El niño que perdió el tren y se quedó en el andén, mientras veía partir a su madre y hermanos


talgo230-cartagena

Aunque no seamos suizos, la puntualidad es básica para el correcto funcionamiento del ferrocarril. Los trenes no esperan; salen a su hora (en general también llegan con bastante regularidad, que aquellos tiempos de los eternos retrasos pertenecen al pasado). Y en esto Renfe no se casa con nadie. Miércoles, estación de El Carmen de Murcia. El Talgo que viene de Cartagena con destino a Madrid parte, a su hora, las 6.10 de la mañana. Con espanto, una mujer comprueba que su hijo de 11 años se ha quedado en tierra, mientras el tren inicia la marcha, con otros dos de sus vástagos a bordo.

Ni los gritos de la angustiada madre, ni los de los solidarios y angustiados viajeros, consiguieron doblegar el rígido y funcionarial protocolo de los trenes, que deben seguir impasibles su marcha. La mujer contemplaba horrorizada cómo el menor se quedaba en tierra, y con impotencia reclamaba un auxilio inexistente.

Renfe explica que el suceso, que contaba este jueves el diario ‘La Opinión’ “es una excepción” en el funcionamiento regular de sus trenes. Que cuando estos cierran las puertas «deben cumplir con los horarios». Y que una vez surgido el problema, «el objetivo era garantizar la movilidad de los pasajeros; y así se hizo». Los viajeros sostienen que las puertas estuvieron cerradas unos minutos con el tren parado y que ningún miembro de la plantilla de Renfe atendió sus súplicas. Han redactado un escrito de queja, donde consta “el nefasto trato” dispensado a la angustiada pasajera

Todo ocurrió en cuestión de segundos. En cuanto el Talgo paró en el andén, la mujer y sus hijos iniciaron el planeado trajín para subir al convoy las maletas que portaban para su pretendido viaje. Repitieron la operación unas cuantas veces, porque los bultos eran numerosos. Y aún sin acabar la maniobra de carga, se cerraron las puertas. Quedaban en el andén algunos objetos y el menor de sus hijos junto a ellos. El Talgo partía sin mirara atrás.

La mujer intentó que el personal de Renfe la ayudara. El tren no puede parar, la dijeron. Presa del pánico, encontró solidaridad entre los pasajero del coche que le habían asignado. Las protestas resultaron estériles. Y el tren seguía su camino, alejándose de la estación, donde el niño perdido apenas si era consciente del suceso. Mientras, los viajeros intentaban ponerse en contacto con los operarios de Carmen para advertirles de la situación.

La madre conseguía hablar con el chaval una hora y media después de la salida del Talgo. La atribulada familia descendía del tren en Albacete, esperó la llegada de otro convoy y regresó a Murcia para reencontrase con el ‘niño perdido’, casi seis horas después del inicio del incidente. El pequeño aguardaba la llegada de sus familiares, protegido por la Policía Nacional que se hizo cargo del menor en cuanto los operarios comunicaron el incidente. “Estaba muy nerviosa y me sentía impotente”, decía la mujer que colmaba de atenciones y mimos al pequeño.

A las 13.00 horas volvía a parar el tren en la estación de El Carmen. La madre y sus tres hijos subían al convoy camino de Madrid. Renfe asumía el coste de todos los billetes, posteriores.

Anuncios

6 Respuestas a “El niño que perdió el tren y se quedó en el andén, mientras veía partir a su madre y hermanos

  1. Renfe, como siempre, con sus peregrinos argumentos. Mejor se hubiera callado, o defenderse con otros argumentos. El tren estuvo parado a puertas cerradas, que se pudieron y debieron abrir. Nunca unos protocolos, la mayoría, incompetentes en los tiempos que corren, pueden justificar estos hechos. Al asumir el coste de los billetes posteriores, está asumiendo la desafortunada conducta de los empleados de este inaudito caso.

  2. ¿Quién es el encargado de dar la orden de cierre de puertas? ¿Lo hace habiendo todavía bultos y pasajeros en el andén? Esa persona es la culpable. Y quien debería responder de los costes, las molestias y los perjuicios emocionales.

  3. En esos casos es preferible usar el freno de emergencia y hacer parar el tren. Es un caso que por encima del horario está la persona y su bien.

  4. Pingback: El niño que perdió el tren y se quedó en el andén, mientras veía partir a su madre y hermanos

  5. Pero tambien es cierto que si tenian tantas cosas para subir al tren, deberian haber avisado a alguien, o mirar mejor la hora. Sobre los “minutos” en que el tren estuvo detenido con las puertas cerradas… ¿a quien le consta? Si el tren se va, se va. Accionar el freno de emergencia podria haberse hecho antes de que el tren saliera del anden,. pero igual sigue habiendo responsabilidad de los pasajeros, que no tomaron en cuenta el horario.

  6. locomotoro253

    Soy maquinista de Renfe y seguramente ha sido un despiste del personal que da las “operaciones terminadas” al maquinista, bien por no cerciorarse y quizás un poco por falta de visibilidad (06:10=de noche), en los talgos creo que el maquinista no tiene función de “darse las operaciones terminadas” como hacemos en cercanías normalmente por los retrovisores, pantallas o cámaras instaladas en el andén. Habría que conocer bien la estación y los medios de que dispone y que desconozco. En el mismo instante que pasó eso el que se percató tenía que haber usado el freno de emergencia y no le hubiesen dicho ni mu. A mi me han cerrado en mi jeta puertas en andenes como Atocha y me ha tocado esperar al siguiente tren, es una costumbre muy fea que tienen muchos maquinistas que suelen soltar el comentario -el primero para el siguiente- porque suelen ir retrasados y quieren recuperarle tiempo al tren. Hay que intentar ser rápido al subirse y bajarse de los trenes porque estas cosas son muy comunes y yo ya he visto varias. No es el primero que baja a fumar al andén y se cierran puertas y se queda en tierra. Al interventor o persona encargada de dar las operaciones terminadas de ese tren habría que darle un toque de atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s