Archivo de la etiqueta: Cimic

Sobre empresas y el tren (25)

empresas-y-trenes25

.-Acciona y el ferrocarril del futuro. Acciona ha pasado a formar parte del proyecto ‘Shift2Rail’, el proyecto europeo de iniciativa público y privada que investiga en el desarrollo del ferrocarril del futuro. La compañía que preside José Manuel Entrecanales ha logrado entrar en esta incitativa a través de un concurso público en el que participó mediante un consorcio, denominado ‘Smart DeMain’, que se completa con la firma holandesa de construcción y mantenimiento de infraestructuras ferroviarias Strukton Rail, la ingeniería española Cemosa y dos centros de estudios e investigación alemanes. Este grupo liderado por Acciona se ha sumado a la plataforma del tren del futuro tras ser examinado y lograr el visto bueno por parte del consejo directivo de ‘Shift2Rail’, compuesto por autoridades europeas, los gestores de infraestructuras ferroviarias de Suecia y Reino Unido, y las empresas Alstom, Ansaldo, Bombardier, Siemens, Thales y la también española CAF. El consorcio liderado por Acciona centrará sus trabajos dentro del proyecto en la promoción de infraestructuras ferroviarias de alta capacidad fiables, sostenibles y económicamente eficientes. La iniciativa ‘Shift2Rail’ cuenta con un presupuesto de inversión de 920 millones de euros destinada a la ‘I+D+i’ en el ferrocarril. Este importe será cofinanciado por las empresas participantes y la UE, que aporta unos 450 millones de euros.


.-Accenture y modelo operacional de Metro Madrid.
Metro de Madrid ha elegido a Accenture para que realice el diseño de un nuevo modelo operacional que mejore el control de sus estaciones, la seguridad y la gestión de la información de los pasajeros. El proyecto de transformación ‘La estación de Metro Digital’ se llevará a cabo en dos fases. La primera, hará uso de las plataformas conectadas de Accenture para definir un programa de próxima generación que controlará y operará en todas las estaciones. Éste será, a su vez, parte de una segunda fase más amplia que estará orientada al rediseño de la arquitectura de Tecnologías de la Información de la organización. Actualmente, Metro de Madrid cuenta con una combinación de soluciones híbridas patentadas, con diversas arquitecturas, e información almacenada en silos que “conllevan un alto coste”, explica Accenture. El objetivo de este proyecto es “definir una arquitectura digital que reúna todas las operaciones de las estaciones en una única arquitectura sostenible, abierta y flexible y sobre la que se pueda construir en el futuro”. Accenture trabajará con Metro de Madrid para analizar y comparar las diferentes tecnologías disponibles que puedan dar apoyo a esta transformación digital. Con ese estudio previo, se buscará mejorar la eficiencia de las operaciones en las estaciones, gracias a la integración y a la orquestación de los procesos centralizados del negocio.

.-Seguridad en la circulación en metros y tranvías. Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha impulsado la creación de una comisión de trabajo específica sobre seguridad en la circulación de metros y tranvías en el marco de la Asociación de Empresas Gestoras de los Transportes Urbanos Colectivos, ATUC. Dicha comisión se ha constituido en Madrid a propuesta del director-gerente de FGV, Àngel García de la Bandera, con la presencia de las principales empresas gestoras de metros y tranvías de España, ha informado el Ejecutivo valenciano en un comunicado. ATUC está integrada por las empresas de autobuses, metros y ferrocarriles, públicas y privadas, responsables del transporte colectivo urbano de las principales ciudades de ámbito estatal, con un índice de participación, en dicho ámbito, superior al 78% de viajeros en autobús, del 100% de viajeros en metro y de toda la red de Cercanías de Renfe. En este grupo de trabajo participan empresas ferroviarias, junto con FGV, como los metros de Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla, además de Ferrocarrils de la Generalitat Catalana (FGC) y Euskotren, mientras que como empresas tranviarias se encuentran representados los tranvías de Barcelona, Zaragoza, Tenerife y Sevilla. La comisión de trabajo de seguridad en la circulación de metros y tranvías, coordinada por FGV, ha aprobado la conveniencia de adoptar indicadores de seguridad comunes para todas las explotaciones; una legislación de referencia en materia de seguridad en la circulación, ferrocarriles suburbanos autonómicos o locales y tranvías; y un método común de análisis y valoración de riesgos.

.-CEIT-IK4 y seguridad en el ferrocarril. Ingenieros del área de Electrónica y Comunicaciones del centro tecnológico vasco CEIT-IK4 lideran un proyecto para incrementar la seguridad en los ferrocarriles a través de un sistema de posicionamiento vía satélite. En un comunicado, desde el centro han señalado que su aplicación permitirá el seguimiento ‘on-line’ de los trenes a través de los puestos de control de origen y destino para, de esta manera, incrementar la seguridad de los trayectos y la eficiencia de explotación de líneas dando mayor número de servicios para el transporte de pasajeros y mercancías. Esta investigación forma parte del programa europeo H2020 denominado ‘Ertms on satellite’, que los científicos de Ceit-Ik4 lideran junto a 12 socios de otros 5 países europeos. Dotado con un presupuesto de 5,5 millones de euros, el diseño de este sistema supondrá un gran avance para los operadores de líneas locales y regionales que representan en torno al 50% de los actuales trayectos que se realizan en tren en la Unión Europea (UE).

-.Cimic y pasos a nivel en Australia
. Cimic se ha adjudicado un nuevo contrato de obras del plan de supresión de pasos a nivel sobre vías ferroviarias que actualmente aborda el Gobierno del Estado australiano de Victoria con un presupuesto global de 2.400 millones de dólares australianos (1.540 millones de euros), según informó la compañía del grupo ACS. La antigua Leighton se encargará de eliminar estas infraestructuras en un tramo de carretera próximo a Melbourne y suma este contrato a otros similares logrados en septiembre de 2015. La filial de ACS se encargará de suprimir nueve pasos a nivel entre Caulfield y Dandenong, localidades del sureste de Melbourne, además de reconstruir cinco estaciones ferroviarias. Asimismo, el proyecto abarca la mejora de los sistemas de señalización. Cimic se ha hecho con esta obra a través de un consorcio. Los trabajos comenzarán el próximo mes de junio con el fin de que estén listos para mediados de 2018. Este contrato refuerza la destacada cartera de obras que el grupo que preside Florentino Pérez tiene en Australia, un mercado estratégico para la compañía. En la última semana, Cimic también se ha hecho con la construcción de un tramo de la que será la mayor autopista del Estado australiano de Queensland y con el tranvía de Canberra.

.-Ingeteam y energía de frenado en el metro de Viena. La empresa vasca Ingeteam instalará en el metro de Viena (Austria) una tecnología que reutiliza la energía de frenado y que permite recuperar entre el 10% y el 30% de la energía de tracción ferroviaria. Este sistema se ha instalado en metro de Bilbao, Barcelona, Bruselas, Bielefeld y en el tren de cercanías de Málaga. Según ha indicado la compañía a través de un comunicado, gracias a este “innovador” sistema de recuperación de energía de frenado el suburbano de Viena podrá reducir sus emisiones de C02 y su factura energética. Este sistema será instalado en la subestación ubicada cerca de la estación Hardeggasse de U2 Line de Viena. Durante 2015, más de 2,5 millones de personas utilizaron cada día el suburbano de la capital, lo que supuso un total de 939 millones de desplazamientos al año. La empresa ha asegurado que Ingeber es un sistema idóneo para suburbanos, trenes y tranvías puesto que son transportes que están obligados a hacer numerosas paradas, momento en el que este sistema se encarga de recuperar energía existente en el sistema. Actualmente, existen, según han indicado, cinco de estos sistemas instalados en el Metro de Bilbao, tres en Bielefeld (Alemania), uno en Barcelona, seis en Bruselas y otro en la línea de cercanías de Málaga.

