Archivo de la etiqueta: década

Una década de tranvía en Zaragoza

Con la inauguración el 19 de abril de 2011 de la primera línea del tranvía en el tramo de Valdespartera hasta Gran Vía, Zaragoza recuperaba el tranvía, que vio por primera vez la luz en 1855 y sucumbió a los cambios urbanos y dejó de circular el 23 de enero de 1976. En esta úitima década el servicio acumula 22.588.747 pasajeros tras recorrer un total de 12.136.077 kilómetros, hasta marzo de 2021. Su construcción ha sido una oportunidad para mejorar la ciudad, incluyendo el antiguo centro histórico, con nuevos bulevares, aceras, a lo largo de sus 12,8 kilómetros de trayecto.

La puesta en servicio del tranvía supuso la reordenación de las líneas de autobús, que no fue fácil, y la reducción del tráfico un 30% en el centro de la ciudad de Zaragoza. En días laborables el tranvía realiza 344 viajes diarios desde las 05:00 de la madrugada hasta las 00.00. Abre sus puertas hasta 44.000 veces al día. Aunque se ha convertido en un medio de transporte de referencia para muchos, el tranvía no ha estado exento de polémica, tanto por su alto coste, 345 millones de euros, como por los conflictos de la deuda entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón o por la implantación de la segunda línea en el eje este-oeste, que por el momento no verá la luz.

Hasta enero de 2020, el servicio mantuvo una tendencia al alza en el número de usuarios, hasta casi rozar el límite de la capacidad de los 21 convoyes disponibles. La saturación se convirtió en un problema en las horas punta mientras, paradójicamente, el Ayuntamiento debía compensar económicamente cada año el déficit de viajeros previsto en el contrato. La pandemia hundió la demanda hasta un 97% durante el confinamiento, y todavía no se ha recuperado: sigue siendo un 45% inferior a lo habitual.

En estos diez años, el tranvía ha sufrido, al menos, 182 percances, en los que se han registrado 177 heridos y 5 fallecidos. Además, algunas averías en el complejo engranaje de la línea obligaron a reforzar el plan de contingencia para que los buses urbanos cubrieran las emergencias. Se calcula que cada año se evitan 293 toneladas de CO2 y 481 toneladas de NOx y el consumo de 19,6 millones de litros de combustible. Además, la puesta en marcha del servicio supuso la plantación de 1.800 árboles y de 42.000 metros cuadrados de césped.

Las obras de la línea del tranvía fueron todo un reto constructivo y logístico al afectar al centro de la ciudad durante más de cuatro años. El proyecto se articuló en dos fases: una primera entre Valdespartera y Gran Vía, que concluyó en 2011, y una segunda hasta Parque Goya, que completó el trazado en 2013. . Una de las conversiones más llamativas fue la de Gran Vía, cuyo bulevar central se convirtió en uno de los iconos del trazado. En cuanto a la segunda fase, supuso una nueva renovación del paseo de la Independencia, la peatonalización del Coso y la llegada de los convoyes a la margen izquierda tras cruzar el Ebro. Además, los zaragozanos se familiarizaron con la presencia de las catenarias y en los extremos de la línea se construyeron sendas cocheras.

Tras el rechazo de no pocos sectores sociales al proyecto por su alto coste (345,5 millones), y por las consecuencias de introducir un tren por el centro de la ciudad, lo cierto es que el tranvía se ha convertido en el transporte de referencia para el eje norte-sur. No solo se ha integrado en su entorno, ha pacificado la movilidad y ha eliminado barreras de accesibilidad, también ha impulsado la conversión urbanística de todo su trazado y ha contribuido notablemente a reducir la contaminación.

10 años del AVE a Málaga y 20 millones de viajeros

Este domingo se cumplen diez años de la puesta en servicio del AVE Madrid-Málaga. En esta década, 20,5 millones de viajeros han utilizado alguno de los más de 75.000 trenes que han circulado entre Madrid y la capital de la Costa del Sol. Renfe presta este servicio desde el 24 de diciembre de 2007 y, de forma progresiva, ha ido incorporando nuevos viajeros a la relación. A escasos días de concluir 2017, la estimación es que el ejercicio se cierre con más de 2.442.000 usuarios, un 3,8% más respecto a los datos de 2016. La mayor parte de los viajeros (73%) utiliza este servicio para desplazarse punto a punto, es decir, entre Málaga y Madrid (en cualquiera de los dos sentidos).

El tren se mantiene en posición de clara ventaja respecto al avión en la cuota de mercado de los viajes que se realizan entre Madrid y Málaga. Desde su puesta en marcha hace diez años, el AVE ha ido “ganando terreno” al modo aéreo de forma constante. Antes de la entrada en servicio del AVE, el avión era la opción elegida por el 72% de los viajeros, frente al 28% que escogía el tren. Este comenzó a superar al avión al conseguir el 57% de dicha cuota casi desde la inauguración del servicio ferroviario.

El récord se alcanzó este pasado mes de agosto. El AVE superaba el 88% de la cuota de mercado frente al 11,9% del avión. La apertura de la Línea de Alta Velocidad hasta la capital malagueña hizo posible reducir en 90 minutos el tiempo de viaje existente entonces con Madrid (trenes Talgo 200) y dejó otras ventajas en cuanto al confort, la fiabilidad y un incremento de la oferta diaria de plazas, que se duplicó gracias al nuevo servicio.

La llegada del AVE a la capital malagueña permitió “desarrollar de forma progresiva” una red de servicios de alta velocidad que, a día de hoy, conectan Málaga con ciudades como Barcelona, Zaragoza, Tarragona, Lleida, Ciudad Real, Valencia, Córdoba o Sevilla, entre otras. Toda esta red de servicios de Alta Velocidad con origen o destino en la capital malagueña ha sido utilizada por 27,5 millones de viajeros en la última década.

La Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga, que contó con una inversión de 2.539 millones de euros, cofinanciada en 890,3 millones de euros por el Feder, presenta un trazado de 154,5 kilómetros que discurren por 19 municipios de Córdoba, Sevilla y Málaga, provincias a las cuales “dinamizó económica y socialmente de forma notable”, pues durante su construcción se llegaron a contabilizar hasta 2.000 trabajadores empleados de manera simultánea, procedentes de estas y otras comarcas. La LAV supone un eje de vertebración para Andalucía ya que favorece las comunicaciones ferroviarias entre Madrid y otras ciudades andaluzas, como es el caso de Loja y Granada.

Cuando entre en servicio el tramo de alta velocidad Antequera-Granada, la capital de la Alhambra y Madrid quedarán a poco más de tres horas. Esta línea está conectada directamente con la nueva LAV Antequera-Granada lo que permitirá comunicar directamente por tren las ciudades de Málaga y Granada en un tiempo de viaje “muy competitivo”. Construida en doble vía de ancho UIC (internacional), la línea está preparada para desarrollar velocidades máximas de hasta 350 kilómetros por hora y cuenta con una entrevía de 4,70 metros.

La conexión de esta línea con la de Alta Velocidad Madrid-Sevilla se realiza en el término municipal de Almodóvar del Río, a unos 14 kilómetros de la estación de Córdoba, donde el Ministerio de Fomento tiene intención de ejecutar un bypass que mejore sustancialmente la conexión Sevilla-Málaga. Este bypass, de unos dos kilómetros de longitud y cuya redacción acaba de ser adjudicada a Ayesa, permitirá evitar el recorrido adicional hasta Córdoba.

La Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga cuenta con un sistema principal de señalización y protección del tren Ertms/Etcs (European Rail Trafic Management System/European Train Control System) en sus niveles uno y dos. El de nivel dos es un sistema de protección del tren basado en una comunicación bidireccional entre la vía y los trenes a través de radio. Su principal ventaja es que cumple con los estándares europeos de señalización y comunicaciones y podrá ser una línea interoperable integrada en la Red Transeuropea de Alta Velocidad.

La doble vía de alta velocidad está equipada con una serie de elementos de detección y supervisión, cuya finalidad es incrementar la seguridad de los trenes. Uno de estos sistemas básicos de supervisión y seguridad es el sistema de detección de caída de objetos a la vía (DCO). Existen unos 90, de los cuales 70 están colocados en pasos superiores y otros 20 en los túneles del recorrido. Otro elemento importante es el sistema de detección de cajas y frenos calientes (DCC) con la instalación de siete detectores dobles en distintos puntos de la línea.

Las líneas de alta velocidad Madrid-Málaga, Madrid-Sevilla y Antequera-Granada han sido cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y la línea Antequera-Granada también por las Ayudas RTE-T. El índice de satisfacción con este servicio en su conjunto es de 8 puntos sobre 10. Del total de los viajeros que han utilizado los servicios de Alta Velocidad-Larga Distancia este año en Andalucía, el 80% se ha beneficiado de algún tipo de tarifa con descuento. La tarifa Ida y Vuelta y la tarifa Promo, en cualquiera de sus modalidades, son las opciones de tarifa más vendidas.