Renfe Mercancías copa aún el 70% del mercado


Renfe Mercancías registra una pérdida de 12,5 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar un 46,5% los ‘números rojos’ de un año antes. La compañía ferroviaria pública atribuye este dato al plan estratégico que puso en marcha en esta división a comienzos de año para evitar su quiebra y garantizar su viabilidad futura. Desde que el sector se abrió en 2005 a la competencia Renfe Mercancías ha perdido un 30% del mercado del transporte de carga en tren.

El plan de rescate incluye el inicio de un proceso de ajuste de personal mediante un plan de bajas voluntarias. Unos 250 trabajadores han solicitado ya sumarse a este plan del total de 300 previsto para este año. En conjunto, Renfe Mercancías prevé que salgan unos 425 trabajadores en el trienio del plan, un 30% de su plantilla actual. Renfe Mercancías elevó un 2,7% sus ingresos totales, hasta los 114,3 millones de euros, después de incrementar en un 9,7% el volumen de toneladas de carga transportada, hasta 9,91 millones.

Esta mejora en la actividad y la reducción del 5% acometida en los gastos de explotación permitieron al negocio de mercancías de Renfe lograr un beneficio bruto de explotación (Ebitda) positivo. En concreto, se situó en 200.000 euros, frente al importe negativo de 9,5 millones de un año antes. Renfe considera que estos datos evidencian “que se está cumpliendo” el plan estratégico puesto en marcha en la compañía, “con su consiguiente recuperación“.

El denominado Plan de Gestión 2017-2019 de Renfe Mercancías, presentado el pasado mes de marzo prevé que esta división de la operadora pública, que nunca ha logrado beneficios, cierre ya este ejercicio con un equilibrio (‘break even’) en sus cuentas. Ello será posible dado que la firma incluyó en sus cuentas de 2016 la provisión correspondiente a la histórica multa de 65 millones de euros que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) le impuso a comienzos de año. También lo confía al programa de venta de activos que incluye el plan estratégico para redimensionar la empresa. La filial de la operador asegura haber valorado ya para su venta 73 locomotoras, el 22,8% de su parque total, y 1.600 vagones.

Otro de los principales objetivos de la nueva estrategia de Renfe Mercancías son el rediseño de su actividad comercial y potenciar su tráfico internacional. Con todo ello, la firma pretende adaptarse al mercado y garantizar su viabilidad futura. Renfe Mercancías ha perdido un 30% del mercado del transporte de carga en tren desde que el sector se abrió a la competencia en 2005. A pesar de copar un 70% del sector su actividad ha ido descendiendo, como consecuencia, según la empresa, a que el negocio de tráfico de mercancía en ferrocarril también lo ha hecho, a favor del camión. En la actualidad, sólo el 3% de la carga que se mueve por el país lo hace en ferrocarril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s