Archivo de la etiqueta: cemento

El Tren del Cemento recibe un nuevo empuje

El presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), Enric Ticó, ha anunciado que se invertirán un total de 706.000 euros en el Tren del Cemento entre el 2018 y el 2021 para mejorar la infraestructura. Así, se destinarán 184.000 euros a material móvil, 207.000 euros a infraestructuras y 315.000 euros a edificios y entorno. En estos momentos hay en licitación la rehabilitación del puente en el punto kilométrico 3,100 y está en proceso de redacción el proyecto de paso inferior entre el aparcamiento (50.000 euros) y la estación de la Pobla de Lillet (198.000 euros).

El antiguo Tren del Cemento tiene un recorrido de 3,5 kilómetros y dispone de cuatro estaciones: La Pobla de Lillet, Puebla Centro, Jardines Artigas y Museo del Cemento-Castellar de n’Hug. Se trata de una línea que históricamente unía la antigua fábrica de cemento Asland de Castellar de n’Hug con Guardiola de Berguedà, desde donde partía la línea del ferrocarril de vía estrecha hacia Berga y Manre.

El trayecto dura aproximadamente 20 minutos, lo realiza una locomotora diesel con cuatro coches que tienen una capacidad para 25 viajeros cada uno. El tren fue construido por la Compañía General de Asfaltos y Pórtland “Asland” para el transporte de cemento de la fábrica del Clot del Moro. El recorrido comenzaba en la misma fábrica e iba hasta Guardiola de Berguedà dónde se enlazaba con los Ferrocarriles Catalanes, y dónde se hacia trasbordo de cemento y también de otras mercaderías.

Los primeros años el ferrocarril solo transportaba cemento y carbón, pero a partir del año 1914 empezó a transportar pasajeros. Entonces hacia un recorrido de 11 kilómetros y tenía cinco estaciones. Su último viaje fue el 14 de octubre de 1963 hasta que el año 2005 Ferrocarriles Catalanes de la Generalitat recuperaron esta línea. Actualmente se puede hacer una parte de este recorrido con el tren en medio de un paraje de gran belleza dónde podemos ver el río Llobregat en muchos tramos.

Ticó ha presidido esta semana el acto de celebración del Año Güell en el Tren del Cemento donde se ha querido recordar la relación del empresario y mecenas Eusebi Güell con el recorrido de esta infraestructura, que enlaza la Pobla de Lillet y Castellar de n’Hug. Famoso por ser mecenas del arquitecto Antoni Gaudí, el industrial textil también fue promotor de la construcción de una fábrica de cemento en este municipio del Berguedà que tuvo una gran importancia en la economía y la sociedad catalanas. Por eso en La Pobla de Llillet conservan con orgullo un monumento al empresario que trajo riqueza y prosperidad, cuyos vestigios son también hoy un motor para el municipio a través del turismo.

Esta locomotora es uno de los principales atractivos turísticos del municipio pero para los vecinos tiene un significado mucho más especial, vinculado a un momento histórico que permitió conectar una pequeña villa como La Pobla de Llillet con ciudades industriales como Berga o Manresa. Desde 2005, el ‘Tren del Cemento’ es un servicio turístico operado por Ferrocarrils de la Generalitat (FGC).

El ‘Tren del Cemento’ recuerda con un viaje conmemorativo los cien años del ‘carrilet’

tren-cemento-carrilet-centenario

Un siglo de historia. El ‘Tren del Cemento’ celebra los 100 años desde su primer recorrido. Conocido popularmente como ‘carrilet’ fue un tren industrial hasta el 1 de agosto de 1914, cuando se convirtió en un servicio público de viajeros. Un viaje conmemoratvo, con salida desde La Pobla de Lillet (Barcelona) y llegada a Clot del Moro (Barcelona), recuerda su centenaria historia.

Desde 2005, el ‘Tren del Cemento’ es un servicio turístico operado por Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), con un recorrido de 3,5 kilómetros y parada en cuatro estaciones: La Pobla de Lillet, la Pobla Centre, Jardins Artigas y Museu del Ciment-Castellar de n’Hug. El Ferrocarril Turístico del Alt Llobregat históricamente unía la antigua fábrica de cemento Asland de Castellar de n’Hug con Guardiola de Berguedà, desde donde partía la línea del ferrocarril de vía estrecha hacia Berga y Manresa. El tren tiene un recorrido de 3,5 kilómetros que se recorre en unos 20 minutos y se realiza en una locomotora diésel con dos coches que tienen una capacidad para 25 viajeros cada uno.

El popularmente conocido como “carrilet” empezó siendo un ferrocarril industrial hasta el 1 de agosto de 1914, cuando se convirtió en servicio público de viajeros, y actualmente el ‘Tren del Cemento’ es un servicio turístico operado por FFC desde el año 2005.

El punto de salida del viaje ha sido la estación de La Pobla de Lillet y el de llegada, la estación del Clot del Moro, donde el conseller de Territorio y Sostenibilidad Santi Vila, acompañado por el director general de FGC, Pere Calvet; la directora general de Calidad Ambiental, Assumpta Farran; y los alcaldes de la zona han podido ver diferente material histórico como la locomotora de vapor, el coche de viajeros o vagones de carga.

También ha visitado la exposición “Tren del Cemento, compañero de viaje”, inaugurada el 13 de junio dentro del marco de los actos del centenario. La exposición itinerante, actualmente ubicada en la antigua estación de tren de Guardiola de Berguedà, muestra la historia del ‘Tren del Cemento’ desde los inicios a través de las anécdotas vividas por una familia de tres generaciones que trabajaron en la fábrica de cemento y en el tren.

El ‘Tren del Cemento’ es hoy un reclamo turístico que explota FGC desde julio de 2005 en su último tramo: desde la antigua estación de la Puebla-Apartador hasta el Clot del Moro. Esta iniciativa surgió del interés por recuperar este tren histórico, que fue muy importante tanto a nivel económico como social.

Fue en el año 1910 cuando se planteó la creación de una línea férrea que permitiera el transporte del cemento desde la explotación del conde Eusebio Güell. En agosto de 1914 se inaugura el servicio de pasajeros para completarse hasta la última estación, diez años más tarde. Su pequeña locomotora a vapor (que puede verse en la primer estación) trabajó incansablemente hasta que en 1963, la ruta fue clausurada definitivamente.

El ‘Tren del Cemento’ vuelve a la vía este sábado y funcionará los fines de semana y festivos

Más trenes turísticos. Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) estrena este sábado la octava temporada del ‘Tren de Cemento’ que funcionará hasta el 4 de noviembre, y que une La Pobla de Lillet con el museo del Cemento en Castellar de n’Hug. El tren, que inició su andadura el 1 de julio de 2005, estará abierto al público los fines de semana y festivos, y realizará un trayecto de 3,5 kilómetros de recorrido, que dura aproximadamente 20 minutos, atravesando el parque natural del Cadí-Moixeró, y con una parada en los Jardines Artigas, una obra atribuida a Antoni Gaudí.

La novedad de este año es que la Oficina de Turismo de la Pobla de Lillet se instala de forma permanente en la estación del tren de este municipio gracias al cuerdo entre FGC y el ayuntamiento.

El Ferrocarril Turístico del Alt Llobregat o ‘Tren del Cemento’ es una línea que históricamente unía la antigua fábrica de cemento Asland de Castellar de n’Hug con Guardiola de Berguedà, desde donde partía la línea del ferrocarril de vía estrecha hacia Berga y Manresa. El tren tiene un recorrido de 3,5 kilómetros y dispone de cuatro estaciones: La Pobla de Lillet, la Pobla Centre, Jardins Artigas y Museu del Ciment-Castellar de n’Hug. El trayecto dura unos 20 minutos, que se realiza una locomotora diésel con dos coches que tienen una capacidad para 25 viajeros cada uno.

Fue en el año 1910 cuando se planteó la creación de una línea férrea que permitiera el transporte del cemento desde la explotación del conde Eusebio Güell. En agosto de 1914 se inaugura el servicio de pasajeros para completarse hasta la última estación, diez años más tarde. Su pequeña locomotora a vapor (que puede verse en la primer estación) trabajó incansablemente hasta que en 1963, la ruta fue clausurada definitivamente.

Al lado del edificio modernista de la fábrica de cemento del Clot del Moro, y al otro lado del curso del Llobregat y muy cerca de la estación del tren, se encuentra el Museo del Transporte de Cataluña. Inaugurado en 1991, en su interior se exhibe una de las mejores colecciones de vehículos antiguos de Europa. Este centro dispone además de una escuela taller de restauración, que se complementa con un trayecto en el tren turístico, el único medio, igualmente, para llegar a este museo. Gracias al tren turístico del Alto Llobregat, se ha incrementado la oferta de visitas que pueden hacerse en estos bucólicos parajes de la comarca del Berguedà, en su sector más próximo al Pirineo.