.-Indra y ‘ticketing’ en los trenes de Buenos Aires. Indra se ha adjudicado un contrato para implantar su tecnología de control de accesos y ‘ticketing’ en la red ferroviaria del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por 35 millones de euros. En concreto, la multinacional tecnológica dotará las ocho líneas de la red, una de las mayores del mundo con más de 200 estaciones y unos 320 millones de usuarios al año, con 1.400 equipos de control de accesos, llamados molinetes; 170 pasos para el acceso de personas con movilidad reducida; 200 máquinas automáticas de recarga de la tarjeta sin contacto SUBE, que permite el acceso a todo el transporte público; así como 150 validadores embarcados en los trenes y 230 para las estaciones. También suministrará 160 concentradores de transacciones en estación y 300 terminales de inspección de viaje. El contrato incluye el mantenimiento durante dos años. Con este contrato, el grupo presidido por Fernando Abril-Martorell refuerza su posición como proveedor de tecnología inteligente para el transporte en Buenos Aires, donde los pasajeros, que realizan diariamente más de 1,4 millones de viajes en los trenes de cercanías, utilizarán los sistemas de la compañía para acceder a la red y pagar sus desplazamientos. Este proyecto para la segunda ciudad más grande de Sudamérica, consolida, además, la posición de Indra como una de las compañías líderes en el mundo en tecnología inteligente aplicada al transporte y la movilidad urbana, con proyectos en ciudades como Londres, Medellín, México D.F., Curitiba, Sao Paulo, Plovdiv, Wroclaw, Mumbai, Kuala Lumpur, Kuwait o Manila, entre otras.

La filial australiana de ACS y CAF se alían para pujar por el proyecto del tranvía de Canberra

leithton-austria-ahora-cimic-filial-acs

Efectos de la globalización. Cimic, la filial australiana de ACS, en consorcio con el fabricante de trenes CAF, compite por el contrato de obras de construcción y posterior operación y mantenimiento del primer tramo del tranvía de Canberra, un proyecto de 783 millones de dólares australianos (unos 500 millones de euros). La obra consiste en la construcción de un tramo de tranvía de doce kilómetros de longitud que conectará el centro de capital australiana con el distrito de Gungahlin, al Norte de la ciudad. El contrato también abarca la ejecución de trece paradas, la instalación de todos los sistemas y de la señalización.

El tranvía supondrá una alternativa al automóvil entre el centro de la capital y el distrito del Norte de la ciudad, que actualmente requiere un tiempo de viaje de unos 57 minutos. Con su construcción, Canberra también pretende ampliar su sistema de transportes público para absorber el previsto aumento de la demanda de movilidad y hacerlo más sostenible.

El grupo que preside Florentino Pérez reforzaría su ya destacada actividad en Australia, un mercado estratégico en la política de expansión internacional del grupo, en el que está presente a través de su filial Cimic, la antigua Leighton. Además, logrará posicionarse en el desarrollo posterior de la red tranviaria de la ciudad, dado que el contrato en liza supone el primer tramo de una futura red que “transformará” la capital, según informa el Gobierno del Territorio de la Capital de Australia.

El consorcio a través del que ACS y CAF compiten por el proyecto es uno de los dos que este Gobierno de la capital australiana ha invitado a pujar por la obra. El grupo lo completan la corporación nipona Mitsubishi, el fondo de inversión Aberdeen Infrastructure Investment y la firma de ingeniería ferroviaria alemana DB International. Este grupo compite por la obra con Bombardier, la firma de ingeniería australiana Downer EDI Works, la constructora canadiense Plenary Group, la filial australiana del grupo francés de transporte Keolis y la ingeniería australiana Parsons Brinckerhoff.

El Gobierno de la capital australiana confía en que, una vez que estos dos consorcios presenten sus respectivas ofertas por el proyecto, procederá a su adjudicación a comienzos de 2016, para que las obras de construcción del tranvía arranquen a finales de ese año.

Canberra calcula que la construcción de esta infraestructura permitirá crear 3.500 puestos de trabajo y generará beneficios a la economía de la ciudad estimados en 1.000 millones de dólares australianos (unos 630 millones de euros).

El Gobierno de la capital destacó que los consorcios seleccionados para pujar por la obra incluyen a algunas de las compañías con “mayor experiencia internacional” en este tipo de proyectos.

Para ACS, la eventual adjudicación de este proyecto se sumaría a la destacada cartera de obras con que cuenta en Australia, en la que destaca dos de los tres tramos del ‘Westconnex‘, la autopista urbana de 33 kilómetros que cruzará Sydney, una de las mayores obras del país, que suman 5.000 millones de euros.