es sinónimo de “progreso”, “un sector productivo tan importante para este país que nos va a dar muchas alegrías de cara al futuro económico y de generación de empleo”. El ministro se comprometeo a que todos los tramos en obras del actual proyecto del corredor ferroviario de altas prestaciones entre Madrid y Badajoz estén finalizados a comienzos de 2019, y asimismo a que un año más tarde esté concluida su electrificación.

Fernández Vara agradece al ministro que haya visitado Extremadura para conocer las obras de primera mano y afirma que para esta comunidad autónoma “el ferrocarril es una prioridad”. El presidente extremeño remarca que “España como país tiene una deuda con Extremadura, como comunidad autónoma,” en materia ferroviaria, que no estará saldada hasta que tenga un tren “decente”.

El presidente de la Junta de Extremadura reconoce que los compromisos adquiridos por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna “no dan respuesta a lo que la mesa del ferrocarril había pedido en toda su integridad”, si bien asegura que hay un “compromiso concreto de fechas”, al tiempo que señala que la región continuará “peleando” por un “tren decente” que le permita “competir” en igualdad de condiciones con el resto de comunidades autónomas. “A todos nos hubiera gustado el 100% de cumplimiento de todos los requerimientos”, señala, tras lo cual indica que seguirá “peleando” por una “dignificación” del tren convencional, en su conexión con Andalucía y también con la Vía de la Plata.

Fomento confía en despejar los problemas para la apertura de los talleres de Renfe en Valladolid

talleres-paramos-san-isidro-adif

Valladolid respira más aliviada. No hay fechas aún, pero nada hay en este momento que aleje las previsiones más optimistas sobre el futuro ferroviario. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, garantiza la carga de trabajo en los talleres de Renfe en Valladolid. El titular de la cartera lanza un mensaje de “tranquilidad” a sindicatos y trabajadores en cuanto a su traslado, y garantiza el pago de 60 millones de deuda de la operación del soterramiento. De la Serna, no obstante, no quiere establecer plazos y pillarse los dedos, como su antecesora en el cargo, quien aseguraba que en 2016 ya estaría el taller completamente operativo.

El retraso en el traslado a los nuevos talleres de Renfe en Valladolid “es ajeno” al voluntad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), asegura el ministro que ayer compareció en rueda de prensa junto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, con quien ha repasado las necesidades de la Comunidad en lo que afecta a su departamento. De la Serna confía en que “no se prolongue” ese traslado, y que en dos meses haya una “decisión de la administración concursal” respecto a una de las empresas proveedoras de material para los nuevos talleres, y que se puedan “retomar los trabajos”.

“El mensaje es de tranquilidad para los sindicatos y trabajadores”, en cuanto que intentará que se haga “en el menor tiempo posible”.El ministro sostiene que la operación de integración del ferrocarril en Valladolid “es compleja”, aunque para ayudar a resolver la situación económica traslada el “compromiso del Gobierno de España” de pagar los 60 millones que les corresponden en la devolución de la deuda que tiene con los bancos la sociedad alta velocidad creada para la operación, y que asciende en total a 400 millones. “Otras administraciones pueden optar por la vía de la financiación, avalando la operación, en lugar de con una aportación directa”, explica.

De la Serna sostiene que es en el seno de esa sociedad -de la que forman parte el Ayuntamiento, la Junta, Adif y Renfe- donde “se tiene que alcanzar un consenso en función de cual sea la alternativa que se decida”. El ministro explica que tratarán de agilizar todos los trámites que correspondan a Adif para “el traslado definitivo de los talleres y que se pueda liberar el suelo -de los actuales-“ para financiar la operación. Insiste en que tratarán de que “el traslado de los talleres no sea un elemento de bloqueo”, y aclara que el Gobierno “no tiene ningún otro plan” que no sea que toda la actividad se quede en esas instalaciones, en referencia a un posible recorte en la carta de trabajo del que han avisado los sindicatos.

Los nuevos talleres incluirán revisiones y mantenimiento tanto de trenes convencionales -eléctricos o diésel- como de alta velocidad. Cuando se encuentren a pleno rendimiento, será de un millón de horas. Según los datos de Renfe, los talleres van a absorber el 40% de las intervenciones a los trenes de la operadora. En su ubicación habitual, cuenta con 479 trabajadores contratados, más 201 externos procedentes de empresas subcontratadas, según cuentan los representantes de la empresa dependiente del Ministerio de Fomento.

“Es el taller más moderno y más tecnológico de España y de Europa”, decía hace unos meses la titular de Fomento, Ana Pastor, quien sostenía que, cuando estén en funcionamiento, se convertirán en un “nudo de actividad industrial” para Valladolid, Castilla y León y España.

La nave de los talleres ferroviarios suma una superficie construida de 77.000 metros cuadrados dentro del espacio total del complejo (186.500 m2), con una longitud máxima de 420 metros lineales y capacidad de albergar 35 vías en su interior. Dispone también de zona de oficinas, vestuarios, espacio de aparcamientos, depuradora y central de tracción.

Técnicos de Renfe explicaban hace semanas que la entrada de los trenes al complejo se realizará a través del nudo norte, ya que no se ha completado el conocido como ‘by-pass’ de mercancías, mientras que accederán al interior por vías, pero el movimiento por las distintas áreas de las naves se hará mediante colchones neumáticos. A ello se suman los espacios de Adif (343.300 metros cuadrados) y de Redalsa (171.500 m2).