El Reino Unido expone la locomotora ‘Winston Churchill’ en el 50º aniversario de su muerte


The funeral train "Winston Churchill" that carried Britain's wartime leader Winston Churchill on his final journey from Waterloo to Oxfordshire is displayed at the National Railway Museum in York

Se acaban de cumplir 50 años de la muerte de Winston Churchill. El estadista más grande de la historia del Reino Unido fallecía a los 90 años (24 de enero de 1965), sobre las 8 de la mañana, en su residencia de Hyde Park Gate de Londres. La reina Isabel II le concedió el honor de despedirle con un funeral de estado, donde el tren tuvo un protagonismo especial. Una locomotora bautizada con su nombre se encargó de su transporte. La máquina se expone durante estos, completamente restaurada, en el Museo del Ferrocarril de York.

Se dice que fue el mismo Churchill quien pidió en vida que el tren que iba a llevar sus restos mortales a Oxfordshire saliera desde la estación de Waterloo. Los trenes hacia allí no suelen salir desde esa estación, pero el gran político quería asegurarse de que Charles de Gaulle -al que detestaba- fuera a Waterloo, para tener un recordatorio de la derrota francesa a manos de los ingleses en la batalla de Waterloo.

Los británicos recuerdan durante estos días al primer ministro que, en plena II Guerra Mundial, se negó a considerar la rendición o siquiera la negociación de un tratado de paz con Alemania. Su actitud desafiante, unida a sus brillantes discursos, inspiró al pueblo británico a soportar los duros ataques de la avión alemana y a resistir los embates del Ejército de Hitler jasta que, finalmente, logró la derrota nazi y devolvió la paz. La barca que llevó sus restos por el Támesis recorría este viernes de nuevo el río en el 50º aniversario de su funeral. El paseo de la barca ‘Havengore’ es el acto central de una serie de tributos, en los que participan los bisnietos del estadista muerto a los 90 años y enterrado el día 30.

El primer ministro David Cameron depositó una corona de flores en la estatua de su antecesor en la Cámara de los Comunes y rindió homenaje a “un gran líder y un gran británico”. “Sabía que el Reino Unido no era simplemente un lugar en el mapa sino una fuerza en el mundo, con el destino de moldear acontecimientos y el deber de alzarse por la libertad”, dijo ante la estatua de bronce, que reproduce a Churchill en su clásica pose encorvada. “Churchill confiaba en que la libertad y la democracia se impondrían al final a la barbarie y la tiranía, y así fue”, sentenció el primer ministro.

El atractivo de Churchill seduce todavía, por su amor impúdico a la bebida, los habanos y la buena vida. Durante décadas los diputados tuvieron por costumbre tocar el pie de la estatua del estadista para tener suerte en los debates.

El puente de la Torre de Londres se alzó y el ‘HMS Belfast’, el buque de guerra anclado permanentemente en las inmediaciones, disparó salvas de homenaje. Randolph Churchill dijo que su bisabuelo hubiera estado “sorprendido pero encantado” con los tributos. Por la tarde, la abadía de Wesminster, en Londres, fue escenario de una ceremonia religios.

Churchill, ‘el León’, como se le apodaba, está enterrado en el pueblo de Bladon, cerca de Oxford, a unos 100 kilómetros de Londres. Su cuerpo fue trasladado en un tren tirado por una locomotora de la compañía Southern Railway que acabó siendo bautizada con su nombre. La máquina de vapor que rremolcaba el tren pertenecía a la clase ‘Battle of Britain’ (110 unidades), cuya denominación rememora la batalla que en la Segunda Guerra Mundial tuvo como protagonista a Sir Winston Churchill en su cargo de Primer Ministro. Esa locomotora -la nº 34051- fue rebautizada con el nombre del famoso estadista británico.

El coche que transportó sus restos fue restaurado en County Durham para poder ser exhibido con dignidad durante los actos del 50 aniversario. El vagón para equipaje nº2464 de Southern Railway permaneceió en el Museo del Ferrocarril de Shildon hasta enero, antes de su traslado al Museo del Ferrocarril de York como parte de una exposición conmemorativa del 50º aniversario del funeral de Churchill. Este coche para equipajes fue construido en 1931 y se usó durante la Segunda Guerra Mundial como tren de evacuación. Después, en enero de 1965 fue usado para transportar los restos de Winston Churchill desde Londres a Oxfordshire. Durante este trayecto, miles de personas se reunieron junto a las vías para mostrar sus respetos a esta figura de la historia moderna británica. Un año después se trasladó el vagón a Los Ángeles, donde permaneció hasta 2007. Desde entonces pertenece a la Colección Ferroviaria Swanage, de Reino Unido, que lo cede a diferentes exposiciones y museos. Ahora se exhibe el tren completo que llevó a Churchill y a sus familiares y amigos hasta el lugar en el que yace.

the-winston-churchill-engine

Anuncios

4 Respuestas a “El Reino Unido expone la locomotora ‘Winston Churchill’ en el 50º aniversario de su muerte

  1. ¡Qué extraordinario carenado el de esta locomotora de vapor!

  2. Anglovasconavarro

    Ya, la visibilidad del maquinista es digna de estudio…

  3. Cualquier locomotora de vapor colosal, tipo “Mamut” ( http://forum.rail-nation.com/showthread.php?t=1246 ) adolece de la misma falta de visibilidad. Son cosas de su época…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s