Un cochecito de bebé cae a las vías del metro arrastrado por el aire que provocan los convoyes


carrito-bebe-vias-metro

Pudo acabar en tragedia. Aunque ese ángel de la guarda que parece velar por los más pequeños evitó un desenlace fatal. Ocurrió el martes 26 de julio en el metro de Londres. ¿La culpa? Vamos a decir que fue un descuido y la corriente de aire que provocan los trenes en movimiento. Las imágenes del vídeo no dejan lugar para la duda. El peligro rondó en todo momento. Y quien no crea en milagros, que lo llame como quiera.

Una pareja pretendía viajar con sus hijos en el metro. El hombre dejó desatendido el carrito con su bebé para ayudar en el traslado de otro cochecito. El viento que provocan los convoys en el túnel chocó contra la sillita, la sacó del lugar e hizo que se precipitara a las vías, sin que nadie pudiera evitarlo. Por fortuna, la madre reaccinó a tiempo y, sin pensarlo dos veces, se lanzó a la vía para rescatar a su hijo. A los pocos segundos, un nuevo convoy entraba en la estación.

El incidente tuvo un final feliz, pero no cabe duda de que la reacción de la madre fue decisiva para salvar al crío. Las imágenes publicadas por la Policía de Transporte Británica demuestran el peligro que corrieron madre e hijo en las vías del suburbano. Aunque las imágenes se conocían desde el martes de la semana pasada, ha sido ahora cuando la policía decidido hacerlas públicas con el fin de conocer la identidad de los protagonistas. “El incidente fue aterrador. No solo el niño estuvo expuesto a un serio peligro, sino también la mujer que puso su vida en juego para sacar a su hijo de las vías”, explicó el inspector jefe de Mark Lawrie. “Necesitamos con urgencia identificar a las personas involucradas para asegurarnos que el niño no resultó herido como consecuencia de la caída a las vías”. El funcionario justifica la publicación de las imágenes en las televisiones para concienciar a todos de los peligros que pueden ocurrir en el suburbano, donde la atención debe ser constante.

Anuncios

Una respuesta a “Un cochecito de bebé cae a las vías del metro arrastrado por el aire que provocan los convoyes

  1. Sorprendente! Habéis visto la tranquilidad del tipo del anden como si no estuviera pasando nada . El con sus cascos y no se interesa por mirar. De ayudar de hablamos. Será esto la llamada flema inglesa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s