Archivo diario: agosto 7, 2014

Pasajeros solidarios zarandean un tren para liberar a un viajero que quedó atrapado entre coche y andén

rescate

Solidaridad, ante todo. La escena es inusual. No porque no sucedan ese tipo de hechos, sino por la reaccción solidaria de los viajeros. Quizá porque se metieron en la piel del accidentado y decidieron actuar. Lo cierto es que salvaron a su compañero de viaje de sufrir un percance desgraciado. El incidente ocurrió en la estación de Stirling, en el metro de Perth (oste de Australia). Decenas de pasajeros unieron sus fuerzas para liberar a un hombre que se había quedado atrapado en el hueco entre el andén y el coche en el que viajaba.

Aunque aún no se han esclarecido las circunstancias en que se produjo el incidente, un pasajero que intentaba subir al tren, resbaló con tan mala fortuna que su una de sus piernas quedó atrapada entre el coche y el andén. Tras sufrir el accidente, otro pasajero que se percató de lo ocurrido alertó al personal de seguridad de la estación. Varias personas se encontraban en el andén se acercaron a ver qué sucedía. Pero en lugar de quedarse mirando, decidieron actuar. Decenas de personas zarandearon los coches del tren hasta que lograron la inclinación suficiente para liberar la perna del afligido y dolido viajero.

Un portavoz de la empresa de transportes local Transperth, David Hynes, explicó que el pasajero se resbaló cuando intentó una maniobra extraña para penetrar en el vehículo, que estaba muy lleno. Las declaraciones se difundiron en la cadena de televisión australiana ABC. “Permanecía en la entrada del coche y, como no conseguía un sitio, sacó una pierna, resbaló hacia el hueco y quedó atrapado“, relata Hynes. Las imáganes llegaron de inmediato a youtube.

“Nuestro personal decidió reunir a los pasajeros. Había muchas personas presenciando la situación. Alguien tuvo la feliz idea de organizarlos para actuar a la vez e inclinar el tren para alejarlo del andén, llegar hasta el infortunado y rescatarle”, explica Hynes, que enfatiza que este incidente no fue provocado porque el tren estuviera saturado. Un final feliz.