Archivo de la etiqueta: contrato-programa

Renfe mantiene su monopolio en Cercanías

Renfe seguirá explotando en monopolio los trenes de Cercanías y Regionales convencionales, considerados como servicios públicos y los que mayor número de viajeros transportan, durante quince años más, a pesar de que el transporte de viajeros en tren se abrirá a la competencia en toda la UE a finales de 2020. Así lo establecerá el contrato-programa que la compañía ferroviaria pública firmará el próximo mes de junio con el Estado, el documento por el que la Administración le encomienda estos servicios ferroviarios que reciben una subvención pública de unos 1.000 millones de euros al año.

El contrato-programa se firmará para un periodo de diez años, prorrogable para otros cinco. De esta forma, en el caso de que dicha prórroga se acabe ejecutando, Renfe seguirá siendo la única operadora que preste el servicio de Cercanías y de Regionales hasta 2033. La operadora pública sólo tendrá así que empezar en 2020 a afrontar la competencia de operadores privados en el negocio del AVE y la Larga Distancia.

El Gobierno puede seguir manteniendo los servicios ferroviarios públicos en régimen de monopolio porque la normativa europea sobre liberalización establece para ellos un periodo de transición en el que pueden continuar en manos de los operadores “incumbentes o dominantes” de cada Estado, esto es, de los que los gestionan actualmente. En concreto, esta norma comunitaria permite a los Estados seguir encomendando estos servicios al operador público directamente y sin competencia hasta el año 2024. A partir de ese año, los países ya no pueden adjudicar directamente estos tráficos, pero sí podrá seguir con su explotación la empresa dominante que ya los tuviera encomendados en esa fecha.

Renfe firmará el nuevo contrato-programa con el Estado seis meses después de que en diciembre de 2017 el Gobierno aprobara el nuevo listado de trenes de Cercanías y Regionales considerados de servicio público, que por vez primera en muchos años supuso un aumento de estas circulaciones. Se trata de líneas que no son rentables económicamente, pero sí socialmente, dado que garantizan ciertas conexiones y la movilidad de los ciudadanos.

La firma tendrá lugar tras anunciarse importantes planes de inversión pública en Cercanías, tanto en las estaciones como los trenes. De hecho, está previsto que los vehículos de este tipo constituyan una parte importante del ‘macroplan’ de compra de trenes que ultima Renfe. Los trenes de Cercanías transportaron 423,65 millones de viajeros el pasado año, un 3,6% más, y los regionales otros 23,3 millones (+1,5%), frente a los 21,10 millones de pasajeros que viajaron en el AVE y los 11,7 millones de Larga Distancia.

Nuevo contrato-programa de Renfe en junio

Renfe firmará este próximo mes de junio su nuevo contrato-programa con el Estado, el documento por el que la compañía ferroviaria recibe el encargo de explotar los servicios ferroviarios considerados públicos, los de Cercanías y Regionales, y cobra la correspondiente subvención pública. Así lo adelantó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante su intervención en el pleno de debate de enmiendas de los Presupuestos en el Congreso.

La firma del nuevo contrato-programa tendrá así lugar seis meses después de que en diciembre de 2017 el Gobierno aprobara el nuevo listado de trenes considerados de servicio públicos, los que mayor número de viajeros transportan, que además supuso un aumento respecto a la relación que estaba vigente hasta entonces.

En cuanto a las subvenciones, por el momento, y a expensas de firmar este documento, los Presupuestos Generales del Estado de 2018 contemplan un pago de 1.190 millones de euros a Renfe por explotar estos servicios. Se trata de líneas que no son rentables económicamente, pero sí socialmente y que, por ello, se mantienen y subvencionan para garantizar la movilidad de los viajeros, determinadas conexiones y la vertebración de distintos territorios. La firma del contrato-programa de Renfe marcará también la voluntad del Gobierno de que la compañía ferroviaria mantenga o no el monopolio en la prestación de estos servicios públicos una vez que el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia en toda la UE a finales de 2020.

El eventual mantenimiento del monopolio de Renfe en estos servicios dependerá del periodo de vigencia para el que se firme el contrato programa y gracias a las posibilidades que otorga para ello las directivas comunitarias sobre la liberalización. Estas normas europeas permiten que los distintos Estados puedan seguir encomendando directamente y sin competencia estos servicios públicos de Cercanías y Regionales convencionales al operador dominante de cada país, en el caso español a Renfe, hasta el año 2024.

Será a partir de ese año 2024 cuando ningún país pueda ya conceder los servicios públicos ferroviarios directamente a un operador. No obstante, a pesar de no poderse conceder, sí se permitirá su explotación, dado que la misma norma comunitaria contempla que hasta el mismo año 2023 se pueda conceder a un operador la prestación de Cercanías por un plazo de diez años, prorrogable por otros cinco. Así, en el caso de que esta encomienda de explotación de servicios públicos a Renfe se ratificara el mismo año 2023 y se aplicara la prórroga, la prestación en monopolio de estos transportes ferroviarios se garantizaría hasta 2037.