El Talgo que unirá Moscú con Berlín recorre las vías en prueba con los colores de los ferrocarriles rusos


talgo-rusia-tren

El tren que cubrirá la línea Moscú-Berlín y otros destinos desde la capital rusa como la ciudad de Nizhni-Nóvgorod recorre ya las vías en prueba con los colores encargados por los ferrocarriles rusos (RZhD). Tras su presentación hace unos días en Shérbinka, a las afueras de Moscú, el tren realiza las pruebas pertinentes para acoplar los nuevos vehículos de la patente española a sus locomotoras.

Talgo y Adif firmaron en 2011 un contrato con RZhD para dotar a los ferrocarriles rusos de siete ramas de la tecnología española con veinte coches cada una de fabricación en las factorías de los Oriol. El paquete incluye además el sistema automático para el cambio de ancho de vía, ya que el ruso -al igual que el español- es mayor que el europeo. Este mecanismo está ya siendo instalado en Brest, en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. Con el objetivo de gestionar el pedido, Talgo abrió su primera oficina en Moscú el pasado mes de noviembre.

Shérbinka es el polígono de pruebas que utiliza habitualmente RZhD y las verificaciones con los coches Talgo se encuentran ya en su última fase. Después se llevará a cabo la correspondiente certificación. Así lo aseguró el presidente de la compañía ferroviaria rusa, Vladímir Yakunin. Inicialmente se había previsto que parte de los trenes encargados a Talgo hubieran sido empleados en la línea Moscú-Kiev.

Sin embargo, debido a la crisis que sufren las relaciones en Rusia y Ucrania y al descenso del tráfico ferroviario entre ambos países, esos convoyes, según Yakunin, “serán utilizados entre Moscú y otras ciudades rusas, la primera será Nizhni-Nóvgorod” probablemente antes de que finalice 2014. A Minsk, Varsovia y Berlín comenzarán a viajar el año que viene. La idea es conseguir con los trenes adquiridos a Talgo reducir los tiempos de viaje sin tener que invertir en la mejora de las vías.

Talgo y Adif ofrecieron a RZhD su tecnología y llevaron un primer convoy para su experimentación en las duras condiciones del invierno ruso en 1996. El tren realizó entonces un viaje de prueba entre San Petersburgo y Moscú. Pero costó casi 15 años de negociaciones entrar en el mercado ruso. Talgo está hoy presente también en Kazajstán y Uzbekistán. Todos estos contratos, según la firma de los Oriol, “han supuesto un hito de gran relevancia para la industria ferroviaria española y para la exportación de nuestra tecnología”.

Mario Oriol, adjunto a la presidencia de Talgo, aseguró durante esas fechas que “no son líneas de alta velocidad, pero sí de altas prestaciones, ya que gracias a nuestra tecnología se van a poder reducir los tiempos de viaje en un 30% sin inversión en infraestructura”. El directivo explicaba, además, que la nueva oficina serviría para “estar más cerca del cliente y preparar la llegadas de los trenes que se están construyendo en España”. Por su parte, el presidente de RZhD, Vladímir Yakunin, explicó que el tren Talgo Moscú-Kiev empezaría a operar en el último trimestre de 2014. El que unirá la capital rusa con Berlín deberá estar listo en 2015. Pero lo más importante, Yakunin sostiene que “Talgo tiene posibilidades de participar en Rusia en otros proyectos”.

(Cortesía Rafael Mañueco. Moscú)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .